Archive for the ‘Medicina natural’ Category

Recopilación de testimonios de enfermos curados con medicina natural

Hace diez años que funciona este blog y está publicado el libro verde de la derecha. Yo calculo que, entre el libro y el blog, puede que haya ayudado a recuperar la salud a una persona por cada año, lo que dejaría la cifra por debajo de la docena.

En algunos comentarios hay lectores que afirman que la cifra es muy superior, aunque yo no lo tengo claro.

Durante estos diez años he intentado varias maneras diferentes de exponer el asunto para ver si encontraba la piedra filosofal, pero me temo que sigo sin encontrarla. Hace algo más de un año estoy probando un método original que no suele usar nadie, que es insultar a los lectores, pero creo que tampoco estoy obteniendo mejores resultados que con los métodos anteriores.

Me gustaría que los que se hayan curado usando la información expuesta en el blog y el libro, sin usar medicamentos, venenos, hechizos o encantamientos, lo digan en los comentarios de este artículo. Para ayudar a los que tengan el mismo problema, será muy útil que hagan una breve descripción de sus problemas y lo que hicieron para curarse.

Espero vuestros testimonios. Cuando alguien se ha beneficiado gratuitamente de un conocimiento o experiencia, debe agradecerlo pasando esa información a otros que les pueda hacer falta.

Carta abierta a Don Bill Gates

Estimado Bill, estaba leyendo la prensa de los Estados Hundidos cuando he visto una advertencia suya de que van a morir millones de personas cualquier día de estos.

Aquí se puede leer la noticia

Pone usted como ejemplo la gripe de 1.918, que políticamente interesó llamarla la gripe española. Debería usted saber que no fue la famosa gripe la que mató a millones de personas en todo el mundo, sino las vacunas que metieron a millones de personas durante la primera guerra mundial, y muchas más al finalizar dicha guerra.

Aquí está explicado con detalle.

Debería usted tener en cuenta que, hace ahora justo 100 años, las cosas no funcionaban igual que hoy en día. Entonces se lavaban las sábanas en el río dos veces al año. Como el agua se traía de la fuente con cántaros, los domingos se llenaba una palangana y con la misma agua se lavaba toda la familia, que en esa época solía ser familia numerosa.

Todavía pasaron muchas décadas hasta que en las casas empezaron a tener un refrigerador. Hasta entonces la carne se guardaba en una jaula cubierta por tela mosquitera, para que las moscardas no depositaran sus huevos en la carne y se llenara de gusanos. Muchas veces la carne se ponía mala, pero nadie se permitía el lujo de tirar nada. La gente se comía muchos alimentos en malas condiciones: carne podrida, grasas y aceites rancios, cereales enmohecidos por la humedad, conservas mal esterilizadas, productos lácteos de animales enfermos o mal conservados, harinas y legumbres llenas de gusanos, alimentos contaminados por excrementos de ratas, agua contaminada, también usaban utensilios hechos con metales tóxicos, etc.

La aparente mejora de la salud de la población no ha sido gracias a las vacunas o los medicamentos, sino gracias a las alcantarillas, agua potable, higiene personal, viviendas con ventanas y buena conservación de los alimentos.

El único peligro que tenemos ahora con las pandemias no reside en los virus o bacterias que dicen que nos van a matar a todos varias veces, sino en las vacunas y los tratamientos que proponen las criminales “autoridades sanitarias”, con los organismos a los que usted propone financiar a la cabeza de los mafiosos.

Reconozco que usted es una persona inteligente, que supo dejarse copiar el sistema operativo hasta alcanzar un monopolio mundial de facto. Pero le aconsejo que se lea la fábula del burro flautista. Por muy inteligente que sea, nadie domina todas las facetas de la vida. Quizá esté mal asesorado en temas de salud. Si realmente quiere hacer el bien a la humanidad, tenga en cuenta que no hay nadie más peligroso que un fanático bien intencionado.

A los países que pasan necesidades no hay que mandarles medicamentos o vacunas, sino proporcionarles agua limpia y enseñarles a cultivar vegetales frescos. Tampoco hay que hacerlos dependientes de la caridad, sino ayudarles y enseñarles a ser autosuficientes en su propio habitat. El problema es que hay una industria de la caridad que tiene las cosas montadas para que cada vez haya más necesitados. Sin pobres dicha industria no tendría razón de ser, y esas empresas son demasiado rentables para sus dirigentes como para permitir que lleguen a ser innecesarias.

Me ofrezco gratuitamente para asesorarle en estos temas. Yo le garantizo que con la décima parte que dedica ahora a ayuda humanitaria, podrá ayudar a 10 veces más personas de las que ayuda ahora para que tengan una vida saludable y autosuficiente (o sea, multiplicar por 100 el número de personas a las que llegaría su ayuda). Aunque me gustaría entender sus contradicciones, pues he visto un vídeo en el que dice que hay que reducir la población mundial, y luego se preocupa de que una pandemia inventada mate a unos pocos millones, que no se notarían entre los 7.000 millones que estamos ahora despilfarrando recursos no renovables en este planeta finito. No creo que su contradicción se deba a que piense que hay que reducir la población de una clase de personas e impedir que mueran las de otra clase. Dudo que esa sea su intención, pues ese pensamiento es “políticamente incorrecto“, y usted siempre hace gala de una corrección política exquisita. Cuando quiera hablamos y me lo aclara.

Para que pueda disipar sus temores me ofrezco voluntario para entrar en contacto con todos esos virus y bacterias que piensa que pueden aniquilar la humanidad. Después de comerme esos gérmenes a cucharadas y no contagiarme, si me cae simpático le explicaré el truco para que usted y su familia puedan quedar también inmunes. Si se pasa por España le invito a una paella en mi casa, así podrá ver que el Windows que uso no es pirata.

 

El diagnóstico

El diagnóstico es algo común en todas las escuelas de medicina, incluidas las de medicina natural. El problema del diagnóstico es que no es una técnica, es un arte. Como hace más de 50 años que vamos muy escasos de artistas que sepan hacer un diagnóstico, el arte de diagnosticar ha tenido que ser devaluado hasta llegar a ser una cadena de montaje de un proceso industrial para fabricar enfermos.

Paradójicamente, la gente está convencida de que cuanto más caro sea un producto es mejor. Cree a pies juntillas que una máquina que vale varios millones hará un diagnóstico certero, exacto, detallado y con precisión milimétrica. Desgraciadamente, todo eso es falso. La Capilla Sixtina no la podría pintar una máquina. El Requiem de Mozart tampoco lo hubiera podido componer una máquina.

Con la técnica se pueden hacer fotocopias de cuadros famosos, pero no crear obras de arte nuevas. Y cada diagnóstico es una obra de arte única e irrepetible. Ya lo decía Hipócrates, el que sólo sabe medicina, ni medicina sabe. Alguien que tenga que hacer un diagnóstico debe tener en cuenta decenas de cosas: los síntomas; con qué nivel funciona cada uno de los órganos del enfermo; si tiene una microbiota rica, o pobre y arrasada; qué tipo de alimentación hace el enfermo; que suplementos o probióticos toma; si sufre estreñimiento o diarrea; qué pH tiene su orina; su presión arterial; sus niveles de glucosa; si duerme bien por las noches; si tiene problemas familiares o laborales; si sufre ansiedad, estrés o se agobia con facilidad; hay que saber todas las drogas que toma, tanto legales como ilegales; si lleva o ha llevado amalgamas de mercurio; si hace deporte; si vive feliz o amargado; si tiene rencor, deseos de venganza, envidia, avaricia, es iracundo o tiene cualquier otro defecto infantil; si es religioso, creyente, ateo, fanático o pasota; si dice la verdad o miente como un bellaco, etc., etc. Sigue leyendo

Los desequilibrios que alteran la salud

Como cualquier alteración de la salud es debida a un desequilibrio, vamos a repasar los principales desequilibrios para analizar los motivos que los producen y la manera de solucionarlos.

 

DESEQUILIBRIO MENTAL Y EMOCIONAL

Estos desequilibrios son los más importantes y los que más daño producen a la salud.

El daño se produce directamente por las reacciones y venenos que produce el mismo cuerpo. Aquí se puede ver con detalle :  El estrés enferma, paraliza y atonta

También se produce indirectamente, cuando los miedos o emociones desordenadas empujan al enfermo a tomar medicamentos peligrosos, hacer dietas estúpidas o hacerse chequeos y análisis que acaban encontrando enfermedades inexistentes.

Para evitar estos inmensos peligros que van a matar a la mitad de la población en las próximas décadas, no hay más remedio que aprender a razonar y vivir con los pies en el suelo, por duro que sea el suelo y por acogedoras que sean las nubes de las fantasías con las que se ha sido educado.

Se puede empezar por aquí:

Cómo hacer el triple salto mortal con el razonamiento

Los graves riesgos de dejar de usar (o usar mal) la inteligencia, el razonamiento lógico y el sentido común

 

QUÍMICOS Y MEDICAMENTOS

Los desequilibrios químicos y farmacológicos son los más frecuentes, y la mayoría del resto de desequilibrios empiezan por tomar productos químicos de cualquier clase.

La gente ha sido adoctrinada de tal manera, que piensa que cualquier cosa que se convierte en normal en la sociedad deja de tener riesgo, pues si tuviera riesgo no lo harían todos. Esta soberana estupidez hace que la gente se tome 15 pastillas al día pensando que si tuvieran riesgos no las estaría tomando todo el mundo.

Como es lógico, desconocer las consecuencias de los actos no te exime de sus desastrosos resultados. Lo grave del asunto es que tomar medicamentos es tan normal, que ni los médicos, ni siquiera los terapeutas alternativos, tienen en cuenta sus efectos secundarios a la hora de diagnosticar. Atribuyen a enfermedades nuevas lo que no son más que efectos dañinos de los medicamentos o vacunas.

Cada semana inventan una enfermedad “rara”, de la que dicen desconocer la causa. Por supuesto, en la investigación de esas enfermedades raras no se contempla la idea de que sean producto de los medicamentos, que sería la opción más probable, pues las enfermedades raras han crecido al mismo ritmo que el aumento del consumo de fármacos y productos químicos en los alimentos.

La Farmafia se hace la sorda porque no le interesa que salgan a la luz esas verdades. Y los enfermos se hacen los tontos y no quieren saberlo, pues admitir que la comida basura es la que produce sus enfermedades les podría en una situación desagradable: ya no podrían culpar al Gobierno de su enfermedad por falta de dinero para investigación, y además tendrían que renunciar a sus vicios más arraigados.

Si ninguna de las partes está interesada en airear la verdad, ésta queda sepultada bajo una gruesa capa de intereses industriales y defectos humanos.

 

HORMONAL Y DIRRUPTORES ENDOCRINOS

Hay miles de sustancias químicas que suplantan a las hormonas y vuelven loco al organismo. La especie humana se está quedando estéril a pasos agigantados.

¿Qué van a hacer los “expertos” para evitar la mayor tragedia de la humanidad? Nada.

¿Qué van a hacer las parejas que quieren tener hijos sanos e inteligentes? Nada.

 

IONES NEGATIVOS

Los iones son una parte de los átomos. Cuando estos ganan electrones, se forman los iones negativos que, en contra de lo que se puede suponer, ejercen una influencia positiva sobre nuestra salud.

Vivir en la ciudad, rodeado de aparatos eléctricos, de humo y de asfalto aumenta los iones positivos (lo cual es malo)

Vivir en la playa, rodeado de zonas verdes, cerca de bosques espesos y en contacto con la naturaleza aumenta los iones negativos (bueno para la salud)

Se puede buscar en Internet, para no hacer esto demasiado largo, los problemas de toda clase que causan los positivos y los beneficios variados de los negativos.

 

MAGNÉTICO Y GRAVITATORIO

Los astronautas sufren problemas graves en muy poco tiempo debido al desquilibrio MAGNÉTICO Y GRAVITATORIO. Lo pongo como ejemplo de desquilibrio, pues pocos lectores van a abandonar la gravedad del planeta.

Lo que sí es más común es vivir sin contacto directo con la tierra en un quinto piso y usando calzado aislante.

Andar descalzo por la arena o por hierba verde es muy bueno para la salud. Yo siempre que puedo me hago 10 ó 15 Km descalzo. Es curioso que al andar descalzo nunca llega la sensación de cansancio.

Siempre que se pueda, estando en un parque o jardín, aunque no se vaya a andar, es bueno quitarse el calzado y dejar los pies en contacto con la tierra.

 

FALTA DE VITAMINAS

En esto el desquilibrio siempre ocurre por carencia, nunca por exceso.

La falta de vitaminas se puede producir por varios motivos:

1 – Porque no se comen (lo más habitual). La ignorancia de la gente en este tema es aterradora.

2 – Porque se comen productos que deberían llevar vitaminas, pero no las contienen. Hay que comer productos orgánicos siempre que se pueda. Hay que comerlos recién recogidos, crudos y sin procesar. Cuando se hacen batidos o zumos, hay que hacerlos cuando se van a tomar y usarlos enseguida.

3 – Porque se comen pero no se asimilan. En este caso, hay que poner a punto el aparato digestivo al completo.

4 – Se asimilan, pero los medicamentos las destruyen. En este caso, hay una solución muy fácil que nadie hace: dejar de tomar medicamentos.

 

FALTA DE MINERALES

Aquí podemos repetir lo mismo que en el punto anterior, con la diferencia que hay que distinguir entre minerales orgánicos e inorgánicos.

Cuando alguien que tiene falta de calcio toma calcio de piedra molida, sigue teniendo la misma falta de calcio, con el agravante que empieza a formar piedras en los riñones.

Tomar agua de mar suele funcionar para la falta de minerales, salvo que se sigan tomando medicamentos que obligan al cuerpo a eliminarlos o neutralizarlos.

 

FALTA DE CIRCULACIÓN

La mala circulación de la sangre es uno de los desquilibrios más peligrosos. La sangre nutre todo el cuerpo y limpia los residuos. Sin esos dos trabajos no es posible la vida.

Tomar Sintrom (la nueva salvajada de moda) es la mayor imbecilidad que pueda hacer alguien. La sangre se limpia con muchos zumos de cítricos, ejercicio moderado, respiraciones profundas y dieta de persona, no de tigre.

 

DESHIDRATACIÓN

El desequilibrio del agua puede llevar a la enfermedad y la muerte.

El cuerpo necesita una cantidad de líquido muy importante para mantener la salud y todas sus funciones.

Todo el mundo recomienda beber dos litros de agua al día, yo sólo se lo recomiendo a los muy enfermos.

Yo en invierno paso semanas sin probar el agua, y no me hace falta. Los líquidos que necesita mi cuerpo salen del agua destilada que uso para cocinar, del 80% de alimentos que como crudos, del litro de zumo de cítricos que me suelo beber al día, del vaso de col fermentada con agua de mar que me tomo, etc.

También hay que tener en cuenta que no tomo ninguno de los productos que deshidratan: refrescos azucarados, embutidos salados, conservantes y colorantes, medicamentos, etc.

En verano sí suelo beber agua cada vez que me lo pide el cuerpo (se llama sed). Cuando se suda, hay que reponer el líquido.

 

pH

Como del desquilibrio del pH se ha descrito con detalle, lo ideal es ir al artículo original.

La alcalinidad es salud, la acidez es enfermedad

 

FALTA O SOBRA DE GRASA

La tele dice que la grasa es un problema, y que las anoréxicas son muy elegantes. Yo digo que el cuerpo sufre igual con el exceso de grasa como con la falta total de grasa. En el término medio está la virtud, como en todas las cosas.

Lo que pasa es que en esta cuestión, las tablas que dan los organismos oficiales son una imbecilidad. Yo calculo que para encontrarse bien, una persona normal debe tener entre 8 y 10 kilos más de los que dicen los “expertos”.

Como ejemplo se puede poner que una mujer sana que no tenga nada de grasa, es casi imposible que se quede embarazada. El cuerpo consulta la despensa, y como ve que no hay reservas, no acomete el aumento del consumo creando una nueva vida.

Me imagino que habrá muchos otros procesos que no funcionarán correctamente con las reservas de grasa a cero.

La mejor prueba de esto es que, todos los animales salvajes cuando tienen suficiente comida se ponen rollizos y lustrosos, pero ninguno llega a la obesidad. De ahí tenemos que sacar el ejemplo de cuál es el término medio adecuado para mantener la salud y la felicidad.

 

MICROBIOTA POBRE POR LA COMIDA BASURA

Este tema crea desquilibrios graves que destrozan la salud.

Lo ideal es ver estos vídeos, y luego preguntar en comentarios si queda alguna duda

Microbios en la Noche Temática

 

ANTIBIÓTICOS Y VACUNAS

Estos venenos van a degenerar la especie humana más que en toda su historia.

El mayor problema es que el daño que hacen a las mitocondrias es irreversible y se transmite a los hijos.

En tres generaciones de gente amamantada con antibióticos, las mitocondrias sólo servirán para abono del jardín.

Hay que tener en cuenta que, además de los anti-vida que se mete la gente por cualquier tonteria, hay que contar con los que se les dan al ganado de forma habitual en la comida, y que pasan a los bípedos a través de la alimentación.

Sin mitocondrias funcionando correctamente, el desequilibrio de energía en el cuerpo lleva a la muerte sin solución.

 

FALTA DE LIMPIEZA, MUCOSIDAD, ETC.

La falta de limpieza de los fluidos internos, el mal funcionamiento de los órganos emuntorios, la mucosidad producida por lácteos y harinas refinadas, etc., hace que todas las funciones del cuerpo se atasquen.

La suciedad interna crea los mayores desequilibrios, pues en un cuerpo sucio e intoxicado ningún órgano trabaja bien y cumple con sus cometidos.

En este caso, lo primero que hay que hacer es dejar de meter más cosas en el cuerpo. Hay que empezar a limpiar e ir sacando la basura al exterior.

Ayuno con agua o, como máximo, zumos, es lo único indicado en este caso.

***********

Como seguro que me habré dejado algunos desequilibrios, en los comentarios podemos comentar los que se hayan pasado.

 

 

 

Solucionar los problemas de la próstata disfrutando

Todos los hombres, al llegar a la edad de jubilación, inevitablemente sienten la necesidad de orinar varias veces a los largo de las 24 horas. El número de veces no lo van a poder evitar, pero hay algo que sí pueden elegir: de cada uno depende si cada vez que va al aseo va a sentir placer o dolor.

Los hombres que hagan la vida habitual acabarán teniendo molestias, escozor e irritación (síntomas que pueden ser la antesala de algo peor) cada vez que vayan al excusado. Los que hagan lo que voy a explicar van a “desbeber” con el mismo placer que lo hace un niño de pañales.

En esta época del año tenemos las mandarinas Hernandinas en su estado óptimo de maduración. Disfruto tanto tomando grandes cantidades de zumo de Hernandina, que he querido compartir ese inmenso placer con todos. Además, quiero difundir los enormes beneficios para la salud de la ingesta de zumos de cítricos, especialmente en el caso de la próstata.

Aunque las mujeres no tienen la necesidad de cuidarse la próstata, también les recomiendo que hagan lo mismo que voy a recomendar. Disfrutarán mucho tomando los zumos, se sentirán con más energía, ánimo y vitalidad y, lo más importante, cualquiera que tome estas dosis de zumo de cítricos no podrá tener un infarto.

MODO DE EMPLEO DEL REMEDIO PARA LA PRÓSTATA

Se compran 40 kilos a la semana de mandarinas (si en la casa hay niños habrá que comprar más). No acepto excusas de los que me digan que en su ciudad no encuentran mandarinas Hernandinas. Si no hay, se compran de otra variedad, que todas están estupendas en esta época. Lo único que el placer de la ingestión será algo menor.

Se compran media docena de jarras de cerveza con asa, de esas que salen en la tele en la fiesta de la cerveza de Alemania. Que quepa más de medio litro.

Al levantarse por la mañana, la primera cosa que se hace en el día es dirigirse hacia el exprimidor de cítricos, se pone la caja de mandarinas al lado, y se van exprimiendo mandarinas hasta llenar una jarra por cada miembro de la unidad familiar.

Después de brindar, se sientan todos y van tomando pequeños sorbos del exquisito manjar, disfrutando de su sabor y paladeando sus excelencias mientras el zumo se ensaliva en la boca (eso ayuda al aprovechamiento de todas sus propiedades). Cuando desgraciadamente se termina la jarra, habrá un cruce de miradas de tristeza por haber llegado al final de esa ambrosía digna de la mesa de los dioses del Olimpo. No se debe caer en la tentación de llenar de nuevo la jarra, es mejor guardar las ganas para disfrutar con más intensidad el siguiente magno evento, que será a media tarde a hora de merendar.

A la hora de la merienda se repite el mismo ritual explicado en el párrafo anterior. Si se acompaña de algún chiste, cuento o chascarrillo para compartir con la familia, tanto mejor.

Por la noche, a la hora de cenar, lo ideal para la salud de toda la familia es una cena de fruta del tiempo, regada con la jarra descrita anteriormente llena hasta la bandera. Además de la fruta, la cena se podrá acompañar con un buen pan casero amasado con zumo de mandarinas y levadura. Algo de requesón, queso fresco o miel pueden acompañar el pan, aunque yo la mayoría de las veces ceno mojando el pan directamente en el zumo de mandarina. Unos dátiles, higos secos o pasas serán la guinda que ponga el broche final a tan espléndida cena.

Además del remedio descrito, otras cosas que pueden ayudar o aliviar los problemas de la próstata son los siguientes:

Usar agua destilada para guisar y para beber, aunque con las tres jarras es difícil que alguien tenga sed. Aquí se explican los motivos: El agua destilada es la mejor para la salud

Hacer una dieta sana omitiendo productos concentrados, tostados, salsas espesas y picantes, etc. Los frutos secos deben tomarse crudos.

Tomar un par de cucharadas al día de semillas de calabaza.

No tomar medicamentos, especialmente, no tomar las pastillas para la próstata. Si los productos concentrados son malos, hay que tener en cuenta que las pastillas para la próstata son un concentrado de productos quimicos.

MUY IMPORTANTE

Los niveles de PSA para detectar el cáncer de próstata son un timo. No hay que dejarse engañar por médicos ignorantes que todavía no se han enterado de que esa prueba está obsoleta, es inútil y peligrosa.

Artículos reacionados

Zumos deliciosos, nutritivos, alcalinizantes, curativos y milagrosos

Curando el cáncer con una dieta de fruta

El placer y el dolor

 

 

La extinción de la especie humana: capítulo 2, la ignorancia

Para que la especie humana se extinga, es absolutamente imprescindible que una gran mayoría viva flotando en una espesa neblina de ignorancia. La gente ignora qué alimentos son los correctos para conservar la salud, condiciona el contacto con los agentes naturales en base a unas ideas absurdas, la inmadurez emocional colectiva causa estragos con las relaciones entre semejantes y, lo que es peor, cuando el cuerpo se desmorona agotado por las causas enunciadas, se le ataca despiadadamente con muchos y variados venenos, a cada cual más mortífero.

En este artículo voy a utilizar un lenguaje que no pasará la aprobación de los que han sido amamantados con el “buenrollismo” de lo “políticamente correcto”. Por el bien de los ignorantes que lean este artículo, que si volaran cubrirían el Sol, intento utilizar un lenguaje que les pegue una patada en el hígado, con la sana intención de que les sirva de revulsivo de su estado semiconsciente de duermevela. Como sé que a la ignorancia siempre le acompaña la soberbia unida como una lapa, me aprovecho de esos defectos atávicos para utilizarlos como armas arrojadizas contra su desidia e indolencia.

Vayamos al grano. Hay varias clases de ignorancia, que se pueden dividir en dos grandes grupos: las provocadas o inducidas y las voluntarias o escogidas.

VEAMOS LAS INDUCIDAS

La ignorancia de la población inducida por los que mandan la podríamos dividir en estos tres grandes subgrupos, atendiendo a la forma de cómo se inducen:

1 – IMPIDIENDO O CENSURANDO EL ACCESO A LA INFORMACIÓN O EL CONOCIMIENTO

Antiguamente se impedía el acceso de la gente al conocimiento o la información de varias maneras:

  • Se mantenía a la población analfabeta y sólo los poderosos tenían acceso a los libros.

  • No se permitía la traducción a las lenguas vulgares de La Biblia, de esa forma la gente tenía que creerse lo que les decían sin poder comprobarlo.

  • Si algún libro decía algo inconveniente, se censuraba o, lo más habitual, se quemaba en una hoguera.

  • Si los conocimientos prohibidos se transmitían por vía oral, entonces, en vez de quemar el libro se quemaba a las personas que decían las verdades incómodas.

Hoy en día ese problema se ha resuelto de una manera más civilizada: en vez de destruir o censurar la información incómoda (cosa que en Internet sería imposible de conseguir), se la entierra bajo miles de millones de páginas que, o bien no dicen nada interesante, o repiten como papagayos las consignas de los de arriba.

La dificultad de encontrar información valiosa enterrada en toneladas de basura, junto con la pereza congénita que los seres humanos heredan al nacer, consiguen un nivel alto de ignorancia entre la población.

A los pocos que bucean entre las informaciones interesantes y cometen el error de querer informar de sus hallazgos a sus congéneres, se les trata de charlatanes conspiranoicos y son presentados a la sociedad como locos peligrosos que llevan un gorro de papel de aluminio en la cabeza.

Un buen ejemplo de censura indirecta e impedimento de la divulgación del conocimiento lo tenemos con la web de Ibn Asad. Parece que la han estado atacando hasta que ha tenido que buscar otro sitio en el que seguir. A los lectores de la nueva hornada les recomiendo encarecidamente sus libros, pues a los habituales de este blog ya les hice la misma recomendación hace varios años.

Aquí tenéis su nueva web.    http://elhijodelleon.webs.com/

Sigue leyendo

Encuesta: ¿conoces a alguien que se haya curado alguna enfermedad con algún medicamento?

Tengo curiosidad por saber si la medicina oficial es capaz de curar alguna enfermedad aplicando el único tratamiento que utilizan, que es la administración de medicamentos. Como yo no conozco ningún caso en el que hayan curado a alguien de alguna enfermedad, pregunto a los lectores para saber si alguna enfermedad concreta se puede curar con algún medicamento.

Como la gente que conozco piensa que casi todas las enfermedades se curan con medicamentos, pero yo no conozco personalmente ningún caso de alguna curación, por ello pregunto a los lectores por sus experiencias. Quiero saber si mi experiencia de no conocer a nadie curado con medicamentos ha sido un caso extremo de mala suerte, o si al resto de los mortales les ha pasado lo mismo.

No lo hago por curiosidad malsana, sino para poder descartar el tratamiento con medicamentos en las enfermedades en las que no funcionan. Si existe alguna enfermedad que sí se cura con algún medicamento, siempre se puede dejar abierta esa opción en los casos que, por algunas circunstancias el enfermo, no pueda acceder o no tenga la posibilidad de curarse de forma natural.

Centro la encuesta en las enfermedades que se suelen tratar con medicamentos, para saber si alguna de ellas se puede curar. Hago hincapié en la palabra “curar”, que significa recuperar la salud totalmente. No pregunto por medicamentos sintomáticos que disfracen los síntomas, que reduzcan el malestar o que estimulen a un organismo agotado para que pueda seguir con su actividad normal. Sólo me interesa saber si existe algún medicamento en el planeta que sea capaz de curar alguna enfermedad.

Como es natural, si alguien me pone algún ejemplo de curación de alguna enfermedad inventada o falsamente diagnosticada, le pediré las referencias primarias de los estudios científicos que demuestren la evidencia de que la enfermedad es real, de que el diagnóstico es correcto y de que, sin diagnóstico ni tratamiento, el enfermo hubiera visto agravada ostensiblemente su salud. Inventarse una enfermedad inexistente y luego decir que la has curado es muy sencillo, pero el motivo de esta encuesta es conocer si hay alguna enfermedad real que pueda ser curada completamente con algún medicamento.

En la encuesta no vamos a incluir las intervenciones quirúrgicas para reparar los desperfectos sufridos en accidentes, que salvan vidas todos los días. Aunque el riesgo de entrar en un quirófano es alto, a cualquier familiar que tenga un accidente grave lo llevaría sin pensarlo a urgencias, pues el riesgo de morir si no se interviene es mayor que el riesgo de entrar en el quirófano. En este artículo nos vamos a limitar a dilucidar si existen medicamentos que puedan curar enfermedades, sin entrar en otras prácticas médicas que pueden salvar vidas o matar directamente a gente completamente sana.

Me gustaría que en los comentarios tuviéramos un debate que clarifique este tema tan importante.