Archive for the ‘Alimentación’ Category

Una entrevista muy interesante al Dr. Stefan Lanka

Poco a poco van cayendo los mitos y los timos de la medicina oficial (artificial). Como los estudios y las investigaciones desde hace décadas únicamente van dirigidas a soluciones químicas totalmente artificiales, se llega a un punto en el que no queda nada de valor que sea aprovechable.

Mucha gente que ha vislumbrado la falsedad de los métodos que usan los nuevos brujos con bata blanca, siguen pensando que con las nuevas, sofisticadas y caras máquinas de diagnóstico se podrá saber cuál es la enfermedad que se padece, para luego poder hacer un tratamiento natural y alejado de la química. Siento desilusionarlos, pero cualquier diagnóstico basado en falsas teorías, sigue dando resultados incorrectos. Pensar que una máquina que vale decenas de millones no se puede equivocar, a pesar de que sus constructores y programadores no tengan ni idea del asunto que maneja la máquina, es una evasión de la realidad muy infantil.

Yo comprendo los motivos que empujan a la gente a admitir que si a un burro le pones una bata blanca podrá volar. Los viejos defectos de toda la vida, la ignorancia, el miedo y las prisas, unidos a altas dosis de irresponsabilidad, pueden hacer creer que la tecnología puede obrar milagros.

A las personas les resulta más cómodo creer que los unicornios cabalgan sobre el arco iris, que hacer una dieta sana que les restaure su salud por completo. Desgraciadamente para ellos, la naturaleza no utiliza los cuentos de hadas en la vida real.

La leyes naturales son muy fáciles de entender, aunque la gente se esfuerce mucho para no entenderlas. Una de las más importantes es la siguiente: cada producto que te vas a comer lleva pegada una factura inseparable. Si te comes un producto, tendrás que pagar la factura adherida con total seguridad. La factura no se puede pagar con dinero y, nadie, por mucho poder que tenga, podrá dejar de pagarla. Si buscas algún truco para no pagar la factura, el importe irá aumentando con los intereses de demora, hasta que tu saldo vital no pueda hacer frente a la cantidad acumulada.

Pero también hay buenas noticias: hay muchos productos sencillos y baratos que en vez de llevar enganchada una factura, devengan un abono de energía, salud, vitalidad y placer. Cada vez es más difícil encontrar una buena excusa para seguir yendo a las fábricas de enfermos oficiales.

 

Artículos relacionados

El diagnóstico

Cómo reemplazar a los médicos por robots

La gente no muere, se mata

Cómo llegar a los cien años sin meter la pata

¿Por qué la gran mayoría de los vegetarianos enferman?

Los seres humanos y su eterna búsqueda de la magia

Drogas peligrosas poco conocidas: la irresponsabilidad

Ejercicio de discernimiento: ¿Puede ayudarte a salvar la vida un tumor cancerígeno?

 

El chivo expiatorio del gluten

Hay productos que se ensalzan sin motivo y otros se criminalizan exageradamente. Las modas van cambiando y van poniendo en la diana ciertos productos, que con el tiempo a veces pasan de un extremo al otro de la balanza. Todavía me acuerdo cuando decían que el aceite de oliva producía colesterol, y 40 años después ayuda a corregirlo. El chiste es más gracioso cuando se sabe que no hay colesterol bueno o malo, y que lo único peligroso es el tratamiento con estatinas.

El verdadero problema es que los profesionales de la enfermedad ni son capaces de razonar en segundo grado, ni vislumbran las consecuencias de sus propuestas. Cogen la lista de productos malos de moda y arrasan con ellos hasta los cimientos.

La lista de productos malos de los nutricionistas no tiene en cuenta si son buenos o malos para la salud. Lo más importante es saber si engordan, si crean intolerancias o producen síntomas. En vez de solucionar la causa primera que produce los problemas, se cambian los productos que producen los síntomas por sucedáneos, aunque los últimos sean mucho peores para la salud. Sigue leyendo

Patatas fritas igual de sanas que hervidas

En mi larga y ancha vida nunca he conocido a nadie que supiera freír patatas. Si ves en Internet algunos vídeos de los que se llaman buenos cocineros friendo patatas, dan ganas de llorar. Para poder comer patatas fritas y vivir cien años hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

1 – Hay que disponer de una freidora de patatas que obligatoriamente debe cumplir los siguientes requisitos:

  •  Debe tener control de temperatura que pueda bajar cerca de los 100 grados. Esto es indispensable.
  •  El depósito donde va el aceite debe ser de acero o porcelana, y tiene que poder sacarse para vaciarlo y limpiarlo.
  •  La cesta donde van las patatas tiene que ser de acero.
  •  La capacidad debe de ser de 4 litros como mínimo. Los que no acostumbramos a cometer incompatibilidades, cuando comemos patatas lo hacemos como plato único y ensalada. Yo tengo una freidora de 4 litros y poniendo la cesta a rebosar dos dedos por encima de su capacidad, salen justo dos platos como el de la foto. O sea, con una freidora de 4 litros viene justo para que coman dos personas sin pasar hambre.

2 – Siempre hay que freír con aceite de oliva. Todo el mundo fríe con aceite de girasol, con lo que consiguen que a los 5 minutos el aceite sea veneno. Para empeorar la situación, en casi todos los sitios tardan semanas en cambiar el aceite, así el veneno se va concentrando hasta llegar a tener una toxicidad muy potente. Si quieres saber de qué veneno hablo, pregúntale a tu estómago cómo le han caído los churros del domingo por la mañana. Sigue leyendo

Tahini hecho con semillas crudas y con sabor a tostado

Como me gusta probar cosas nuevas y variadas, he hecho tahini usando pipas de girasol, sésamo, nueces, aceite de oliva virgen, aceite de girasol bio y sal a gusto. Todos los ingredientes son crudos.

Por el mediodía pongo las pipas de girasol en agua de mar para que se activen. Y después de cenar, aprovechando la tarifa barata de electricidad pongo las pipas escurridas en bandejas en el deshidratador. También pongo sésamo crudo y nueces en el deshidratador y lo dejo todo a 45 grados toda la noche.

Los que tengan el deshidratador pequeño y no les quepa tanta cosa, pueden poner las nueces encima de la rejilla del destilador, por donde sale el aire caliente, y funciona igual. Se trata de quitarles el máximo de humedad para que el sabor aumente.

PREPARACIÓN

Pongo las nueces sin cáscara, el sésamo y las pipas de girasol deshidratadas a partes iguales. También pongo el aceite de oliva virgen extra y el de girasol bio de extracción en frío, la mitad de cada uno. La sal a gusto. Lo ideal es poner poca y añadir poco a poco para no pasarse.

Se puede hacer en una batidora o ponerlo todo en un tarro y hacerlo con el minipimer.

Tahini

Es una golosina para los niños hasta de 100 años. Sirve para untar el pan, poner encima de las patatas, aliñar verduras o comer a cucharadas como si fuera helado caliente de turrón blando salado. Con el Pan amasado con zumo de tomate, es un manjar.

Usando este tahini se aportan al cuerpo valiosos nutrientes que no son fáciles de encontrar, o que no apetece comer en su estado natural: los ácidos grasos esenciales presentes en el girasol, que se encuentran en pocos alimentos, y que si se cocinan se destruyen con mucha facilidad. El aporte de calcio orgánico y asimilable del sésamo. El omega 3, etc.

Para las dietas crudas que no suelen producir la sensación de saciedad, este aliño mata el hambre sin recargar el organismo de productos morbosos o indigestos.

Aquí se explican con detalle dichas propiedades:  Cómo aprovechar las inmensas propiedades del girasol y su aceite

Tanto las semillas como los aceites los compro en el Rincón del Segura. He hablado con ellos para que tengan un detalle con los lectores de este blog, y no cargarán gastos de envío a todos los que compren 20 kilos de productos o más. Además harán un 3% de descuento de todos los productos en cada pedido.

Al hacer el pedido, hay que poner de parte de Francisco Llinares o Escuela de Salud, y tendrán esa atención.

Cómo llegar a los cien años sin meter la pata

Como dije en el artículo La gente no muere, se mata, para alcanzar la edad a la que deberían llegar todos y que no llega casi nadie, es más importante no cometer errores de bulto que cuidarse. Si la gente muriera de muerte natural, podríamos llegar a la conclusión de que si no han vivido más años es porque no se han cuidado lo suficiente. Pero, como nadie muere de muerte natural, quiere decir que casi todos han cometido un error que les ha acortado la vida. Por tanto, si queremos vivir la cantidad de años para los que estamos diseñados, tenemos que poner más atención en no cometer errores que en llevar una vida sana. No estoy diciendo que una vida sana no sea necesaria para vivir más de un siglo, sino que la vida sana no es suficiente si cometemos errores que acortan sustancialmente los años de vida que hubiéramos disfrutado sin cometer dichos errores.

He visto cientos de personas a mi alrededor arruinar su vida o destrozar su salud al cometer errores de bulto que no hubieran resistido el más mínimo razonamiento lógico. Repasemos un listado de los errores más graves:

LOS TRATAMIENTOS MÉDICOS SON LA TERCERA CAUSA DE MUERTE

Los estudios oficiales dicen que son la tercera causa de muerte, pero yo no estoy de acuerdo. Mi afirmación se basa en que las dos causas de muerte que van delante, han sido provocadas en un porcentaje muy alto por falsos diagnósticos, tratamientos absurdos e inadecuados, y la aplicación de medicina de guerra para tratar síntomas irrelevantes. Sigue leyendo

Recopilación de testimonios de enfermos curados con medicina natural

Hace diez años que funciona este blog y está publicado el libro verde de la derecha. Yo calculo que, entre el libro y el blog, puede que haya ayudado a recuperar la salud a una persona por cada año, lo que dejaría la cifra por debajo de la docena.

En algunos comentarios hay lectores que afirman que la cifra es muy superior, aunque yo no lo tengo claro.

Durante estos diez años he intentado varias maneras diferentes de exponer el asunto para ver si encontraba la piedra filosofal, pero me temo que sigo sin encontrarla. Hace algo más de un año estoy probando un método original que no suele usar nadie, que es insultar a los lectores, pero creo que tampoco estoy obteniendo mejores resultados que con los métodos anteriores.

Me gustaría que los que se hayan curado usando la información expuesta en el blog y el libro, sin usar medicamentos, venenos, hechizos o encantamientos, lo digan en los comentarios de este artículo. Para ayudar a los que tengan el mismo problema, será muy útil que hagan una breve descripción de sus problemas y lo que hicieron para curarse.

Espero vuestros testimonios. Cuando alguien se ha beneficiado gratuitamente de un conocimiento o experiencia, debe agradecerlo pasando esa información a otros que les pueda hacer falta.

Instrucciones para la fabricación, mantenimiento y alimentación de seres humanos pequeñitos

Aunque sé con seguridad que nadie hará las cosas correctas en su totalidad, quiero aportar una lista detallada de todo lo que habría que hacer, de principio a fin, para que cada cual pueda escoger lo que se va a saltar.

He dicho muchas veces que lo de engendrar hijos es conveniente empezarlo siete años antes de la concepción. La cifra de siete años se debe a que es el tiempo que tarda el cuerpo en recambiar la gran mayoría de las células. De esa forma, el nuevo ser es engendrado en un cuerpo y con unos materiales de la mejor calidad disponible.

Como es obvio, durante esos 7 años, tanto la madre como el padre deben hacer una dieta sana con el 80% crudo, sin usar drogas legales o ilegales. En las drogas legales están incluidos también todos los medicamentos. También es conveniente demostrar que los dos son ya seres adultos. La mejor demostración de que alguien ya ha pasado la etapa infantil, es estar los 7 años sin coger rabietas, disgustos, berrinches, discusiones acaloradas, etc. Tampoco es de adultos guardar rencor, ira, envidia o deseos de venganza.

Durante esos 7 años es conveniente que se informen concienzudamente sobre los riesgos que supone el vacunar, o el no vacunar. Deben tomar esa importante decisión estando convencidos de lo que hacen y no porque se lo ha dicho la vecina o el pediatra. Estar convencidos supone asumir las ventajas y los inconvenientes en ambos casos. Si no hay acuerdo, el que no quiere vacunar debería pensárselo bien antes de tener un hijo, pues tener un hijo autista por un capricho de la pareja es la forma más rápida de pasar del amor al odio y destruir la familia. Sigue leyendo