Archive for the ‘Salud de la Mujer’ Category

En sanidad la gran mayoría son mujeres ¿Por qué permiten los abusos de la “manada” de las farmacéuticas?

Al ver las manifestaciones masivas en la tele porque han sentenciado a 9 años a unos impresentables, me he hecho a mí mismo unas preguntas:

Si por un acto que no ha producido lesiones piden 20 años de cárcel y 9 les parece muy poco ¿cuántos años tendrían que pedir si el resultado fueran miles de muertes con premeditación, abuso de autoridad, alevosía y reincidencia?

Si las feministas piden que se eduque a los jueces con las teorías de género ¿Por qué no empiezan por educar a las mujeres sanitarias para evitar dolor, sufrimiento y muertes innecesarias de muchos miles de mujeres cada año?

Si por la muerte de entre 50 y 60 mujeres anuales se ha hecho un pacto de Estado y se han destinado mil millones de euros ¿Qué habría que hacer para evitar un número de muertas mil veces mayor cada año? ¿O es que hay muertas de primera y segunda clase?

Si la superioridad en número y fuerza de la “manada” ha sido suficiente para considerarlo abuso, sin que mediara violencia, intimidación o amenazas ¿No será un abuso infinitamente mayor tener al servicio de la Farmafia a todos los canales de TV? ¿No se consideran amenazas denunciar ante un juzgado a cualquiera que discrepe públicamente de la versión oficial del cáncer? Para muestra un botón: Carta abierta al PSOE

En respuesta a mis propias preguntas voy a proponer algunas cosas a las feministas que van a salvar a muchos miles de mujeres cada año, evitando a la vez toneladas de sufrimiento y desdicha.

Las mujeres deben saber que la medicina oficial está basada en grandes fraudes científicos heteropatriarcales y machistas. En la cúpula de las grandes farmacéuticas no hay mujeres, sólo hay varones inhumanos que adoran al Dios Dinero.

Tumbar al patriarcado machista de la Farmafia es muy fácil. Hay que aprovechar que la medicina oficial alardea de ser la única que cumple el método científico. Como la gran mayoría de los diagnósticos, protocolos y tratamientos no están basados en evidencias científicas, sino en fraudes criminales que se pueden comprobar, la gran mayoría de mujeres sanitarias deben empezar a pedir cada día las referencias primarias de los estudios que deberían respaldar cada tratamiento, pero que no existen o han sido manipulados.

Se van a sorprender de la gran lista de fraudes científicos que están matando miles de mujeres al año y expoliando miles de millones de las arcas públicas.

Cito algunos fraudes como muestra gratuita:

No existe el estudio que demuestra el aislamiento del virus VIH.

Tampoco se encuentra la evidencia científica de que el VIH causa el Sida.

Supongo que sabrán que, a pesar de que ya se ha demostrado que el nivel de colesterol no contribuye a un número mayor de accidentes cardíacos, los médicos siguen recetando estatinas, de las que sí que hay evidencias de graves efectos secundarios.

El virus de la hepatitis C, ni se le encuentra ni se le espera. Pero ha servido para aligerar las arcas públicas de muchos millones cada año.

Lo mismo ocurre con el PSA de la próstata. Se ha demostrado repetidamente que no sirve para nada, pero se siguen biopsiando hombres sanos, porque las cifras mágicas del PSA salen altas. Es como si fuera un mal de ojo, que se puede medir con el PSA.

También hay estudios que no dejan lugar a dudas de que el cribado de cáncer de mama con las mamografías produce mucho más daño que beneficios, pero siguen las campañas a todo trapo, desoyendo el rigor científico y empujando a miles de mujeres a un protocolo que no les conviene.

Este vídeo lo explica con detalle.

Y ya que hablamos de cáncer, me haría mucha ilusión poder leer algún estudio que demuestre que la quimioterapia obtiene mejores resultados que el mismo tipo de cáncer no siendo tratado con nada.

Curiosamente, el cáncer de mama es el número uno, siendo el doble de casos que el segundo cáncer, que es el de colon. Se hace una propaganda despiadada para llevar a las mujeres al degolladero de las mamografías, con cartas incluidas mandadas a domicilio. Y con ese protocolo se consigue catapultar al cáncer de mama al número uno del ranking, hinchando los números con diagnósticos falsos y provocando cánceres por radiación.

Ya han sacado una nueva maquinita para aumentar el número de víctimas de cáncer de mama. Aquí se puede leer.

Me pongo a disposición de las asociaciones feministas para salvar a miles de mujeres de las garras del machismo científico opresor y fraudulento. Si tienen alguna duda sobre cualquier fraude científico, yo se lo aclararé gratuitamente con sumo placer.

Mujeres sanitarias, en vuestras manos está el destino de miles de mujeres que están sufriendo abusos, sufrimiento y muerte. No defraudéis a vuestras compañeras. ¡Exigid las evidencias científicas de todos los tratamientos!

Las asociaciones feministas deberían recomendar a las mujeres que no fueran a hacerse mamografías. Cuando les diagnostican un cáncer, deberían pedir las referencias primarias del tipo de quimio que les quieren meter, así se darían cuenta que la quimio no ha curado nunca a nadie.

Otra recomendación barata, eficaz y sencilla es recomendar a las mujeres que se tomen dos cucharadas de semillas de lino cada día. Con ello reducirán a casi cero el cáncer de colon, que es el segundo cáncer en importancia por número de casos.

Espero que todas las miles de mujeres que salieron en las manifestaciones en la tele estuvieran allí para luchar por el bienestar de las mujeres y no por otros intereses inconfesables, porque entonces estaríamos en el buen camino para reducir el sufrimiento y las muertes estúpidas e innecesarias de miles de mujeres.

Si las mujeres sanitarias y las que dirigen a las feministas no hacen caso de mi llamada desesperada para salvar miles de vidas, en mis próximos escritos me veré obligado, a mi pesar, cada vez que hable de las malas prácticas de la Farmafia, a utilizar el lenguaje inclusivo de corruptos y corruptas.

Anuncios

Testimonio de un embarazo, parto y lactancia hasta los 7 meses de edad

A una pareja de amigos que decidieron tener descendencia haciendo las cosas casi bien, les he pedido que describieran el proceso, esperando que su experiencia pudiera servir a otras parejas como guía en una actividad tan importante como desconocida, como es la de traer una nueva vida a este mundo.

A continuación transcribo su experiencia estructurada en 3 bloques:

Antes del Embarazo

Embarazo y parto

Después del Embarazo

Antes del Embarazo

Nuestra dieta cambió aproximadamente 2 años antes de que mi mujer se quedara embarazada. Quizás “cambió” no es la conjugación correcta; “empezó a cambiar” sería más exacto, ya que fue un proceso más que un giro radical, y todavía estamos en ello, sacudiéndonos antiguos hábitos alimentarios. Dejamos la carne progresivamente, menos alcohol (nada de destilados, pero seguimos tomando vino sí y algo de cerveza), dejamos los lácteos (menos algún queso), nada de bollería ni bebidas azucaradas (esto desde años atrás), poco trigo pero otros granos sí, nada de comida precocinada, etc. O sea, ya veis que no se acerca a la dieta ideal recomendada en este blog, basada principalmente en fruta y verdura cruda pero tampoco son todo embutidos y rebozados industriales. Desde entonces seguimos con el proceso y nos acercamos más a la meta que queremos llegar. Ninguno de los dos fumamos: Yo nunca he fumado; mi mujer fumaba poco y lo dejó hace 10 años.

Otros aspectos además de la dieta: hacemos deporte moderado, yo más que mi mujer. Tomamos el sol en horas suaves sin protección y desnudos cuando podemos, nadamos en el mar y nos movemos en moto.

Los niveles de estrés varían: por nuestro carácter y trabajo/viajes, el mío era mayor. Aunque todo no se justifica por el trabajo, el carácter influye también: el a veces no tener perspectiva en las cosas y la forma de afrontar determinadas situaciones hace que mi mujer domine mejor este área. Yo progreso adecuadamente.

En este periodo, no mucho más que señalar, ningún evento que alterara nuestras vidas diametralmente, ningún cambio de vida radical, geográfico, etc., solo viajes temporales por mi parte y las preocupaciones laborales comunes a casi todos.

4 años antes del embarazo, mi mujer y yo nos sometimos a un tratamiento de quelación con el Dr. Mazzuka. Lo hicimos por prevención, no teníamos ningún problema. Mi mujer nunca ha tenido caries; yo sí, varias desde joven y tratadas algunas con amalgamas. Me las quité todas (3 en total) en un centro especializado y siguiendo el protocolo necesario. Muchos dentistas a los que acudí al principio me las querían quitar a las bravas, como un empaste normal, sin más. Me sorprendió la completa ignorancia sobre el tema de profesionales que deberían estar puestos en el tema. En especial, dos dentistas de Madrid, cerca de donde vivíamos en aquella época en Manuel Becerra.

Embarazo y parto

El embarazo transcurrió sin ningún problema. Sinceramente, nos enterábamos de qué síntomas y alteraciones podrían sufrir las embarazadas por amigas de mi mujer. Nosotros hacíamos vida totalmente normal, nunca tuvo náuseas, mareos, caprichos, cambios de humor, desequilibrios hormonales, retención de líquidos… Y, por supuesto, nada de diabetes en el embarazo, como sufrió una amiga de mi mujer y nos explicó que muchas veces era “normal”. Lo dicho, nos enterábamos de estas cosas por otros.

Cerca del quinto mes de embarazo, durante una conversación con el dueño de este blog, surgió el nombre del Dr. Escudero. Alguien totalmente desconocido para nosotros en aquel momento. Pero siendo Llinares la fuente de la recomendación, siempre hay que investigarlo y mínimo sopesarlo. Nos documentamos y decidimos viajar a Valencia, donde en su casa prepara a las parejas para el parto. Una experiencia única. Por la potencia y carisma abrumadora del Dr. Escudero así como por los resultados que luego contaré. Hay muchos vídeos que describen su método y lo presentan mejor de lo que puedo hacerlo yo. Solo deciros que después de aplicar sus artes en las 4 chicas embarazadas, de pie delante de los demás que estábamos en la sala, les traspasó el antebrazo con una especie de varilla/aguja larga y éstas se reían. Le pregunté a mi mujer que qué le pasaba, que sentía, y me dijo que era como haberse tomado un Valium, pero sin química tóxica farmacéutica.

Nos despachó a todos ese mismo día diciendo que ya estaba, que podíamos ir al parto tranquilos y que a otra cosa mariposa. Como cualquier charlatán vendedor de jarabes milagrosos.

Solo que mi mujer dio a luz en una casa (ella, la comadrona y yo), llegando 1 hora antes y 3 horas después estábamos en la nuestra de vuelta (incluyo aquí el tiempo del papeleo necesario). Sin epidural, por supuesto, y sin ninguna episotomía ni puntos en ningún sitio delicado de su cuerpo. No os voy a decir que fuera un paseo por el parque, que daba a luz mientras charlaba conmigo sobre Madrid en otoño, los dos con una copa de vino. En su cara le vi momentos de dolor, cuando empujaba y al salir la niña pero éstos contados con los dedos de la mano. Y de su recuperación ni me enteré.

A riesgo de poner en duda la credibilidad de esta experiencia en algunos de los que leéis esto, termino diciendo que el mismo día de dar a luz, de vuelta a casa ya, comimos una copiosa fabada que preparé siguiendo la receta de mi madre, que era Carbayona. Mi mujer comió la misma cantidad que yo.

Después del Embarazo

Nuestra hija tiene 7 meses. Y tanto ella como su madre están perfectamente. Otra vez, me repito como el escritor aficionado que soy: nos enteramos de los problemas de este periodo por amigos. Nunca hemos ido al hospital de urgencias debido a las razones que mis amigos han padecido (fiebre, llora mucho desconsoladamente, respira mal…). Duerme bien, come bien, juega, está atenta, es muy observadora… Y su madre igual: la leche normal, buen humor. Depresiones post parto, etc., no nos han pasado.

El Dr. Escudero nos dijo que la forma en la que nace un niño (sin estrés, en un ambiente relajado, sin fórceps, etc.,) es importante. Al cerrar la sesión dijo que no solo anestesiaba a la madre noesiológicamente sino que el bebé también sería un bebé noesiológico. Este capítulo está por descubrir todavía, de momento, si creo que hemos traído al mundo una niña Noesio.

Llegado a este punto, debo decir que no sé qué parte de lo de arriba ha sido debida a las características personales de nosotros, los padres, su genética y predisposición; el no haber sido una pareja que haya hecho demasiados excesos, que se haya cuidado nutricionalmente, etc. Por ejemplo, hablando con la madre de mi mujer, nos decía que a ella tampoco le hicieron la episotomía en ninguno de sus tres partos. No tengo ninguna duda que el Dr. Escudero tuvo un efecto en nosotros y grande. Llinares, igual. La cuestión aquí sería saber qué parte es debido a qué. Así, esta experiencia sería mucho más modulable en su aplicación a otras parejas. Lo que está claro es que tomar las riendas de este proceso tan importante (y, en general, de tu salud) y no delegarlo en otras personas, para mi es algo crítico. Los miedos se vencen y la seguridad en tu decisión aumenta a medida que lees, investigas, contrastas, atas cabos: todo con espíritu crítico. Es una maravilla descubrir a alguien como el Dr. Escudero (un médico al que deberían haber reconocido y premiado con el Nobel) y entender por qué está relegado a ejercer su método y revolucionarios conocimientos en un chalet particular, sin lujos, en un pueblo de Valencia. Todo encaja, las cosas tienen sentido para el que se informa y toma la responsabilidad de su salud: sus tratamientos funcionan. Es precisamente por eso (y sospecho que su integridad tiene algo que ver también) por lo que es alguien marginal.

Como él, hay otros que funcionan y puedes aprovecharte de los grandes beneficios de sus métodos. La cuestión no es la veracidad de sus prácticas. La cuestión es que son no-alineados, fuera de la órbita de la patética academia y sus sponsors. Estos no van a ponértelo fácil y recomendar a alguien que desbarata los fundamentos de su reconocimiento social. Por eso siguen huyendo hacia adelante.

Por último, decir que durante los primeros seis meses de edad la niña sólo ha tomado la leche de su madre como su único alimento y no ha recibido ninguna vacuna.

Aquí termina el testimonio de la pareja de amigos, y yo aprovecho para emplazarlos a redactar otro documento parecido cuando la niña cumpla los dos años. Pongo los dos años como la fecha oportuna para aportar la experiencia que supone el embarazo, parto y lactancia por dos motivos:

1- Porque los dos años es el plazo mínimo para mantener la lactancia materna.

2 – Porque desde que nace una criatura hasta los dos años, es un período en el que la mayoría desconoce qué cosas debe hacer, cuándo tiene que empezar a introducir cada clase de alimento, y qué otras actitudes pueden mejorar la salud física, emocional y mental del recién nacido.

********

A continuación, pongo un vídeo de una de las sesiones del Dr. Escudero con las embarazadas.

La sociedad americana del cáncer admite que los tratamientos convencionales del cáncer causan más cánceres

Traduzco las jugadas más interesantes de este artículo, para aquellos que no conozcan idiomas raros. A los que los entiendan, les recomiendo la lectura completa junto con todos los enlaces.

Aquí está mi traducción libre:

Cuanto más radioterapia reciba, más probable es que desarrolle un segundo cáncer causado por la radiación que, según este documento publicado por la Sociedad Americana del Cáncer, admite que ciertos órganos, como los pechos y la tiroides, son más propensos a desarrollar un segundo cáncer.

Esta información es seguida de un nuevo estudio que demuestra que los segundos cánceres en los estadounidenses han aumentado la friolera de 300% desde el 1970, todos los cuales son un tipo completamente nuevo de cáncer y no una recurrencia del primer cáncer.

El estudio también encontró que los primeros tipos de cáncer han subido el 70% en los últimos 45 años, destacando la rentabilidad creciente de una industria que no muestra signos de desaceleración en sus ganancias con los medicamentos contra el cáncer, alcanzado la cifra de 100 mil millones de dólares el año pasado.

La radiación, que puede dañar el ADN, se cree que es responsable de un 1,5% de cáncer en los Estados Unidos, y eso no es sólo por los tratamientos de terapia del cáncer, sino también de otras fuentes radiológicas, como mamografías y tomografías computarizadas.  Estas últimas emiten de 100 a 500 veces la radiación de una radiografía normal.

“Por cada 1.000 personas sometidas a una tomografía computarizada, la radiación añade un caso adicional de cáncer a los que normalmente se producen”, según The New York Times.

Las niñas que han recibido radioterapia como tratamiento del cáncer son mucho más propensas a desarrollar cáncer de mama más tarde en su vida.

Si un paciente recibe la quimioterapia y la radiación, el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer secundario se eleva aún más.

La quimioterapia se considera en realidad un mayor factor de riesgo para provocar leucemia que la radiación. El cáncer testicular también se ha relacionado con el tratamiento de quimioterapia.

Los segundos cánceres causados ​​por la quimioterapia son “difíciles de tratar y obtienen malos resultados en su curación”

*******

Cambiando de tema, resulta interesante leer las actividades reales de la Sociedad Americana del Cáncer en la Wiki de las verdades.

Dice cosas tan divertidas como que un tercio de lo que recaudan se lo quedan los administradores.

Tienen tremendos conflictos de intereses, pues reciben donaciones millonarias de la industria del cáncer. Siguen promocionando las mamografías, cuya seguridad y eficacia ha sido puesta en duda muchas veces. Después de 10 mamografías, una mujer ha recibido la misma radiación que si hubiera estado a un kilometro y medio de la explosión de una bomba nuclear.

Uno de los directivos es presidente de una empresa que vende quimioterapia. Otro es presidente de una multinacional farmacéutica, etc.

En definitiva, esta asociación se dedica a vender tratamientos caros y peligrosos, y a poner trabas a la prevención natural del cáncer con dietas sanas, o a desprestigiar tratamientos naturales que han demostrado su eficacia.

Si a alguien le diagnostican cáncer, debería leerse todas las entradas incluidas en la categoría de cáncer, informarse muy bien, no creerse nada de nadie y luego tomar decisiones sensatas sobre lo que debe hacer con su vida. Y como dije hace poco, procurar desterrar el miedo y la prisa, que son los verdaderos peligros para alguien etiquetado de cáncer.

Los cánceres de mama y próstata son muy raros en China

En China ocurren cien veces menos cánceres que en los países occidentales. En el vídeo de abajo explican que ello se debe fundamentalmente al consumo de leche y sus derivados.

Los interesados en la salud llevamos décadas repitiendo estos hechos tan obvios, que al final acaban reconociendo los organismos oficiales, aunque lo suelen hacer unos 30 años tarde.

La mujer que sale en el vídeo se somete a la quimioterapia con total naturalidad, como si hubiera alguna evidencia de que la quimio ha curado alguna vez el cáncer de mama (si alguien es tan amable de copiar la referencia primaria de dicho estudio, le estaré muy agradecido).  Por ley de probabilidades, es casi imposible que la misma persona que se da cuenta de que los lácteos causan cáncer descubriera al mismo tiempo el timo de la quimioterapia.

Como he repetido algunas veces, cuando a alguien le diagnostican cáncer, contrae dos problemas muy graves. Curiosamente, ninguno de esos problemas es el cáncer en sí mismo.

Los dos citados problemas son el miedo y la prisa por hacer algo. Estos dos problemas son los que acaban matando a una gran parte de las personas diagnosticadas con cáncer.

Copio unos párrafos de un excelente artículo escrito por Don Juan Gérvas, con mi expresa recomendación de leerlo entero varias veces. Pinchar aquí:  Todos tenemos cáncer  

Se hace una biopsia cuando se sospecha que hay un cáncer. Por ejemplo, biopsia de próstata, de mama, de piel, de tiroides, de médula ósea, de hígado, etc. Con la biopsia se toma un trozo de tejido y después se examina al microscopio.

El “aspecto” al microscopio es clave en el diagnóstico (por la presencia de células malignas), pero no es suficiente y no sabemos cómo distinguir los cánceres que evolucionarán hasta la muerte de los que “dormirán” o se “autodestruirán”.

Es decir, con la biopsia se puede saber si hay cáncer, pero no si el cáncer es “bueno” o “malo”.

Por consecuencia, y “por si acaso”, se tratan todos los cánceres como si fueran “malos” (cirugía, quimioterapia, radioterapia y seguimiento a largo plazo). Los pacientes creen haber sido salvados de un cáncer “malo”, pero en muchos casos han sido condenados pues, teniendo un cáncer “bueno”, son tratados como si fuera “malo”.

Paso a analizar los dos verdaderos problemas que muchas veces matan:

EL MIEDO

El miedo paraliza e impide razonar con lógica. En ese estado no se atiende a los razonamientos de los demás ni hay interés por informarse imparcialmente del tema.

Equivocadamente se acepta el mismo tratamiento que ha escogido la mayoría, sin querer ver que la mayoría históricamente ha estado equivocada siempre, y que nunca se ha demostrado científicamente que dichos tratamientos hayan curado en vez de empeorar la situación.

Supongo que se desata uno de nuestros instintos atávicos de sentirse protegido dentro de la manada, cerrando los ojos al hecho evidente de que la manada está siendo conducida al matadero.

Los tratamientos oficiales, además de ser cancerígenos, matan a más gente que los que hubieran muerto si no se hubiera tratado de cáncer a nadie.

LA PRISA

Tener prisa es lo peor que puede hacer alguien diagnosticado de cáncer. Hay que tener en cuenta que un tumor tarda muchos años antes de empezar a molestar o producir problemas graves. Tomar decisiones precipitadas es una temeridad, sobre todo estando en manos de la industria para la que el cáncer supone beneficios de miles de millones al año.

Se deberían descartar las prisas, pues iniciar un tratamiento enseguida o un año después, no va a suponer una diferencia apreciable.

Lo primero que habría que hacer es informarse de los porcentajes de falsos diagnósticos; de sobrediagnósticos; de la imposibilidad de saber si un cáncer es bueno o malo, como se ha dicho arriba; de los estudios que demuestran que los enfermos sin tratar sobrevivien muchos más años que los pacientes tratados; que, según los estudios, la probabilidad de sobrevivir cinco años gracias a la quimioterapia es del 2.30%, y en el caso concreto del cáncer de mama es del 1.50%; que en este blog se han propuesto más de una docena de remedios para curar el cáncer que no tienen el más mínimo efecto secundario, a diferencia de la quimio, para la que los médicos usan un equipo especial porque si se les escapan unas gotas les quema la piel, y a nadie le extraña que un líquido tan peligroso con sólo su contacto se inyecte en la vena.

Después de informarse, se pueden probar algunos de esos remedios no peligrosos para la salud, y si después de un tiempo no han funcionado, siempre se estará a tiempo de mutilar, quemar o envenenar el cuerpo.

La medicina oficial dice que ahora se curan más cánceres gracias a que se cogen a tiempo. Dicha estadística está desvirtuada por las personas que, además de no tener cáncer, tienen una salud de hierro para someterse a la quimioterapia y salvar su vida. Estas personas sanas pasan a engrosar la lista de los que han sobrevivido al cáncer, cuando nunca lo tuvieron. Además, para formar parte de la estadística de curado de cáncer, sólo hay que sobrevivir cinco años. Los que mueren de cáncer a los cinco años y un día constan como curados.

Muertes oficialmente reconocidas producidas por la vacuna del papiloma

La monja Teresa Forcades, famosa por denunciar el timo de la gripe A, nos explica en este vídeo las muertes documentadas que se han producido por causa de la vacuna del papiloma.

Las muertes han sido a causa de la neurotoxicidad del aluminio, que produce una reacción autoinmune y ataca al cerebro. Eso es a corto plazo, pues ya se sabe que a largo plazo el aluminio acaba produciendo Alzheimer, pero, como tarda mucho, ya no se lo relaciona con las vacunas o los medicamentos que lo contienen.

También nos explica todas las trampas e irregularidades de la Farmafia hechas en los estudios para aparentar que la vacuna no tiene efectos secundarios.

El error más grave lo ha cometido la administración, al poner en el calendario vacunal una vacuna con graves efectos secundarios.

Los padres que quieran a sus hijas, deberían ver este vídeo antes de vacunarlas.

 

 

Artículos relacionados

Así se gestó el negocio de la vacuna del virus del papiloma humano

 

El Nobel de Medicina por el papiloma, bajo sospecha

 

Razones para una moratoria en la aplicación de la vacuna del virus del papiloma humano en España

 

Habla el padre de la niña valenciana con graves problemas por la vacuna del VPH

 

El sinsentido de la vacuna para el virus del papiloma humano 

 

VACUNA VPH – VERDADES Y MENTIRAS

 

La vacuna contra el papilomavirus humano o el triunfo del marketing

 

Peligros de las vacunas e intereses creados

 

Vacunas y Mentiras

Parto de andar por casa

Dar a luz es un proceso natural que se ha hecho sin problemas durante millones de años. El cuerpo de todos los seres vivos ha evolucionado para cumplir a la perfección todas las funciones biológicas necesarias para la supervivencia de la especie, y parir es una de ellas.

Todos los animales salvajes nacen sin ningún esfuerzo ni problema de ninguna clase. También lo han hecho los seres humanos durante miles de años, pero, en las últimas décadas, el parto se ha convertido en un negocio y, como en todos los negocios, lo han diseñado como una cadena de montaje para que sea lo más rentable posible.

La industria se ha apropiado del completo proceso de fabricación de niños: fecundación, embarazo, parto, lactancia, alimentación del niño, vacunas, etc. Lo que siempre se había hecho con la misma naturalidad que beber agua, respirar o peinarse, ahora necesita ser enseñado, supervisado y programado por “expertos”, que desprecian totalmente la forma natural y ancestral de hacer todas esas cosas.

Para conseguir que todas las madres pasen por el aro, han exagerado hasta el infinito los riesgos de que se complique el parto. Pero, sobre todo, han jugado con los sentimientos de los padres haciéndoles creer que toda la medicalización del embarazo y el parto es lo más conveniente para su futuro hijo.

El parto en todas las películas se presenta como algo terrible y doloroso. Eso crea un condicionamiento cultural y produce que el miedo al dolor agarrote las partes que deberían dilatarse, y sea más doloroso de lo que debería. En los documentales podemos ver que los animales salvajes paren a sus crías sin el menor esfuerzo ni dolor, y que a los dos minutos pueden correr sin cansarse, como si no hubiera pasado nada.

¿Por qué los seres humanos son la única especie que tiene dolor en el parto?

La respuesta es muy sencilla, porque somos la única especie de todo el planeta que no vive en armonía con las leyes de su propia biología.

  • – Hacemos una vida sedentaria y no usamos el 80% de los músculos.
  • – Cosumimos medicamentos y drogas que alteran las funciones más básicas del cuerpo humano.
  • – En vez de beber agua, ingerimos refrescos azucarados que ensucian, irritan y deshidratan el organismo.
  • – Cuando al comer su carne, las hormonas que les dan a los animales entran en el cuerpo de una mujer, provocan distorsiones. La mezcla absurda de hormonas de todos los colores engañan al cuerpo y alteran sus funciones. Peor todavía ocurre con los disruptores endocrinos, que suplantan a las hormonas y vuelven loco al sistema. Ver el siguiente artículo: La grave amenaza de los disruptores endocrinos
  • – Y lo peor de todo, somos el único animal que come sin tener hambre. La gente come cuatro veces más proteínas de las que necesita para no tener carencias y llevar una vida sana. Con el agravante de que ese exceso de proteínas es de origen animal, con toda la carga de toxinas y venenos que lleva la carne de animales engordados con comida basura, antibióticos y hormonas.

Este brutal exceso de proteína acidifica los fluidos internos, y ese entorno ácido reseca los tejidos y les hace perder su elasticidad. Ése, junto con la deshidratación, son los motivos de los dolores en el parto: los tejidos que han perdido su elasticidad no pueden dilatar lo que deberían. Por el mismo motivo, despues de dar a luz a muchas mujeres se les quedan grietas en la piel.

Aparte de todo lo dicho anteriormente, poner a la madre boca arriba para parir es una aberración digna de una sala de tortura de la Santa Inquisición. Se debe estar de pie o en cuclillas para facilitar el proceso.

También es muy grave el abuso de las cesáreas que se hacen, sobre todo, en las clínicas privadas, que las cesáreas se cobran aparte. Las complicaciones que pueden surgir en un parto debido a la vida antinatural de la madre explicarían una de cada 10 cesáreas que se practican, pero no el resto. Las cesáreas innecesarias son un riesgo alto, tanto para la madre como para el bebé.

Cuando el niño nace se debe dejar sobre el pecho de su madre, para que los dos sientan el contacto en su piel. Eso de llevarse al niño, tenerlo horas separado de su madre, vacunarlo en las primeras horas de su vida o darle biberón, es una de las mayores salvajadas que ha hecho la especie humana en toda su historia.

A continuación pongo un vídeo que va muy bien para desmitificar todos los horrores que quieren hacernos creer sobre el parto. Es de una chica que da a luz sin ningún tipo de asistencia. A pesar de que su familia está cerca, ella prefiere parir por sus propios recursos, como se ha hecho durante miles de años.

 

 

Para las mujeres que no han llevado una vida natural y sus tejidos ya no son flexibles, todavía tienen una excelente oportunidad de evitar los dolores en el parto. El doctor Angel Escudero, en una sola sesión, cuaquier día durante el embarazo, programa a la mujer y al niño para que no sientan nada desagradabe en todo el proceso, incluido hasta bastante después del parto.

 

Por favor, madres, si de verdad queréis a vuestros hijos amamantadlos hasta los dos años. Si es más tiempo, mejor.

 

Artículos relacionados

Respeto y humanización en el parto

El calostro

La ignorancia de Angelina Jolie es peligrosa para las demás mujeres

A la actriz Angelina Jolie no se le ha ocurrido otra cosa que someterse a tres operaciones para amputarse los dos pechos.

El miedo a morir de cáncer, junto con su ignorancia, la han llevado a cometer semejante desatino. Si hubiera cometido semejante estupidez y no hubiera dicho nada a nadie, yo tampoco hubiera escrito nada. Cada persona tiene el derecho de destrozar su vida como le parezca oportuno. Pero Angelina no se ha conformado con hacer esa barbaridad y guardarla en secreto, ha tenido la necesidad de publicarla para que todo el mundo lo sepa. No contenta con ello, dice que su esperanza es que otras mujeres en una situación similar se puedan beneficiar de su experiencia, que aprendan que tienen múltiples opciones de confrontar esta enfermedad.

Esta actitud produce dos problemas:

– Algunos famosos, porque han tenido éxito en alguna rama del espectáculo, se creen que son muy inteligentes. Ello les lleva a pensar que deben comunicar cualquier estupidez que se les ocurra para que su genialidad sea bien aprovechada.

– El segundo y mayor problema es que la gente los toma de ejemplo, y el daño que pueden hacer es ilimitado. No hay nada más peligroso que un ignorante bienintencionado.

A continuación expongo las razones por las que afirmo que Angelina, que se ha amputado los pechos debido a que unas pruebas genéticas dicen que tiene un porcentaje alto de padecer cáncer, ha cometido una estupidez.

1 – Suponiendo que ese tipo de pruebas genéticas fueran fiables, que no es el caso, seguiría siendo arriesgado confiar en ellas debido al conflicto de intereses. La mejor prueba de lo que digo es que las acciones de las empresas implicadas subieron muchísimo el día que Angelina cometió la imprudencia temeraria de publicar lo que había hecho.

2 – Ella se ha mutilado el cuerpo confiando en unas personas que, si le decían que tenia una probabilidad alta de tener cáncer, iban a ganar centenares de millones (ya sabían que su ejemplo iba a ser seguido por miles de mujeres); pero, si le decían que no tenía ningún riesgo, no iban a ver un duro. Hasta el más tonto hubiera recelado de los resultados.

3 – Aun en el caso poco probable de que las pruebas fueran fiables y de que se hubiera actuado de buena fe, seguiría siendo una tontería mutilarse. Hay numerosos estudios que demuestran que los genes se pueden activar o silenciar de maneras tan sencillas como hacer ejercicio, cambiar de alimentación, evitar productos contaminantes, dejar de consumir medicamentos, etc., etc. Todo esto se pone de manifiesto con los gemelos que, aunque tienen los mismos genes, no sufren las mismas enfermedades.

En este excelente artículo se explica el asunto con todo lujo de detalles. Lógicamente, los criminales que han inducido a Angelina a enterrarse por capítulos conocen perfectamente la poca fiabilidad de sus pruebas y los estudios que acabo de enlazar, pero su objetivo es ganar ingentes sumas de dinero a costa de la salud y la vida de los ignorantes que piensan que, porque llevan una bata blanca, saben mucho de algo.

4 – Mucho más efectivo, menos doloroso, más saludable y menos caro, hubiera sido que Angelina se hubiera informado de los métodos naturales que impiden que su cuerpo pueda desarrollar cáncer sin tener que despiezarse como una res en el matadero. Cosas sencillas como mantener sus fluidos internos con un pH alcalino, dejar de consumir aditivos cancerígenos, no comer carne quemada, no someterse a mamografías que producen más cánceres que los que detectan, etc. Con estas cosas, las probabilidades de mantener la salud son mucho más altas que con las mutilaciones.

5 – También le hubiera ayudado mucho que conociera una docena de métodos para curar el cáncer. Habiendo hecho las cosas del punto anterior,la probabilidad de tener cáncer es remota. Un tumor necesita una década para empezar a dar problemas y, si haces las cosas bien, le impides su crecimiento. Lo mejor es no asustarse, tomarse las cosas con calma e ir probando los tratamientos sencillos, inocuos, eficaces y baratos. Pinchando en la categoría de cáncer hay una variedad de enfoques diferentes para tratarlo.

6 – Si cortar trozos de cuerpo sano es una manera de evitar el cáncer, no habría que pararse en el cáncer de mama. ¿Por qué no amputar los pulmones de los fumadores? ¿O amputar los ovarios antes de los 15 años? Con esa medida se evitaría también el cáncer de los hijos, porque no nacería ninguno. ¿Y por qué no evitar las caries arrancando todos los dientes sanos a los 20 años? Por qué prevenir sólo el cáncer y no el resto de las enfermedades? Si se amputan los riñones, ya no se tendrán piedras jamás.

Me acuerdo del ingenuo de Hipócrates, que decía que lo primero que debe procurar el médico es no dañar.