Archive for the ‘Autoayuda y Actitud mental’ Category

Propongo la creación de la asociación más solidaria y desprendida del mundo

La mayoría de las asociaciones se dedican a dar limosnas de lo que les sobra o ser solidarios aportando una pequeña parte de sus ingresos. La mayoría ejerce la caridad para acallar su conciencia. Son conscientes de que son unos privilegiados en la sociedad, y dando una pequeña parte de lo que no necesitan, se fabrican una imagen social de personas comprometidas y solidarias.

Yo pienso que la verdadera solidaridad es dar de lo que falta, de lo que escasea, de lo que no hay suficiente, de lo que es imposible de conseguir. Lo que se puede pagar con un dinero que no se necesita no tiene valor a nivel humano. El máximo nivel en solidaridad y desprendimiento en favor de los demás es renunciar a algo muy escaso a lo que se tiene derecho, para cederlo a alguien al que se considera más necesitado.

Propongo crear una asociación, a ser posible registrada oficialmente y con un carné de socio que se pueda presentar a las autoridades, para agrupar a todas aquellas personas dispuestas a renunciar a cosas que les podrían salvar la vida, para cederlas a personas que crean estar más necesitadas de esos productos. Será la primera asociación que antepone la vida del prójimo a la propia vida de los socios.

Los donantes de sangre o donantes de órganos benefician al prójimo, pero no arriesgan su propia vida en sus donaciones. Los socios de la organización que estoy proponiendo pondrán siempre su vida en riesgo mientras quede un sólo individuo necesitado, sin discriminación de color, sexo, nacionalidad o raza.

En el carné de socio, que intentaremos que sea reconocido por las autoridades sanitarias, expondrá claramente que, mientras cualquier ser vivo reclame o esté interesado por cualquier tratamiento médico o sanitario, el portador del carné de la asociación le cederá su turno, su derecho a recibir cualquier tratamiento, o el reparto de cualquier medicamento del que no se pueda fabricar suficiente debido a pandemias o desastres naturales.

Para que quede clara la humanidad de los socios más allá de su deber cívico, voy a poner unos ejemplos:

Mientras haya un ser vivo en el planeta que quiera inyectarse cualquier vacuna, cuya producción sea insuficiente, el socio de este humanitario club cederá la suya, aunque él mismo sea considerado como grupo de riesgo. Los socios que ostenten el honor de pertenecer a esta asociación, serán los últimos del planeta Tierra en ser vacunados.

El mismo orden se establecerá a la hora de aplicar cualquier tratamiento curativo o paliativo. Los socios siempre se quedarán los últimos.

También serán los últimos a la hora de ingresar en hospitales saturados, o de ocupar una cama en la UCI. Siempre cederán su turno a alguien que crea estar necesitado de esas atenciones.

Me gustaría que tanto el nombre de la asociación como su forma jurídica se debatiera en los comentarios, para que pudieran aconsejar personas mucho más informadas que yo en estas lides.

A la espera de otras propuestas, sugiero el nombre de APPLE. (Asociación Para la Protección de Los Enfermos). Si alguien propone alguno que guste más, yo votaré a favor del otro nombre.

También quiero debatir si, a nivel legal, puede ser mejor fundar una asociación o una religión. Se trata de adoptar la mejor forma jurídica que nos garantice el pleno cumplimiento de los estatutos sin que pueda haber injerencias externas al grupo.

La propuesta la hago seriamente y espero que se sumen muchos socios desprendidos y comprometidos, a ser posible que razonen en segundo grado, para no tener que dar explicaciones obvias.

Los 5 mandamientos del buen pasota

Por algún motivo desconocido los seres humanos empezamos a razonar antes de estar preparados para poder controlar ese gran potencial. El resultado final es que todo el mundo percibe su gran potencial, y luego acaba frustrado porque no usa ni el 2% de lo que cree que podría usar. Todo el mundo siente que su destino es hacer algo mucho más importante de lo que hace, y acaba cometiendo locuras y metiéndose en berenjenales de los que luego no sabe cómo salir indemne.

El razonamiento es una potente arma de doble filo y a la gente no le han dado el libro de instrucciones. En esas condiciones las personas tienen pocas posibilidades de ser felices. En términos informáticos podríamos decir que todas las personas tienen un exceso de RAM, lo cual no es malo, los problemas vienen cuando quieren usar toda su capacidad sin conocer las consecuencias últimas de sus actos, sin tener la escala de valores adecuada, sin tener un índice de prioridades y sin conocer la frontera que separa la realidad de sus fantasías.

Ser un buen pasota nos podría ayudar a librarnos de las consecuencias más graves en nuestra alocada carrera hacía no sabemos dónde. A continuación propongo los 5 mandamientos del pasota y unos deberes ineludibles:

1 – No tener creencias. Las creencias producen una distorsión de la realidad y empujan a tomar decisiones equivocadas, lo cual es la principal fuente de sufrimiento. Sigue leyendo

La frágil y escurridiza libertad

La libertad no se pide, se conquista y se conserva cada día. La libertad no puede depender de que alguien tenga a bien concedértela.

Lo primero es no dejarse arrebatar la dignidad, pues no puedes hacer valer tu libertad a quienes te han perdido el respeto. Si te quitan tus derechos y lo consientes, has pasado a ser un siervo del señor feudal que detenta el poder en cada momento. Luego no debes quejarte cuando amplíe el derecho de pernada también para los varones.

Suele llegar un momento en la vida en el que las personas se ven obligadas a elegir entre la libertad y la seguridad. Normalmente suelen escoger la segunda, y en ese acto pierden las dos.

Una persona libre debe procurar tener cubiertos sus imperativos vitales: comida, techo y abrigo. La comida sana es muy fácil de conseguir. De techo sirve cualquiera que no tenga goteras. Y como abrigo siempre se pueden coger unas mantas de las que dan a los inmigrantes y las tiran porque tienen calor. O sea, que para cubrir las necesidades básicas no hace falta robar el Banco de España.

Tener cubiertos los imperativos vitales es importante, para que nunca unas circunstancias adversas te obliguen a renunciar a tu libertad o tu dignidad para conseguir un trozo de pan.

Para ser libre de verdad no se puede depender de nada ni de nadie: Sigue leyendo

Unos consejos sobre temas monetarios en época de crisis

Como un lector me ha pedido que amplíe las cosas que se pueden hacer para no salir malparado de la crisis que viene, voy a añadir algunas cosas a las que ya he dicho con anterioridad.

El dinero en los bancos está en peligro, pues ningún banco dispone del dinero que tenemos allí depositado, ya que lo ha prestado. Se podía decir que el negocio bancario se basa en estar siempre al borde de la quiebra. Si se propaga un pánico, y la gente va en bloque a sacar el dinero de las cuentas, el banco no puede hacer frente a esa situación, es lo que se llama una corrida bancaria que ha pasado miles de veces en la historia.

La gente está tranquila pensando que el Estado garantiza 100.000 euros por cada depositante. ¡Que bonita es la inocencia! Precisamente, la mayor parte de los pánicos suelen ser porque el Estado es más insolvente que los bancos. En España, por ejemplo, para que el Estado pudiera hacer frente y devolver a los depositantes sus 100.000 euros, algún multimillonario extranjero le tendría que prestar el dinero, el problema es que no quedan multimillonarios tontos, pues los que había se arruinaron y ya no tienen un duro.

Llegado ese momento, el Estado puede hacer una de las tres cosas siguientes:

1- Repartir la poca liquidez de la que dispone, y en vez de dar los 100.000 euros dar 10.000, o alguna cifra pequeña hasta donde llegue. Sigue leyendo

Por qué las personas tienen defectos de nacimiento y los animales salvajes no

Es curioso que los animales salvajes siempre hacen lo que deben hacer. Nunca hacen nada que perjudique a su salud, a su especie, a sus crías, a la naturaleza o al propio planeta.

En cambio, la mayoría de los seres humanos, ni una vez en toda la historia ha hecho lo que más les convenía. Como si estuvieran influidos por una maldición, las personas siempre escogen la opción que más daño va a causar, tanto a ellos mismos como a sus descendientes, y si pudieran destruirían toda la galaxia.

La gran diferencia entre personas y animales obedece a los defectos que los humanos traen de fábrica y que los animales no tienen. Si buscamos la razón de esta enorme diferencia enseguida la encontramos: los animales no pueden razonar y las personas nacen con el defecto de poder hacerlo. Si el razonamiento se usara correctamente no sería un defecto, pero como desde el principio se ha usado mal, ha sido el causante de que seamos la única especie enferma, acomplejada, débil, destructiva, amargada, ignorante, que anda con prisas sin saber a dónde va.

¿POR QUÉ RAZONAN LOS HUMANOS Y LOS ANIMALES NO?

Es evidente que los humanos no llegaron a razonar a través de la evolución, para eso se necesitarían unos cuantos cientos de millones de años.

Tenemos ejemplos de algunos primates que después de varios millones de años de evolución empiezan a hacer razonamientos sencillos, como usar un palo o una piedra para romper nueces. Y quizá ni siquiera se puedan encuadrar esas acciones dentro del razonamiento, sino que puede que haya sido un aprendizaje que se transmite por imitación.

El nivel del potencial del razonamiento humano, aunque no se use o se use mal, necesitaría cientos de millones de años de evolución. Por tanto, hay que admitir que el razonamiento nos ha llegado debido a una mutación por un hecho traumático (cosa poco probable), o nos ha sido implantado artificialmente por otros seres.

Quién nos ha implantado el razonamiento y para qué, a estas alturas de la película para nosotros carece de importancia, pero podemos esbozar algunas posibilidades como un divertimento. Sigue leyendo