Archive for the ‘Mutilaciones innecesarias’ Category

La sociedad americana del cáncer admite que los tratamientos convencionales del cáncer causan más cánceres

Traduzco las jugadas más interesantes de este artículo, para aquellos que no conozcan idiomas raros. A los que los entiendan, les recomiendo la lectura completa junto con todos los enlaces.

Aquí está mi traducción libre:

Cuanto más radioterapia reciba, más probable es que desarrolle un segundo cáncer causado por la radiación que, según este documento publicado por la Sociedad Americana del Cáncer, admite que ciertos órganos, como los pechos y la tiroides, son más propensos a desarrollar un segundo cáncer.

Esta información es seguida de un nuevo estudio que demuestra que los segundos cánceres en los estadounidenses han aumentado la friolera de 300% desde el 1970, todos los cuales son un tipo completamente nuevo de cáncer y no una recurrencia del primer cáncer.

El estudio también encontró que los primeros tipos de cáncer han subido el 70% en los últimos 45 años, destacando la rentabilidad creciente de una industria que no muestra signos de desaceleración en sus ganancias con los medicamentos contra el cáncer, alcanzado la cifra de 100 mil millones de dólares el año pasado.

La radiación, que puede dañar el ADN, se cree que es responsable de un 1,5% de cáncer en los Estados Unidos, y eso no es sólo por los tratamientos de terapia del cáncer, sino también de otras fuentes radiológicas, como mamografías y tomografías computarizadas.  Estas últimas emiten de 100 a 500 veces la radiación de una radiografía normal.

“Por cada 1.000 personas sometidas a una tomografía computarizada, la radiación añade un caso adicional de cáncer a los que normalmente se producen”, según The New York Times.

Las niñas que han recibido radioterapia como tratamiento del cáncer son mucho más propensas a desarrollar cáncer de mama más tarde en su vida.

Si un paciente recibe la quimioterapia y la radiación, el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer secundario se eleva aún más.

La quimioterapia se considera en realidad un mayor factor de riesgo para provocar leucemia que la radiación. El cáncer testicular también se ha relacionado con el tratamiento de quimioterapia.

Los segundos cánceres causados ​​por la quimioterapia son “difíciles de tratar y obtienen malos resultados en su curación”

*******

Cambiando de tema, resulta interesante leer las actividades reales de la Sociedad Americana del Cáncer en la Wiki de las verdades.

Dice cosas tan divertidas como que un tercio de lo que recaudan se lo quedan los administradores.

Tienen tremendos conflictos de intereses, pues reciben donaciones millonarias de la industria del cáncer. Siguen promocionando las mamografías, cuya seguridad y eficacia ha sido puesta en duda muchas veces. Después de 10 mamografías, una mujer ha recibido la misma radiación que si hubiera estado a un kilometro y medio de la explosión de una bomba nuclear.

Uno de los directivos es presidente de una empresa que vende quimioterapia. Otro es presidente de una multinacional farmacéutica, etc.

En definitiva, esta asociación se dedica a vender tratamientos caros y peligrosos, y a poner trabas a la prevención natural del cáncer con dietas sanas, o a desprestigiar tratamientos naturales que han demostrado su eficacia.

Si a alguien le diagnostican cáncer, debería leerse todas las entradas incluidas en la categoría de cáncer, informarse muy bien, no creerse nada de nadie y luego tomar decisiones sensatas sobre lo que debe hacer con su vida. Y como dije hace poco, procurar desterrar el miedo y la prisa, que son los verdaderos peligros para alguien etiquetado de cáncer.

Anuncios

Los cánceres de mama y próstata son muy raros en China

En China ocurren cien veces menos cánceres que en los países occidentales. En el vídeo de abajo explican que ello se debe fundamentalmente al consumo de leche y sus derivados.

Los interesados en la salud llevamos décadas repitiendo estos hechos tan obvios, que al final acaban reconociendo los organismos oficiales, aunque lo suelen hacer unos 30 años tarde.

La mujer que sale en el vídeo se somete a la quimioterapia con total naturalidad, como si hubiera alguna evidencia de que la quimio ha curado alguna vez el cáncer de mama (si alguien es tan amable de copiar la referencia primaria de dicho estudio, le estaré muy agradecido).  Por ley de probabilidades, es casi imposible que la misma persona que se da cuenta de que los lácteos causan cáncer descubriera al mismo tiempo el timo de la quimioterapia.

Como he repetido algunas veces, cuando a alguien le diagnostican cáncer, contrae dos problemas muy graves. Curiosamente, ninguno de esos problemas es el cáncer en sí mismo.

Los dos citados problemas son el miedo y la prisa por hacer algo. Estos dos problemas son los que acaban matando a una gran parte de las personas diagnosticadas con cáncer.

Copio unos párrafos de un excelente artículo escrito por Don Juan Gérvas, con mi expresa recomendación de leerlo entero varias veces. Pinchar aquí:  Todos tenemos cáncer  

Se hace una biopsia cuando se sospecha que hay un cáncer. Por ejemplo, biopsia de próstata, de mama, de piel, de tiroides, de médula ósea, de hígado, etc. Con la biopsia se toma un trozo de tejido y después se examina al microscopio.

El “aspecto” al microscopio es clave en el diagnóstico (por la presencia de células malignas), pero no es suficiente y no sabemos cómo distinguir los cánceres que evolucionarán hasta la muerte de los que “dormirán” o se “autodestruirán”.

Es decir, con la biopsia se puede saber si hay cáncer, pero no si el cáncer es “bueno” o “malo”.

Por consecuencia, y “por si acaso”, se tratan todos los cánceres como si fueran “malos” (cirugía, quimioterapia, radioterapia y seguimiento a largo plazo). Los pacientes creen haber sido salvados de un cáncer “malo”, pero en muchos casos han sido condenados pues, teniendo un cáncer “bueno”, son tratados como si fuera “malo”.

Paso a analizar los dos verdaderos problemas que muchas veces matan:

EL MIEDO

El miedo paraliza e impide razonar con lógica. En ese estado no se atiende a los razonamientos de los demás ni hay interés por informarse imparcialmente del tema.

Equivocadamente se acepta el mismo tratamiento que ha escogido la mayoría, sin querer ver que la mayoría históricamente ha estado equivocada siempre, y que nunca se ha demostrado científicamente que dichos tratamientos hayan curado en vez de empeorar la situación.

Supongo que se desata uno de nuestros instintos atávicos de sentirse protegido dentro de la manada, cerrando los ojos al hecho evidente de que la manada está siendo conducida al matadero.

Los tratamientos oficiales, además de ser cancerígenos, matan a más gente que los que hubieran muerto si no se hubiera tratado de cáncer a nadie.

LA PRISA

Tener prisa es lo peor que puede hacer alguien diagnosticado de cáncer. Hay que tener en cuenta que un tumor tarda muchos años antes de empezar a molestar o producir problemas graves. Tomar decisiones precipitadas es una temeridad, sobre todo estando en manos de la industria para la que el cáncer supone beneficios de miles de millones al año.

Se deberían descartar las prisas, pues iniciar un tratamiento enseguida o un año después, no va a suponer una diferencia apreciable.

Lo primero que habría que hacer es informarse de los porcentajes de falsos diagnósticos; de sobrediagnósticos; de la imposibilidad de saber si un cáncer es bueno o malo, como se ha dicho arriba; de los estudios que demuestran que los enfermos sin tratar sobrevivien muchos más años que los pacientes tratados; que, según los estudios, la probabilidad de sobrevivir cinco años gracias a la quimioterapia es del 2.30%, y en el caso concreto del cáncer de mama es del 1.50%; que en este blog se han propuesto más de una docena de remedios para curar el cáncer que no tienen el más mínimo efecto secundario, a diferencia de la quimio, para la que los médicos usan un equipo especial porque si se les escapan unas gotas les quema la piel, y a nadie le extraña que un líquido tan peligroso con sólo su contacto se inyecte en la vena.

Después de informarse, se pueden probar algunos de esos remedios no peligrosos para la salud, y si después de un tiempo no han funcionado, siempre se estará a tiempo de mutilar, quemar o envenenar el cuerpo.

La medicina oficial dice que ahora se curan más cánceres gracias a que se cogen a tiempo. Dicha estadística está desvirtuada por las personas que, además de no tener cáncer, tienen una salud de hierro para someterse a la quimioterapia y salvar su vida. Estas personas sanas pasan a engrosar la lista de los que han sobrevivido al cáncer, cuando nunca lo tuvieron. Además, para formar parte de la estadística de curado de cáncer, sólo hay que sobrevivir cinco años. Los que mueren de cáncer a los cinco años y un día constan como curados.

La ignorancia de Angelina Jolie es peligrosa para las demás mujeres

A la actriz Angelina Jolie no se le ha ocurrido otra cosa que someterse a tres operaciones para amputarse los dos pechos.

El miedo a morir de cáncer, junto con su ignorancia, la han llevado a cometer semejante desatino. Si hubiera cometido semejante estupidez y no hubiera dicho nada a nadie, yo tampoco hubiera escrito nada. Cada persona tiene el derecho de destrozar su vida como le parezca oportuno. Pero Angelina no se ha conformado con hacer esa barbaridad y guardarla en secreto, ha tenido la necesidad de publicarla para que todo el mundo lo sepa. No contenta con ello, dice que su esperanza es que otras mujeres en una situación similar se puedan beneficiar de su experiencia, que aprendan que tienen múltiples opciones de confrontar esta enfermedad.

Esta actitud produce dos problemas:

– Algunos famosos, porque han tenido éxito en alguna rama del espectáculo, se creen que son muy inteligentes. Ello les lleva a pensar que deben comunicar cualquier estupidez que se les ocurra para que su genialidad sea bien aprovechada.

– El segundo y mayor problema es que la gente los toma de ejemplo, y el daño que pueden hacer es ilimitado. No hay nada más peligroso que un ignorante bienintencionado.

A continuación expongo las razones por las que afirmo que Angelina, que se ha amputado los pechos debido a que unas pruebas genéticas dicen que tiene un porcentaje alto de padecer cáncer, ha cometido una estupidez.

1 – Suponiendo que ese tipo de pruebas genéticas fueran fiables, que no es el caso, seguiría siendo arriesgado confiar en ellas debido al conflicto de intereses. La mejor prueba de lo que digo es que las acciones de las empresas implicadas subieron muchísimo el día que Angelina cometió la imprudencia temeraria de publicar lo que había hecho.

2 – Ella se ha mutilado el cuerpo confiando en unas personas que, si le decían que tenia una probabilidad alta de tener cáncer, iban a ganar centenares de millones (ya sabían que su ejemplo iba a ser seguido por miles de mujeres); pero, si le decían que no tenía ningún riesgo, no iban a ver un duro. Hasta el más tonto hubiera recelado de los resultados.

3 – Aun en el caso poco probable de que las pruebas fueran fiables y de que se hubiera actuado de buena fe, seguiría siendo una tontería mutilarse. Hay numerosos estudios que demuestran que los genes se pueden activar o silenciar de maneras tan sencillas como hacer ejercicio, cambiar de alimentación, evitar productos contaminantes, dejar de consumir medicamentos, etc., etc. Todo esto se pone de manifiesto con los gemelos que, aunque tienen los mismos genes, no sufren las mismas enfermedades.

En este excelente artículo se explica el asunto con todo lujo de detalles. Lógicamente, los criminales que han inducido a Angelina a enterrarse por capítulos conocen perfectamente la poca fiabilidad de sus pruebas y los estudios que acabo de enlazar, pero su objetivo es ganar ingentes sumas de dinero a costa de la salud y la vida de los ignorantes que piensan que, porque llevan una bata blanca, saben mucho de algo.

4 – Mucho más efectivo, menos doloroso, más saludable y menos caro, hubiera sido que Angelina se hubiera informado de los métodos naturales que impiden que su cuerpo pueda desarrollar cáncer sin tener que despiezarse como una res en el matadero. Cosas sencillas como mantener sus fluidos internos con un pH alcalino, dejar de consumir aditivos cancerígenos, no comer carne quemada, no someterse a mamografías que producen más cánceres que los que detectan, etc. Con estas cosas, las probabilidades de mantener la salud son mucho más altas que con las mutilaciones.

5 – También le hubiera ayudado mucho que conociera una docena de métodos para curar el cáncer. Habiendo hecho las cosas del punto anterior,la probabilidad de tener cáncer es remota. Un tumor necesita una década para empezar a dar problemas y, si haces las cosas bien, le impides su crecimiento. Lo mejor es no asustarse, tomarse las cosas con calma e ir probando los tratamientos sencillos, inocuos, eficaces y baratos. Pinchando en la categoría de cáncer hay una variedad de enfoques diferentes para tratarlo.

6 – Si cortar trozos de cuerpo sano es una manera de evitar el cáncer, no habría que pararse en el cáncer de mama. ¿Por qué no amputar los pulmones de los fumadores? ¿O amputar los ovarios antes de los 15 años? Con esa medida se evitaría también el cáncer de los hijos, porque no nacería ninguno. ¿Y por qué no evitar las caries arrancando todos los dientes sanos a los 20 años? Por qué prevenir sólo el cáncer y no el resto de las enfermedades? Si se amputan los riñones, ya no se tendrán piedras jamás.

Me acuerdo del ingenuo de Hipócrates, que decía que lo primero que debe procurar el médico es no dañar.

Mutilaciones no, gracias: la circuncisión

 A mi me extirparon las amígdalas de pequeño (si yo hubiera sido más fuerte que el médico, eso no hubiera ocurrido). La razón que se adujo para ello es que ya tenía la edad adecuada para quitármelas.  

Recuerdo muy bien una sala llena de niños que en una mañana fueron todos despojados de una parte necesaria de su cuerpo. Los hijos pagan muy cara la ignorancia de sus padres. Es inmoral, es injusto, es una aberración, pero desgraciadamente esa realidad sigue su curso de manera arrolladora.

 

La estupidez humana y la falta de responsabilidad de los padres que delegan estos asuntos importantes en manos de sinvergüenzas, propiciará que esta nueva generación trunque el ascenso de la esperanza de vida de la población mundial, que hasta ahora no había dejado de aumentar.

 

Los jóvenes de ahora vivirán menos años que sus padres, pero eso no es lo peor: desgraciadamente para ellos, su calidad de vida será ostensiblemente peor que la que tuvieron sus progenitores. Parece un chiste de mal gusto decir esto, cuando se puede leer todos los días que las terapias genéticas serán la panacea de todos los males y traerán la eterna juventud a la especie humana. Que no os engañen, todo eso no es más que una sarta de mentiras. 

 

A la naturaleza no se la puede engañar. La única manera de sobrevivir es acatando sus leyes. Últimamente hay muchos locos peligrosos que les gusta jugar a ser Dios, pero es vuestra obligación saber que a los locos no hay que hacerles caso en nada, y mucho menos ponerse en sus manos.

 

 

http://video.google.es/googleplayer.swf?docid=-5395565256830319025&hl=es&fs=true