Archive for the ‘Medicina natural’ Category

Aclaraciones sobre el uso del bicarbonato

Como a veces sale el tema en los comentarios de gente que usa el bicarbonato o quiere usarlo, pienso que es un buen momento para aclarar su utilidad y sus contraindicaciones.

En toda la vida de este blog sólo lo he recomendado una vez, para usarlo en los tumores cancerígenos que son accesibles, irrigando agua con bicarbonato sobre el tumor. En este post explico el asunto:

Tratamientos individualizados de cáncer con bicarbonato

El oncólogo italiano Dr. Tullio Simoncini utiliza con éxito el bicarbonato sódico diluido con agua para detener el crecimiento de los tumores cancerígenos. Sencillamente, el bicarbonato corrige el desequilibrio del pH necesario para que las células cancerígenas no sean atacadas por los neutrófilos.

Parece que a los neutrófilos les da dentera un exceso de acidez, y al irrigar el tumor con bicarbonato diluido con agua, se neutraliza la acidez y permite a los neutrófilos fagocitar el tumor.

Todo eso lo recomendé antes de haber leído, masticado, digerido y asimilado esto otro:

Ejercicio de discernimiento: ¿Puede ayudarte a salvar la vida un tumor cancerígeno?

Después de entender esto, hay un antes y un después en el tratamiento y comprensión del cáncer.

Es posible que el mismo tumor tenga unos marcadores que le indiquen a los neutrófilos si ya ha terminado su trabajo y pueden reciclar el tumor. Y en los casos en los que no había terminado su trabajo, el bicarbonato no funcionaba para que los neutrófilos se comieran el tumor. En cambio, en los casos en los que fallaba el bicarbonato, la dieta sana y cruda funcionaba perfectamente.

La dieta aceleraba la función del tumor de desintoxicar, y luego el tumor desaparecía por arte de magia.

Después de todo este razonamiento, antes recomendaba que usaran bicarbonato en los casos de cáncer, y ahora les recomiendo dieta cruda, que es más efectiva, no molesta al cuerpo como el bicarbonato y no falla nunca.

Porque hay que saber que el bicarbonato no es un producto natural, sano y comestible, por tanto, ensucia el cuerpo. Pero hay algo peor, lo engaña:

El cuerpo atiende a unos marcadores y medidas para saber cuándo debe acometer un trabajo, con qué intensidad deber hacerlo y cuándo debe parar.

La gente que toma bicarbonato todos los días creyendo que eso previene el cáncer o mejora la alcalinidad del cuerpo, comete un grave error. El cuerpo toma la medida del pH para decidir cuando es hora de limpiar las toxinas que ensucian el cuerpo y que generan un pH ácido.

Si se toma bicarbonato todos los días, se alcaliniza la medida del pH, pero el bicarbonato no limpia las toxinas ni las expulsa fuera del cuerpo. Como la medida del pH no es muy ácida, el cuerpo no acomete la desintoxicación o la crisis curativa para excretar las toxinas por todos los sitios adecuados para ello.

Conclusión: tomando bicarbonato se ensucia el cuerpo, pero lo peor es que se está engañando al cuerpo, haciéndole creer que la limpieza del cuerpo está mejor de lo que realmente está. Y si se toma el pH de la orina, también se engaña al que lo mide.

El bicarbonato actúa como cualquier medicamento dedicado a enmascarar los síntomas. Mejora las medidas de los análisis, pero empeora la salud.

El bicarbonato es útil para limpiar cosas o para hacer pasta dentífrica, pero no aconsejo meterlo dentro del cuerpo, y mucho menos habitualmente como preventivo.

Los que quieran tener un pH alcalino no tienen más remedio que hacer una dieta alcalina. Siento daros esta desagradable noticia, pero el Universo no regala nada, el que quiera algo se lo tiene que ganar. Y para los amantes de la picaresca, les diré que no hay forma de timar al Universo, se las sabe todas. Tiene unas leyes automáticas que nadie se puede saltar, y el que la hace la paga.

Aperitivo que alcaliniza, cura, desincrusta, remineraliza y… está bueno

Además de lo que dice el título, aporta vitaminas, limpia y fluidifica la sangre, disuelve las mucosidades, desatasca las arterias, neutraliza el ácido úrico, impide infecciones, cura la mayoría de enfermedades conocidas y, más difícil todavía, cura muchas de las enfermedades que todavía no se han inventado. Y digo inventado y no descubierto, porque para descubrir algo antes tiene que existir. Las nuevas enfermedades inexistentes que se publicitan son inventadas, no descubiertas.

Le llamo aperitivo porque se toma una hora antes de la comida. Está bueno y cuando te acostumbras engancha.

Primero se hace el caldo de verduras que se mantiene perfectamente tres días en el frigorífico en tarros de cristal.

El caldo se hace de la manera siguiente:

Se coge una olla grande de acero inoxidable. Yo uso las ollas que caben de 8 a 10 litros, de esa forma no sobresale cuando empieza a hervir.

Se ponen 3 ó 4 litros de agua destilada. La cantidad necesaria para que, según las personas que sean, el caldo hecho dure unos 3 días.

Luego se empiezan a cortar verduras, procurando cortarlas finas para que pasen todas sus propiedades al caldo. Si se tiene un procesador de alimentos las cosas duras se pueden picar o rallar (por ejemplo, cebollas, remolachas, nabos, zanahorias, etc.)

Verduras imprescindibles Sigue leyendo

El chivo expiatorio del gluten

Hay productos que se ensalzan sin motivo y otros se criminalizan exageradamente. Las modas van cambiando y van poniendo en la diana ciertos productos, que con el tiempo a veces pasan de un extremo al otro de la balanza. Todavía me acuerdo cuando decían que el aceite de oliva producía colesterol, y 40 años después ayuda a corregirlo. El chiste es más gracioso cuando se sabe que no hay colesterol bueno o malo, y que lo único peligroso es el tratamiento con estatinas.

El verdadero problema es que los profesionales de la enfermedad ni son capaces de razonar en segundo grado, ni vislumbran las consecuencias de sus propuestas. Cogen la lista de productos malos de moda y arrasan con ellos hasta los cimientos.

La lista de productos malos de los nutricionistas no tiene en cuenta si son buenos o malos para la salud. Lo más importante es saber si engordan, si crean intolerancias o producen síntomas. En vez de solucionar la causa primera que produce los problemas, se cambian los productos que producen los síntomas por sucedáneos, aunque los últimos sean mucho peores para la salud. Sigue leyendo

Cómo llegar a los cien años sin meter la pata

Como dije en el artículo La gente no muere, se mata, para alcanzar la edad a la que deberían llegar todos y que no llega casi nadie, es más importante no cometer errores de bulto que cuidarse. Si la gente muriera de muerte natural, podríamos llegar a la conclusión de que si no han vivido más años es porque no se han cuidado lo suficiente. Pero, como nadie muere de muerte natural, quiere decir que casi todos han cometido un error que les ha acortado la vida. Por tanto, si queremos vivir la cantidad de años para los que estamos diseñados, tenemos que poner más atención en no cometer errores que en llevar una vida sana. No estoy diciendo que una vida sana no sea necesaria para vivir más de un siglo, sino que la vida sana no es suficiente si cometemos errores que acortan sustancialmente los años de vida que hubiéramos disfrutado sin cometer dichos errores.

He visto cientos de personas a mi alrededor arruinar su vida o destrozar su salud al cometer errores de bulto que no hubieran resistido el más mínimo razonamiento lógico. Repasemos un listado de los errores más graves:

LOS TRATAMIENTOS MÉDICOS SON LA TERCERA CAUSA DE MUERTE

Los estudios oficiales dicen que son la tercera causa de muerte, pero yo no estoy de acuerdo. Mi afirmación se basa en que las dos causas de muerte que van delante, han sido provocadas en un porcentaje muy alto por falsos diagnósticos, tratamientos absurdos e inadecuados, y la aplicación de medicina de guerra para tratar síntomas irrelevantes. Sigue leyendo

Recopilación de testimonios de enfermos curados con medicina natural

Hace diez años que funciona este blog y está publicado el libro verde de la derecha. Yo calculo que, entre el libro y el blog, puede que haya ayudado a recuperar la salud a una persona por cada año, lo que dejaría la cifra por debajo de la docena.

En algunos comentarios hay lectores que afirman que la cifra es muy superior, aunque yo no lo tengo claro.

Durante estos diez años he intentado varias maneras diferentes de exponer el asunto para ver si encontraba la piedra filosofal, pero me temo que sigo sin encontrarla. Hace algo más de un año estoy probando un método original que no suele usar nadie, que es insultar a los lectores, pero creo que tampoco estoy obteniendo mejores resultados que con los métodos anteriores.

Me gustaría que los que se hayan curado usando la información expuesta en el blog y el libro, sin usar medicamentos, venenos, hechizos o encantamientos, lo digan en los comentarios de este artículo. Para ayudar a los que tengan el mismo problema, será muy útil que hagan una breve descripción de sus problemas y lo que hicieron para curarse.

Espero vuestros testimonios. Cuando alguien se ha beneficiado gratuitamente de un conocimiento o experiencia, debe agradecerlo pasando esa información a otros que les pueda hacer falta.