Archive for the ‘Licencia 007’ Category

Robert F. Kennedy Jr. ataca a la Farmafia y las vacunas en TV en directo

El pasado 20 de abril un presentador que seguramente no conocía la trayectoria de Robert F. Kennedy Jr. lo invitó a hablar en directo en un programa de la FOX.

Aunque es un tema que no publica ningún medio de incomunicación de los que viven de los anuncios de la Farmafia, parece ser que Robert F. Kennedy Jr. ha sido desginado por Trump para presidir una comisión que investigue la seguridad de las vacunas. El nombramiento es muy probable que se deba a que el hijo menor de Trump tiene una enfermedad del espectro autista provocada por las vacunas.

Como en el vídeo hablan un idioma raro, y además Robert tiene problemas en el habla, me he permitido traducir las mejores jugadas de la charla. La traducción hecha con mi inglés playero puede estar sujeta a errores:

Robert F. Kennedy Jr. explica que en 1989 el Congreso concedió a la Farmafia “inmunidad legal general” cuando se trata de vacunas. Las grandes farmacéuticas se convirtieron en ley para sí mismas. Pueden poner ingredientes tóxicos en sus vacunas, pueden lesionar seriamente a su niño – pero usted no puede demandarlos.

De modo que no importa que se descuiden los protocolos, no importa la ausencia del control de calidad, no importa lo tóxicos sean los ingredientes o la lesión grave de su hijo: no puede demandarlos.

Al no haber demandas colectivas, de repente las vacunas se hicieron enormemente rentables. Las enormes ganancias en la industria no regulada significaban que las compañías de Big Pharma competían entre sí para producir vacunas nuevas e innecesarias para bombardear a los recién nacidos – a menudo docenas a la vez. Eso se convirtió en una fiebre del oro para la industria farmacéutica: añadir nuevas vacunas al espectro.

¿Pero a qué costo? La industria de la vacuna, operando bajo sus propias reglas – o mejor dicho, la completa ausencia de reglas – nos hace imposible averiguar los hechos.

Yo tengo puestas tres vacunas y estoy perfectamente. Tengo 69 años, mis hijos recibieron 69 dosis de 16 vacunas. Y muchas de estas vacunas no son ni siquiera para las enfermedades transmisibles. Como la de la hepatitis B, que se contagia con relaciones sexuales sin protección, o el uso o el intercambio de agujas – ¿por qué damos eso a un niño en el primer día de su vida? Además, contienen mercurio.

El mercurio ha sido retirado de tres vacunas, pero permanece en la vacuna contra la gripe, y todavía está en vacunas en todo el mundo. Y sigue siendo la neurotoxina más potente conocida por el hombre que no es radiactiva.

Si usted toma el frasco de la vacuna y lo rompe, tiene que eliminarlo como un residuo peligroso. Tiene que evacuar el edificio. ¿Por qué coges eso y lo inyectas en un niño?

Bill Gates le dijo recientemente al presidente Trump que “no hay necesidad” para una investigación independiente sobre la seguridad de las vacunas porque él las ha “mirado” y son “completamente seguras”.

Citando un nuevo estudio independiente financiado por el gobierno danés, que examinó la seguridad de la vacuna Tdap cuando se le dio a los niños africanos, reveló que la vacuna mata a más personas que las enfermedades que se supone que debe proteger. Lo que encontraron: hicieron un estudio vacunados versus no vacunados, que nunca se ha hecho. La conclusión fue que la vacuna está matando a más personas que la difteria, la tos ferina y el tétanos juntos (enfermedades para las cuales se pone dicha vacuna).

Los niños que recibieron la vacuna fueron “diez veces más propensos a morir por la vacuna” en los dos meses siguientes a la vacunación, que aquellos niños que no recibieron la vacuna. Así que necesitamos hacer estos tipos de análisis riesgo/beneficio sobre cada vacuna.

Me llaman anti-vacunas todo el tiempo porque la industria farmacéutica es muy poderosa. Ellos dan 5.400$ millones al año a los medios de comunicación. Se han librado de los abogados, por lo que no hay interés legal en esos casos. Realmente han sido capaces de controlar el debate y silenciar a la gente como yo. Así que estoy muy agradecido a usted, por tener el coraje de permitirme hablar de esto en el programa. Esta es la segunda vez en 10 años que me han permitido hablar sobre esto.

Debemos tener un debate responsable. Un debate real que se base en la ciencia.

Anuncios

El famoso vídeo Vaxxed, censurado en el festival de TriBeCa

De este vídeo hay poco que decir, salvo que es obligatorio verlo antes que desaparezca de Internet

Encuesta: ¿conoces a alguien que se haya curado alguna enfermedad con algún medicamento?

Tengo curiosidad por saber si la medicina oficial es capaz de curar alguna enfermedad aplicando el único tratamiento que utilizan, que es la administración de medicamentos. Como yo no conozco ningún caso en el que hayan curado a alguien de alguna enfermedad, pregunto a los lectores para saber si alguna enfermedad concreta se puede curar con algún medicamento.

Como la gente que conozco piensa que casi todas las enfermedades se curan con medicamentos, pero yo no conozco personalmente ningún caso de alguna curación, por ello pregunto a los lectores por sus experiencias. Quiero saber si mi experiencia de no conocer a nadie curado con medicamentos ha sido un caso extremo de mala suerte, o si al resto de los mortales les ha pasado lo mismo.

No lo hago por curiosidad malsana, sino para poder descartar el tratamiento con medicamentos en las enfermedades en las que no funcionan. Si existe alguna enfermedad que sí se cura con algún medicamento, siempre se puede dejar abierta esa opción en los casos que, por algunas circunstancias el enfermo, no pueda acceder o no tenga la posibilidad de curarse de forma natural.

Centro la encuesta en las enfermedades que se suelen tratar con medicamentos, para saber si alguna de ellas se puede curar. Hago hincapié en la palabra “curar”, que significa recuperar la salud totalmente. No pregunto por medicamentos sintomáticos que disfracen los síntomas, que reduzcan el malestar o que estimulen a un organismo agotado para que pueda seguir con su actividad normal. Sólo me interesa saber si existe algún medicamento en el planeta que sea capaz de curar alguna enfermedad.

Como es natural, si alguien me pone algún ejemplo de curación de alguna enfermedad inventada o falsamente diagnosticada, le pediré las referencias primarias de los estudios científicos que demuestren la evidencia de que la enfermedad es real, de que el diagnóstico es correcto y de que, sin diagnóstico ni tratamiento, el enfermo hubiera visto agravada ostensiblemente su salud. Inventarse una enfermedad inexistente y luego decir que la has curado es muy sencillo, pero el motivo de esta encuesta es conocer si hay alguna enfermedad real que pueda ser curada completamente con algún medicamento.

En la encuesta no vamos a incluir las intervenciones quirúrgicas para reparar los desperfectos sufridos en accidentes, que salvan vidas todos los días. Aunque el riesgo de entrar en un quirófano es alto, a cualquier familiar que tenga un accidente grave lo llevaría sin pensarlo a urgencias, pues el riesgo de morir si no se interviene es mayor que el riesgo de entrar en el quirófano. En este artículo nos vamos a limitar a dilucidar si existen medicamentos que puedan curar enfermedades, sin entrar en otras prácticas médicas que pueden salvar vidas o matar directamente a gente completamente sana.

Me gustaría que en los comentarios tuviéramos un debate que clarifique este tema tan importante.

 

Charla sobre una experiencia personal de los nocivos efectos del mercurio

Para distraerse un buen rato este fin de semana aprendiendo muchas cosas sin gastar dinero, os recomiendo la siguiente charla de Óscar Fernández de aguapuraesvida.com, con Servando Pérez Domínguez de mercuriados.org.

Servando cuenta con todo detalle cómo, el mercurio en general y las amalgamas dentales en particular, han arruinado su vida con la complicidad de los organismos oficiales, que, sabiendo que el mercurio es uno de los tóxicos más potentes del mundo, han permitido que se siga usando sin siquiera alertar a los confiados usuarios de que se estaban jugando la vida. Se ha llegado al esperpento de prohibir los termómetros de mercurio en toda Europa, pero se sigue permitiendo que se ponga dentro de la boca en las amalgamas, y se inyecte a niños inocentes con padres incautos a través de las vacunas.

A pesar de que en este blog se ha escrito bastante sobre los terribles efectos del mercurio en todas sus múltiples variedades, he querido recomendar esta charla porque en ella se detallan las diferentes opciones que se le presentan a cualquiera que haya tenido la mala suerte de confiar en profesionales sin profesionalidad.

Artículos recomendados

El mercurio: un veneno muy potente

El mercurio: un veneno muy potente (2)

Demanda por intoxicación por mercurio

Vacunas, mercurio, fraudes y aumento del autismo

Culpable: vacunas con mercurio…

Curando la Esclerosis Múltiple al desintoxicar el cuerpo de mercurio

Conservar la salud desde antes de nacer hasta antes de morir

Diez niños sufren autismo debido a los metales disueltos en las vacunas

 

La sociedad americana del cáncer admite que los tratamientos convencionales del cáncer causan más cánceres

Traduzco las jugadas más interesantes de este artículo, para aquellos que no conozcan idiomas raros. A los que los entiendan, les recomiendo la lectura completa junto con todos los enlaces.

Aquí está mi traducción libre:

Cuanto más radioterapia reciba, más probable es que desarrolle un segundo cáncer causado por la radiación que, según este documento publicado por la Sociedad Americana del Cáncer, admite que ciertos órganos, como los pechos y la tiroides, son más propensos a desarrollar un segundo cáncer.

Esta información es seguida de un nuevo estudio que demuestra que los segundos cánceres en los estadounidenses han aumentado la friolera de 300% desde el 1970, todos los cuales son un tipo completamente nuevo de cáncer y no una recurrencia del primer cáncer.

El estudio también encontró que los primeros tipos de cáncer han subido el 70% en los últimos 45 años, destacando la rentabilidad creciente de una industria que no muestra signos de desaceleración en sus ganancias con los medicamentos contra el cáncer, alcanzado la cifra de 100 mil millones de dólares el año pasado.

La radiación, que puede dañar el ADN, se cree que es responsable de un 1,5% de cáncer en los Estados Unidos, y eso no es sólo por los tratamientos de terapia del cáncer, sino también de otras fuentes radiológicas, como mamografías y tomografías computarizadas.  Estas últimas emiten de 100 a 500 veces la radiación de una radiografía normal.

“Por cada 1.000 personas sometidas a una tomografía computarizada, la radiación añade un caso adicional de cáncer a los que normalmente se producen”, según The New York Times.

Las niñas que han recibido radioterapia como tratamiento del cáncer son mucho más propensas a desarrollar cáncer de mama más tarde en su vida.

Si un paciente recibe la quimioterapia y la radiación, el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer secundario se eleva aún más.

La quimioterapia se considera en realidad un mayor factor de riesgo para provocar leucemia que la radiación. El cáncer testicular también se ha relacionado con el tratamiento de quimioterapia.

Los segundos cánceres causados ​​por la quimioterapia son “difíciles de tratar y obtienen malos resultados en su curación”

*******

Cambiando de tema, resulta interesante leer las actividades reales de la Sociedad Americana del Cáncer en la Wiki de las verdades.

Dice cosas tan divertidas como que un tercio de lo que recaudan se lo quedan los administradores.

Tienen tremendos conflictos de intereses, pues reciben donaciones millonarias de la industria del cáncer. Siguen promocionando las mamografías, cuya seguridad y eficacia ha sido puesta en duda muchas veces. Después de 10 mamografías, una mujer ha recibido la misma radiación que si hubiera estado a un kilometro y medio de la explosión de una bomba nuclear.

Uno de los directivos es presidente de una empresa que vende quimioterapia. Otro es presidente de una multinacional farmacéutica, etc.

En definitiva, esta asociación se dedica a vender tratamientos caros y peligrosos, y a poner trabas a la prevención natural del cáncer con dietas sanas, o a desprestigiar tratamientos naturales que han demostrado su eficacia.

Si a alguien le diagnostican cáncer, debería leerse todas las entradas incluidas en la categoría de cáncer, informarse muy bien, no creerse nada de nadie y luego tomar decisiones sensatas sobre lo que debe hacer con su vida. Y como dije hace poco, procurar desterrar el miedo y la prisa, que son los verdaderos peligros para alguien etiquetado de cáncer.

Los cánceres de mama y próstata son muy raros en China

En China ocurren cien veces menos cánceres que en los países occidentales. En el vídeo de abajo explican que ello se debe fundamentalmente al consumo de leche y sus derivados.

Los interesados en la salud llevamos décadas repitiendo estos hechos tan obvios, que al final acaban reconociendo los organismos oficiales, aunque lo suelen hacer unos 30 años tarde.

La mujer que sale en el vídeo se somete a la quimioterapia con total naturalidad, como si hubiera alguna evidencia de que la quimio ha curado alguna vez el cáncer de mama (si alguien es tan amable de copiar la referencia primaria de dicho estudio, le estaré muy agradecido).  Por ley de probabilidades, es casi imposible que la misma persona que se da cuenta de que los lácteos causan cáncer descubriera al mismo tiempo el timo de la quimioterapia.

Como he repetido algunas veces, cuando a alguien le diagnostican cáncer, contrae dos problemas muy graves. Curiosamente, ninguno de esos problemas es el cáncer en sí mismo.

Los dos citados problemas son el miedo y la prisa por hacer algo. Estos dos problemas son los que acaban matando a una gran parte de las personas diagnosticadas con cáncer.

Copio unos párrafos de un excelente artículo escrito por Don Juan Gérvas, con mi expresa recomendación de leerlo entero varias veces. Pinchar aquí:  Todos tenemos cáncer  

Se hace una biopsia cuando se sospecha que hay un cáncer. Por ejemplo, biopsia de próstata, de mama, de piel, de tiroides, de médula ósea, de hígado, etc. Con la biopsia se toma un trozo de tejido y después se examina al microscopio.

El “aspecto” al microscopio es clave en el diagnóstico (por la presencia de células malignas), pero no es suficiente y no sabemos cómo distinguir los cánceres que evolucionarán hasta la muerte de los que “dormirán” o se “autodestruirán”.

Es decir, con la biopsia se puede saber si hay cáncer, pero no si el cáncer es “bueno” o “malo”.

Por consecuencia, y “por si acaso”, se tratan todos los cánceres como si fueran “malos” (cirugía, quimioterapia, radioterapia y seguimiento a largo plazo). Los pacientes creen haber sido salvados de un cáncer “malo”, pero en muchos casos han sido condenados pues, teniendo un cáncer “bueno”, son tratados como si fuera “malo”.

Paso a analizar los dos verdaderos problemas que muchas veces matan:

EL MIEDO

El miedo paraliza e impide razonar con lógica. En ese estado no se atiende a los razonamientos de los demás ni hay interés por informarse imparcialmente del tema.

Equivocadamente se acepta el mismo tratamiento que ha escogido la mayoría, sin querer ver que la mayoría históricamente ha estado equivocada siempre, y que nunca se ha demostrado científicamente que dichos tratamientos hayan curado en vez de empeorar la situación.

Supongo que se desata uno de nuestros instintos atávicos de sentirse protegido dentro de la manada, cerrando los ojos al hecho evidente de que la manada está siendo conducida al matadero.

Los tratamientos oficiales, además de ser cancerígenos, matan a más gente que los que hubieran muerto si no se hubiera tratado de cáncer a nadie.

LA PRISA

Tener prisa es lo peor que puede hacer alguien diagnosticado de cáncer. Hay que tener en cuenta que un tumor tarda muchos años antes de empezar a molestar o producir problemas graves. Tomar decisiones precipitadas es una temeridad, sobre todo estando en manos de la industria para la que el cáncer supone beneficios de miles de millones al año.

Se deberían descartar las prisas, pues iniciar un tratamiento enseguida o un año después, no va a suponer una diferencia apreciable.

Lo primero que habría que hacer es informarse de los porcentajes de falsos diagnósticos; de sobrediagnósticos; de la imposibilidad de saber si un cáncer es bueno o malo, como se ha dicho arriba; de los estudios que demuestran que los enfermos sin tratar sobrevivien muchos más años que los pacientes tratados; que, según los estudios, la probabilidad de sobrevivir cinco años gracias a la quimioterapia es del 2.30%, y en el caso concreto del cáncer de mama es del 1.50%; que en este blog se han propuesto más de una docena de remedios para curar el cáncer que no tienen el más mínimo efecto secundario, a diferencia de la quimio, para la que los médicos usan un equipo especial porque si se les escapan unas gotas les quema la piel, y a nadie le extraña que un líquido tan peligroso con sólo su contacto se inyecte en la vena.

Después de informarse, se pueden probar algunos de esos remedios no peligrosos para la salud, y si después de un tiempo no han funcionado, siempre se estará a tiempo de mutilar, quemar o envenenar el cuerpo.

La medicina oficial dice que ahora se curan más cánceres gracias a que se cogen a tiempo. Dicha estadística está desvirtuada por las personas que, además de no tener cáncer, tienen una salud de hierro para someterse a la quimioterapia y salvar su vida. Estas personas sanas pasan a engrosar la lista de los que han sobrevivido al cáncer, cuando nunca lo tuvieron. Además, para formar parte de la estadística de curado de cáncer, sólo hay que sobrevivir cinco años. Los que mueren de cáncer a los cinco años y un día constan como curados.

Dos vídeos del doctor Peter C. Gøtzsche diciendo verdades

El Dr. Peter C. Gøtzsche es un investigador médico danés, director del Centro Cochrane Nórdico en Copenhague, Dinamarca. Es autor de numerosas revisiones dentro de la Colaboración Cochrane.

También es autor del libro, recientemente traducido al castellano, “Medicamentos que matan y crimen organizado”

medicamentos que matan

En esta pequeña entrevista, expone las conclusiones a las que ha llegado en relación a la industria farmacéutica: que sus prácticas de soborno y corruptelas son de tipo mafioso, que los fármacos que venden en su mayoría se basan en principios pseudocientíficos y que se antepone el beneficio económico a costa de la salud de los pacientes.

En el siguiente vídeo se muestra muy crítico con la influencia que la industria farmacéutica ejerce sobre la profesión médica, destripa el fraude de la psiquiatría y concluye que a la sociedad en general le iría mejor si los psicofármacos no existieran. Gøtzsche también es muy crítico en otros ámbitos, como por ejemplo el cribado de cáncer de mama.