Archive for the ‘Hongos Cándida’ Category

Microbios en la Noche Temática

Hace pocos días he visto dos documentales en la Noche Temática de la 2.

Son bastante interesantes, pero he querido matizarlos. Pongo los vídeos y mis opiniones sobre ellos.

Al principio hablan de que a algunas personas les es imposible perder peso, y tratan de echarle la culpa a la falta de flora bacteriana. Yo he descubierto que las personas que no pueden adelgazar es por falta de hierro. El hierro suficiente para fabricar dos candados y ponerlos en la nevera y la despensa.

Cualquier persona que se pase el día entero comiendo toda la cantidad de sandía que le de la gana, al final del día habrá perdido peso y habrá ganado un mes de calidad de vida, y todo ello en tan sólo un día.

Otro dato que demuestra con total contundencia que no existen personas que no pueden adelgazar son los campos de trabajo nazis. Entre los miles de personas que vivían en esos campos no había ni un solo gordo.
                                                                       *********
Otro se va al desierto a buscar plantas de ágave para darle de comer a sus microbios. Con lo fácil que es ir al mercado y llenar el carro de vegetales y frutas de la estación frescos y variados.

El presentador del documental imita a Abraham, sacrificando a su propio hijo en el altar de la ignorancia, pues sólo un completo ignorante necesita comprobar que si comes basura durante un mes estás transitando por el indefinido umbral que separa la vida de la muerte. Se cree que luego el chaval podrá recuperar el destrozo que ha producido en su intestino, pero eso es poco probable si sigue comiendo carne macerada en antibióticos y hormonas.

Luego viene la parte de humor escatológico cuando se propone un transplante de materia fecal. Llevo toda la vida diciendo que no hay que ir por la vida desinfectando todo, desde los biberones de los bebés hasta la vajilla. Eso es caro, incómodo, malo y antinatural. Lo ideal es tener un pH con el que no puedas tener una infección.

Como los trasplantes de excrementos se pondrán de moda, eso abre un futuro muy rentable para mí. Como es lógico, cuando se dispare la demanda de materia fecal, la gente exigirá heces de buena calidad. Y va a ser dificil encontrar en Europa mierda de alguien que en los últimos 50 años no haya usado antibióticos, ni siquiera plata coloidal, y que además no haya consumido carne con antibióticos ni pescado con mercurio.

Además de la variedad de mi flora intestinal, en el futuro también se tendrá en cuenta la calidad física y emocional de los microbios, y como yo nunca los he maltratado, tengo una población variada, sana y feliz. O sea, que voy a vender lo que me sobra a un precio desorbitado. Estos vídeos me han alegrado el día.

Al final del vídeo, como no podía ser de otra manera, en lo único que piensan es hacer tratamientos con pastillas que le den a la gente los bichos que le faltan. Lo que sea antes que proponer que la gente viva y coma con arreglo a su biología.

 

 

En este vídeo hablan de la relación entre la salud intestinal y los problemas mentales. Ese tema ya lo expuse en mi libro hace 9 años. La inflamación crónica del intestino y los hongos cándida producen síntomas que los ignorantes con bata blanca confunden con problemas psiquiátricos, y se dedican a drogar y envenenar al ignorante enfermo que ha tenido la desastrosa idea de ir a su consulta.

Espero que los que vean este vídeo comprendan que eso de estar usando todos los días lejía, salfumán, insecticidas, jabones, geles desinfectantes, etc., no es una buena idea.

El investigador se pregunta si los niños que viven cerca de un parque desarrollarán menos asmas o alergias. Yo le respondo: si no se vacunan ni toman lácteos, no tendrán ninguna alergia, y mucho menos asma.

Los vídeos ponen mucho énfasis en las bacterias que faltan en el intestino para que todo funcione perfectamente, pero no hablan que el exceso de algunos bichitos produce muchos problemas. Por ejemplo, después de que las vacunas y los antibióticos hayan arrasado la microbiota, se produce una proliferación excesiva de los hongos cándida, que son precursores de muchas enfermedades autoinmunes, que a su vez constituyen la plaga más destructiva del siglo XXI.

Charla sobre una experiencia personal de los nocivos efectos del mercurio

Para distraerse un buen rato este fin de semana aprendiendo muchas cosas sin gastar dinero, os recomiendo la siguiente charla de Óscar Fernández de aguapuraesvida.com, con Servando Pérez Domínguez de mercuriados.org.

Servando cuenta con todo detalle cómo, el mercurio en general y las amalgamas dentales en particular, han arruinado su vida con la complicidad de los organismos oficiales, que, sabiendo que el mercurio es uno de los tóxicos más potentes del mundo, han permitido que se siga usando sin siquiera alertar a los confiados usuarios de que se estaban jugando la vida. Se ha llegado al esperpento de prohibir los termómetros de mercurio en toda Europa, pero se sigue permitiendo que se ponga dentro de la boca en las amalgamas, y se inyecte a niños inocentes con padres incautos a través de las vacunas.

A pesar de que en este blog se ha escrito bastante sobre los terribles efectos del mercurio en todas sus múltiples variedades, he querido recomendar esta charla porque en ella se detallan las diferentes opciones que se le presentan a cualquiera que haya tenido la mala suerte de confiar en profesionales sin profesionalidad.

Artículos recomendados

El mercurio: un veneno muy potente

El mercurio: un veneno muy potente (2)

Demanda por intoxicación por mercurio

Vacunas, mercurio, fraudes y aumento del autismo

Culpable: vacunas con mercurio…

Curando la Esclerosis Múltiple al desintoxicar el cuerpo de mercurio

Conservar la salud desde antes de nacer hasta antes de morir

Diez niños sufren autismo debido a los metales disueltos en las vacunas

 

Crepes 0,0: sin huevos, sin leche, sin harina y sin gluten

Hace poco en los comentarios me preguntaban por algunas tortitas para dietas sin gluten. Están aumentando considerablemente las enfermedades autoinmunes. No importa el nombre de la enfermedad, en ninguna enfermedad de esta categoría el enfermo debe probar el gluten, los lácteos, las harinas refinadas ni el azúcar.

Hoy voy a proponer una receta que cumple las condiciones para este tipo de dietas.

Para dos personas, la noche anterior se ponen a remojo 150 gramos de trigo sarraceno y 100 gramos de pipas crudas de girasol.

Lo primero que se hace para preparar la comida es rehogar  con un poco de aceite y medio vasito de agua de mar unos pimientos italianos a fuego lento.

Cuando ya están hechos, se ponen en un plato y el caldito sobrante con el sabor de los pimientos se reserva para mezclarlo con el resto en la batidora.

Con las pipas de girasol se hace un litro de leche de girasol como se ha indicado en este artículo: Cómo aprovechar las inmensas propiedades del girasol y su aceite

Se cuela la leche y la pulpa de las pipas se pone en el vaso de la batidora. Se añade el caldito de los pimientos, un tomate maduro rallado y el trigo sarraceno escurrido. Se tritura todo bien y se añade leche de girasol hasta que la masa tenga la textura de una crema no muy espesa. Si queda muy espesa, los crepes salen demasiado gordos.

En una sartén que no se pegue se van haciendo los crepes.

Para aderezar el plato se hace una mayonesa con un aguacate, dos dientes de ajo, unas alcaparras, un poco de sal y aceite de girasol bio de extracción en frío. La diferencia de aroma, sabor y propiedades con el aceite de girasol refinado es inmensa. Se pone todo en un tarro y se hace en medio minuto con el minipimer.

CREPES NUE

Aquí está el resultado final, que se acompaña con una monstruosa ensalada con al menos 10 vegetales diferentes.

Los alimentos ecológicos que he usado son del Rincón del Segura. He hablado con ellos para que tengan un detalle con los lectores de este blog, y no cargarán gastos de envío a todos los que compren 20 kilos de productos o más. A los que compren menos les cobrarán la mitad del precio del porte habitual.

Al hacer el pedido, hay que poner de parte de Francisco Llinares o Escuela de Salud, y tendrán esa atención.

120 niños autistas recuperados

Gracias a un lector he conocido el trabajo que están haciendo Kerri Rivera y Andreas Kalcker. Además de aplicar el protocolo habitual para los niños autistas que está explicado en este post: Tratamientos para un niño autista, utilizan el MMS para eliminar todos los parásitos.

En los siguientes vídeos explican con todo detalle el tratamiento y los motivos que les han llevado a hacer cada uno de los pasos.

Es un placer saber que todavía quedan algunas personas que hacen lo que creen adecuado, arriesgándose a ser denunciados por la mafia corrupta que impone su ley en la industria de la enfermedad. El tema del autismo ha sido tratado muchas veces en este blog. Se pueden ver todos los post pinchando aquí.

Leer los testimonios de padres de niños curados es la mejor recompensa que puede tener alguien que intenta ayudar a niños inocentes con la vida arruinada por las vacunas.

Me alegro que haya un punto de luz para los autistas en América Latina, pues en comentarios me escriben muchas madres desesperadas que no saben dónde dirigirse.

Jugo de col fermentada (chucrut, sauerkraut) con agua de mar

La col fermentada es uno de los mejores probióticos que existen, con la ventaja añadida que se puede tomar en grandes cantidades sin ninguna contraindicación. Tomando un litro de caldo de col fermentada al día se curan las úlceras en pocas semanas; en cambio, si usáramos otro probiótico como el kéfir, tomar un litro acarrearía inconvenientes y, al tomar menos cantidad, los efectos tardarían más tiempo en llegar.

La lista de beneficios que aporta el consumo de col fermentada es infinita:

1 – Contiene hierro, calcio, fósforo y magnesio.

2 – Tiene vitamina A, B1, B2 y mucha cantidad de vitamina C.

3 – Restaura la flora intestinal, es alcalinizante y mejora la absorción de nutrientes.

4 – Es muy útil para aportar un sabor agrio a muchas recetas sin caer en incompatibilidades. Si usamos vinagre, no es nada sano y si usamos zumo de limón, es muy imcompatible con la mayoría de platos. La col fermentada es un sabor agrio que, en vez de caer mal, favorece la digestión.

5 – Todas las plantas cruciferas inhiben el crecimiento del cáncer, pero en el caso de la col fermentada lo inhibe con mucha más potencia.

6 – Curiosamente, va bien tanto para los que tienen diarreas como para los que sufren de estreñimiento. Es lógico, pues al restaurar la flora y el pH, se normalizan todas las funciones.

7 – Desintoxica y limpia el cuerpo, incluyendo el hígado

8 – La deben tomar obligatoriamente todas las personas que han sido sometidas a tratamientos con antibióticos, para restaurar la flora intestinal que han destrozado los “anti-vida”. Es lógico: contra los efectos de los ANTI-bióticos, hay que usar PRO-bióticos (ANTI = matan la vida, PRO = favorecen la vida).

El tema de mantener una flora intestinal en perfecto estado tiene una importancia enorme. Cuando los medicamentos arrasan la flora intestinal, producen el primer paso de una cadena de consecuencias con resultados muy graves, que, como a simple vista no están relacionadas, los enfermos piensan que se deben a causas separadas e inconexas.

El guión de la película de terror se desarrolla más o menos de esta forma: cuando se rompe el delicado equilibrio de la flora intestinal, se produce una proliferación descontrolada de hongos cándida. Los hongos producen una larga lista de problemas físicos, de los que algunos son diagnosticados como mentales. Los más graves son los siguientes:

  •  Los hongos generan muchas toxinas que ensucian el cuerpo y producen otras enfermedades, alergias e intolerancias.
  • En algunos casos, los hongos debilitan las paredes del intestino, que al inflamarse causan los graves problemas del intestino permeable.
  • El intestino permeable junto con los hongos cándida son los principales causantes de todas las enfermedades autoinmunes, que se están convirtiendo en una nueva plaga con catastróficos resultados para la sociedad.

Cuántas enfermedades crónicas y cuánto sufrimiento se podría evitar con el simple acto de tomar un vaso de caldo de col fermentada todos los días.

Lógicamente, la col fermentada que se puede comprar ha sido pasteurizada y ya no puede aportar los benéficos resultados que se han descrito. Afortunadamente es muy sencillo, rápido y barato hacerla.

Hay dos maneras de disfrutar de los milagrosos resultados de la col fermentada, haciendo caldo de col mezclada con agua y haciendo col fermentada con sal sin añadirle agua.

La col fermentada normal lleva algo más de trabajo y luego hay que esperar entre 4 y 6 semanas para poderla comer. Estoy haciendo pruebas y cuando haya probado las diferentes posibilidades ya pondré aquí el método y los resultados. De momento, ya he hecho varias veces el caldo de col fermentada, que en dos minutos se hace para toda la semana y en 3 ó 4 días ya se puede tomar.

COMO HACER CALDO DE COL FERMENTADA

Hay 3 clases de repollo, el rizado, el liso y el morado. Para la col fermentada hay que usar el liso. Pongo la foto para evitar dudas.

Se coge un kilo de repollo limpio y se corta en el vaso de una batidora. Si no cabe, se hace en dos veces.

Se le añaden 1.250 litros de agua de mar y 0.750 de agua destilada (los que no tengan o no quieran usar agua de mar, pueden poner dos litros de agua destilada y 50 gramos de sal marina de buena calidad).

Se tritura todo bien y la mezcla se pone en un tarro de cristal de una capacidad de tres litros o más.

El tarro se deja tapado pero sin apretar la tapa para que pueda salir el gas que se produce en la fermentación. Debe estar en un sitio en el que la temperatura se aproxime a los 20 grados. Si la temperatura es menor, puede que tarde algún día más en estar terminado el proceso.

Es conveniente remover una o dos veces al dia con una espátula de madera. Si no se remueve, la col flota por arriba, y al no quedar cubierta de líquido se pone marrón o se produce moho.

Despúes de 3 ó 4 día (según temperatura), se cuela el caldo y se pone en tarros en la nevera. La pulpa de la col se pone en otro tarro para usarla encima de los platos, ensaladas o para darle el sabor agrio a los gazpachos o purés, al mismo tiempo que aumenta sus nutrientes y digestibilidad.

En todos los países fríos en los que se come mucha carne y productos fuertes comen casi todos los días col fermentada. Al igual que en las recetas antiguas que van cargadas de carne, en todas se incluye la col, pues es una manera de poder digerir platos fuertes y pesados.

Al preparar la col fermentada con agua de mar en vez de con agua normal conseguimos un doblete: al tomar un vaso obtenemos los beneficios del mejor probiótico y todos los minerales en forma coloidal y biodisponibles del agua de mar. De esta forma, las personas reacias a tomar muchos líquidos, pueden ingerir todas las propiedades de dos vasos en uno solo.

Este maravilloso caldo regenerador de la salud tiene todas las ventajas: buenísimo de sabor, bonito de color, barato, rápido y cómodo de preparar, fácil de conservar y sin ninguna contraindicación para ninguna enfermedad conocida.

Que aproveche.

Profesiones desnaturalizadas: los cocineros

Se supone que cualquier profesional de la materia que sea, tiene un conocimiento exaustivo sobre todo lo relacionado con su profesión. Cuando alguien necesita algún producto o servicio determinado, acude a un buen profesional esperando conseguir la mejor calidad en el producto o servicio que solicita.

Por regla general, en muchas profesiones se han ido transmitiendo experiencias y conocimientos durante generaciones. Y todo ese saber acumulado repercute en la calidad y seguridad del producto final.

Desgraciadamente, hay algunas profesiones en las que sus máximos exponentes, que son reconocidos como los mejores por el público y admirados por los aspirantes a trabajar en esa profesión, no conocen siquiera los más básicos fundamentos de las materias primas con las que trabajan ni los elementales procesos a seguir para conseguir un producto terminado con la calidad adecuada para cumplir los objetivos para los que está diseñado su uso.

En artículos sucesivos iré mostrando estas profesiones desnaturalizadas, en las que el trabajo de los profesionales consigue unos resultados totalmente contrarios a los que serían de esperar, con las consiguientes devastadoras consecuencias en la calidad de vida de los usuarios de dichas profesiones.

HOY NOS OCUPAREMOS DE LOS COCINEROS

Al igual que un electricista se ocupa de instalar correctamente el diferencial para que nadie se electrocute cuando mete los dedos en el enchufe; o que un mecanico revisa los frenos y las luces del coche para evitar accidentes, un cocinero debería saber preparar los alimentos para que se conviertan en comidas equilibradas que conserven sus propiedades y nutran a los clientes de manera completa y saludable.

Desgraciadamente, los cocineros han perdido totalmente el norte y han olvidado los motivos por los que la gente tiene el imperativo vital de comer. Han sucumbido a las mieles del éxito que produce halagar el paladar de los clientes, sin preocuparles lo que ocurre con esos alimentos cuando entran en el aparato digestivo de las personas.

Vamos a enumerar los puntos por los que la profesión de cocinero consigue exactamente lo contrario de lo que se supone debería lograr con su trabajo:

1 – El punto principal es que se han tergiversado las prioridades, y en vez de comer para vivir, se vive para comer.

Es importante y recomendable que las comidas tengan una buena presentación, que sean agradables al olfato y que se coman con gusto y placer. Una comida que se come sin hambre o con desgana, normalmente no suele sentar bien. Pero no se pueden destruir las propiedades alimenticias de los productos o impedir su asimilación en la búsqueda del sabor a cualquier precio. No hay que olvidar que el cuerpo necesita una dieta nutritiva y equilibrada que le proporcione la energía y vitalidad necesarias para desarrollar sus funciones, y que el buen sabor es algo deseable, pero no es el único motivo por el que la gente come varias veces al día.

Precisamente, la profesionalidad de los cocineros debería demostrarse en la preparación de platos sabrosos, en los que no se hubieran destruido sus más importantes nutrientes en su preparación. El proceso de preparación se debería hacer de manera que no interfiera en su correcta asimilación, pues no nutre lo que se come, sino lo que se asimila.

2 – Si un picador de una mina hace su trabajo rematadamente mal, nadie sale perjudicado salvo la empresa que le paga el sueldo. Cuando un cocinero que sale en la tele procesa los alimentos de tal forma que destruye sus propiedades nutritivas, el daño que hace ese ejemplo es inmenso. La gente tiende a creer que todo lo que sale en la tele es lo correcto, sobre todo, si lo hace alguien famoso con mucho renombre.

Las recetas ancestrales sencillas, poco sofisticadas y con productos de estación, van siendo sustituidas por otras en las que, debido a sus ingredientes y su preparación, sus cualidades nutritivas han sido gravemente mermadas. De tanto ver las nuevas recetas en TV acaban poníendose de moda, y se van abandonando las antiguas, considerándolas caducas y menos apetecibles que la nueva comida basura.

3 – Otro punto poco saludable de la propuesta de los cocineros es el exceso de proteínas. No saben hacer una comida que no incluya carne o pescado. Hasta la OMS recomienda una ingesta de preteínas que no exceda de 0.8 gramos por kilo de peso. Pero como se explica en este post, esa cantidad se excede fácilmente con una dieta vegetariana en la que se coman legumbres una vez a la semana.

Como aquí se explica, el exceso en la ingesta de proteínas acidifica el organismo, abonando el terreno para infecciones y enfermedades.

Cuando la gente ve en TV que todas las recetas llevan siempre carne o pescado, llega a la conclusión de que si no come lo mismo, no va a estar correctamente alimentado. La ignorancia dietética de los cocineros que salen en TV acaba propagando esos graves errores como una bola de nieve, que convierte en una norma (que todas las comidas contengan carne o pescado) lo que hace cien años era una excepción.

La dieta mediterránea de hace cien años era bastante sana, pues la carne se comía en algunas fiestas o cuando una cabra se mataba en un accidente, pero llamar dieta mediterránea a las recetas que salen hoy en día en la tele es una grave imprudencia, que está arruinando la salud de la mayoría.

4 – Todo se presenta muy cocinado y procesado en exceso, y los platos crudos son la excepción. Cuando se presenta una ensalada, rara vez tiene más de tres ingredientes, a veces también se mete algún producto animal en la ensalada. Parece como si un plato que sólo contenga verduras no estuviera a la altura de lo que se merecen los espectadores. Como postre, se presenta algún dulce que, como después veremos, se encarga de arruinar la comida entera debido a su incompatibilidad.

Habría que inculcar en las personas la idea de que el plato más importante de una comida es una buena ensalada muy variada, compuesta al menos por 10 verduras diferentes. En las comidas de fruta, en las que no es conveniente mezclar verduras, el plato fuerte debe ser alrededor de un kilo de fruta fresca de la estación.

5 – Cuando ninguna marca de agua embotellada paga por la publicidad, los cocineros de la tele usan agua del grifo. Promocionar el consumo de agua del grifo hoy en día, diciendo además que es la mejor, es una imprudencia temeraria.

Aquí se explican los problemas que causa el agua del grifo y los beneficios del agua destilada.

6 – Para terminar, hablaremos del problema más grave de todos: las incompatibilidades alimenticias que ocurren al mezclar varios alimentos que se deberían digerir por separado o que se interfieren mutuamente en la digestión.

Es lógico pensar que un aparato digestivo que ha evolucionado durante millones de años sin disponer de frigorifico ni de medios de transporte (es casi imposible mezclar muchos alimentos sin traerlos de sitios lejanos y guardarlos en una cadena de frío), se ha adaptado a comer un sólo alimento en cada comida. El día que había suerte y se encontaban árboles con fruta madura, se comía fruta. Y los días que no se encontraban árboles o que la fruta estaba demasiado verde para comerla, se comían brotes tiernos, malas hierbas o gramíneas.

Lógicamente, el cuerpo va evolucionando y adaptándose a las circunstancias, pero tarda en hacerlo bastantes miles de años. Durante los 100 años que disponemos de refrigerador, el organismo de los humanos ni siquiera ha empezado a pensar que debe cambiar algo, pues él sabe que a veces se pone de moda hacer tonterías, pero luego pasa esa moda y vuelve la normalidad.

La inmensa mayoría de incompatibilidades graves se evitaría si todo lo que se va a comer en la misma comida se sirviera revuelto en el mismo plato. A nadie le apetece tomar unas natillas con garbanzos o un vaso de zumo de naranja con tropezones de aceitunas negras. Pero el truco de servir esas cosas en platos diferentes, impide que los sentidos las rechacen como algo asqueroso. El comer diferentes productos en platos diferentes no impide que se mezclen en la misma digestión y produzcan los problemas que se detallan a continuación.

Vamos a dar unos pocos ejemplos de entre los muchos y graves problemas que causan en el organismo la mezcla indiscriminada de productos que el aparato digestivo no puede procesar correctamente.

  •  Una pequeña cantidad de vinagre o de zumo de limón mezclado en la comida (cosa que se hace frecuentemente) detiene la digestión de los almidones (pan, arroz, patatas, etc.). También impide la asimilación de las proteínas (carnes, pescados, legumbres, quesos curados, etc.). Todo lo dicho sirve para cualquier producto ácido, incluidos los medicamentos.
  •  Cuando se come carne o pescado con pan, patatas, arroz, etc. (algo que los cocineros hacen varias veces al día), la digestión es un desastre. Los hidratos de carbono necesitan unos jugos gástricos neutros o ligeramente alcalinos. Las proteínas sólo se digieren en un terreno ácido.
  •  La leche, que si se leen las etiquetas está en todas partes, es incompatible con cualquier otro producto, sin contar que la mayoría de la población tiene intolerancia a la lactosa. Es la manera más segura que se tiene de arruinar la digestión. A simple vista podemos ver la mucosidad de las personas que consumen leche de manera habitual (que son casi todos los habitantes de los países “civilizados”).
  •  Los azúcares se digieren en el intestino, las proteínas en el estomago. Si se mezclan, el azúcar se queda retenido causando fermentaciones, gases, etc. Parece absurdo poner azúcar encima de un trozo de carne, aunque ya lo he visto hacer algunas veces. Pero la costumbre de un postre dulce al final de la comida es igual de funesto para la armonía digestiva.
  •  Ni siquiera voy a entrar a valorar las consecuencias de mezclar alcohol en las comidas y otros tipos de estimulantes como el café, tabaco etc.

Puede que algunos lectores hayan llegado a la conclusión de que, cuando se cometen esas incompatibilidades, los alimentos no se asimilan y, por tanto, es como tirar el dinero y el trabajo de prepararlos a la basura. Pero hay algo mucho peor que ocurre en el organismo de la mayoría de personas del primer mundo: los alimentos que no se digieren correctamente, según sean sus características, fermentan, se pudren, producen acidez, son una fuente de venenos y toxinas que se dedican a invadir el cuerpo y abonar el terreno para la enfermedad.

Arriba he enlazado un artículo que dice que la acidificación del organismo produce enfermedad. Es importante matizar que una gran parte de dicha acidez, producida por la excesiva ingestión de proteínas, se produce por no haber sido digeridas correctamente. O sea, si se cometieran excesos comiendo proteínas, pero se hiciera sin mezclarlas mal, las consecuencias para el cuerpo serían más tolerables. Pero como nadie está dispuesto a comerse un trozo de carne con una ensalada y no comer nada más, las enfermedades que produce la acidez en el organismo de la mayoría de la población seguirán aumentando exponencialmente.

CONCLUSIONES

Habrá algunos cocineros que dirán que ellos se limitan a preparar los platos que la gente pide. Eso sería una buena excusa si tuvieran un conocimiento profundo de los productos que procesan y de las condiciones necesarias para ser digeridos y asimilados, y luego utilizaran ese saber para aplicarlo en todas las ocasiones en las que preparar platos sanos no merma el sabor que piden los clientes. Pero ese no es el caso. El desconocimiento de los alimentos y del aparato digestivo es absoluto. Por tanto, me reafirmo en que la profesión de cocinar está totalmente desnaturalizada.

Lo que hacen los cocineros con la comida se podría comparar a un hortelano que siembra las verduras en su huerto habiendo previamente escogido las mejores semillas, abona la tierra con el mejor abono orgánico, pero luego no riega la cosecha permitiendo que los brotes tiernos de las plantas mueran por falta de agua. Lo mismo hacen los cocineros: usan las mejores materias primas, las aderezan con caros y exóticos condimentos, pero esas comidas sólo producen intoxicación y enfermedad en los comensales.

El que los clientes ignoren toda la información sobre alimentación no exime a los profesionales de la culpa de su ignorancia. Según dicen los de Hacienda, el desconocimiento de las leyes no exime de la culpa de su incumplimiento.

Zumos deliciosos, nutritivos, alcalinizantes, curativos y milagrosos

En el post sobre exprimidores de zumos (Repaso a los diferentes tipos de exprimidores), me han emplazado a hacer un top mundial de zumos. La petición estaba circunscrita a los zumos más deliciosos que se pueden tomar, pero no puedo hablar de los zumos que representan una sinfonía de sabores para las papilas gustativas y dejarme fuera otros zumos que producen más placer aún, pero con espoleta retardada. Me explico:

Yo dividiría los zumos en varias categorías:

Categoría 1 – Los que al entrar en la boca, producen un orgasmo sensorial instantáneo muy parecido a paladear el concierto para violín de Tchaikovsky (si a alguien le parece rara la comparación, que tome alguno de los zumos de esta categoría escuchando el concierto citado y notará la resonancia entre los sentidos del oído y el gusto). Estos zumos se toman por el mero placer de tomarlos, aunque la mayoría de ellos aportan grandes beneficios a la salud de toda la familia, pero eso se considera un regalo añadido.

Categoría 2 – Los que su sabor no es tan delicioso como los primeros pero contienen unos nutrientes esenciales para una salud a prueba de epidemias. Los de esta categoría no producen un placer instantáneo como los anteriores, aunque en absoluto tienen un sabor desagradable. Estos zumos tiene la peculiaridad siguiente: el mayor placer de tomarlos no es instantáneo ni se localiza en el paladar, sino que producen persistentemente a lo largo del tiempo el maravilloso placer de una salud completa con todas sus fantásticas manifestaciones: no tener ningún tipo de dolor ni molestia; mantener actividades prolongadas sin esfuerzo; levantarse con vitalidad y entusiasmo; sentir placer en cualquiera de las funciones corporales; mantener la agilidad y vitalidad hasta edades prolongadas, etc. Resumiendo: vivir placenteramente las 24 horas del día con la sensación de estar flotando como un ente incorpóreo, pues, al no percibir ninguna molestia, da la sensación de que el cuerpo físico no existe y tu mente vive libre de ataduras corporales.

Categoría 3 – Los que independientemente de su sabor o sus nutrientes, son capaces de curar enfermedades de diferentes tipos; paliar o eliminar síntomas, dolores y molestias; aportar sustancias para prevenir enfermedades, contener antioxidantes, etc.

Hay zumos que pertenecen a las tres categorías, pues están deliciosos, aportan muchos nutrientes y curan o previenen enfermedades. No por ello hay que desestimar los que sólo pertenecen a una categoría, pues son indispensables para conservar la salud y, en algunos casos, productos que parecen humildes nos pueden salvar la vida. Sigue leyendo