Archive for the ‘Autismo’ Category

Los 5 mandamientos del buen pasota

Por algún motivo desconocido los seres humanos empezamos a razonar antes de estar preparados para poder controlar ese gran potencial. El resultado final es que todo el mundo percibe su gran potencial, y luego acaba frustrado porque no usa ni el 2% de lo que cree que podría usar. Todo el mundo siente que su destino es hacer algo mucho más importante de lo que hace, y acaba cometiendo locuras y metiéndose en berenjenales de los que luego no sabe cómo salir indemne.

El razonamiento es una potente arma de doble filo y a la gente no le han dado el libro de instrucciones. En esas condiciones las personas tienen pocas posibilidades de ser felices. En términos informáticos podríamos decir que todas las personas tienen un exceso de RAM, lo cual no es malo, los problemas vienen cuando quieren usar toda su capacidad sin conocer las consecuencias últimas de sus actos, sin tener la escala de valores adecuada, sin tener un índice de prioridades y sin conocer la frontera que separa la realidad de sus fantasías.

Ser un buen pasota nos podría ayudar a librarnos de las consecuencias más graves en nuestra alocada carrera hacía no sabemos dónde. A continuación propongo los 5 mandamientos del pasota y unos deberes ineludibles:

1 – No tener creencias. Las creencias producen una distorsión de la realidad y empujan a tomar decisiones equivocadas, lo cual es la principal fuente de sufrimiento. Sigue leyendo

Entrevista a Jesús García Blanca sobre (contra) las vacunas

El entrevistador se ve desbordado  a medida que Jesús le va desmontando todos los esquemas, pero las aportaciones del amigo Jesús siempre son interesantes y logran sembrar las dudas, incluso en las mentes que navegaban plácidamente en las calmadas aguas del “pensamiento políticamente correcto”.

Seguiremos debatiendo en los comentarios.

Ir a descargar

Adjunto el libro del que se habla en la entrevista.

Habrá que instaurar la objeción de conciencia contra la vacunación obligatoria

Pongo dos vídeos de una charla de la pediatra Lua Catalá, en los que hace una profunda, completa, brillante y minuciosa exposición sobre las vacunas y lo absurdo de su obligatoriedad.

Normalmente suelo comentar los vídeos que pongo añadiendo mis opiniones y mi punto de vista sobre el asunto. En este caso, la doctora Lua Catalá no se ha dejado nada en el tintero, por lo que no puedo añadir nada relevante que ella no haya planteado.

 

Instrucciones para la fabricación, mantenimiento y alimentación de seres humanos pequeñitos

Aunque sé con seguridad que nadie hará las cosas correctas en su totalidad, quiero aportar una lista detallada de todo lo que habría que hacer, de principio a fin, para que cada cual pueda escoger lo que se va a saltar.

He dicho muchas veces que lo de engendrar hijos es conveniente empezarlo siete años antes de la concepción. La cifra de siete años se debe a que es el tiempo que tarda el cuerpo en recambiar la gran mayoría de las células. De esa forma, el nuevo ser es engendrado en un cuerpo y con unos materiales de la mejor calidad disponible.

Como es obvio, durante esos 7 años, tanto la madre como el padre deben hacer una dieta sana con el 80% crudo, sin usar drogas legales o ilegales. En las drogas legales están incluidos también todos los medicamentos. También es conveniente demostrar que los dos son ya seres adultos. La mejor demostración de que alguien ya ha pasado la etapa infantil, es estar los 7 años sin coger rabietas, disgustos, berrinches, discusiones acaloradas, etc. Tampoco es de adultos guardar rencor, ira, envidia o deseos de venganza.

Durante esos 7 años es conveniente que se informen concienzudamente sobre los riesgos que supone el vacunar, o el no vacunar. Deben tomar esa importante decisión estando convencidos de lo que hacen y no porque se lo ha dicho la vecina o el pediatra. Estar convencidos supone asumir las ventajas y los inconvenientes en ambos casos. Si no hay acuerdo, el que no quiere vacunar debería pensárselo bien antes de tener un hijo, pues tener un hijo autista por un capricho de la pareja es la forma más rápida de pasar del amor al odio y destruir la familia. Sigue leyendo

Las maneras útiles, inútiles o desastrosas de ayudar a los demás

Hace muchos años que ya no está de moda ser religioso, pero la hipocresía de la gente no ha cambiado nada: la inmensa mayoría quiere seguir aparentando que son buenas personas a pesar de ser ateos. Quieren demostrar que son solidarios, que ayudan a la gente, que luchan contra la injusticia y que no toleran la desigualdad.

El problema es que todas esas intenciones tratan de materializarse con razonamientos en primer grado. Como se ha dicho muchas veces, los razonamientos en primer grado suelen propiciar acciones inútiles o peligrosas que muchas veces producen más daño que beneficio.

Casi nadie es capaz de entender los efectos encadenados que producirán cada una de sus acciones a lo largo del tiempo. Todos toman las decisiones con la vista puesta en el efecto inmediato, en el resultado obvio imaginado, como si su acción pudiera desarrollarse en un tubo de ensayo completamente aislado de la realidad y no tuviera interacciones con el resto de la sociedad.

Desgraciadamente, cualquier hecho, aparentemente sin importancia, puede ser magnificado y producir unos resultados devastadores. Es lo que comúnmente se llama el efecto mariposa.

A la potencia devastadora del efecto mariposa se une el peligro destructor de cualquier fanático bienintencionado, de los que pululan en grandes cantidades. Lo peor del fanático bienintencionado es que, como cree firmemente que está haciendo un bien inmenso a la humanidad, no cree necesario tomar precauciones o poner límite a sus acciones. Si después de una sesión de quimio el “paciente” se pone peor, el fanático piensa que se ha quedado corto y le receta el doble. Ante el fracaso no corrige, sino que se envalentona.

Aunque el lema de este blog dice: “Nadie puede impedir que los ignorantes sufran”, como soy egoísta y quiero dormir a pierna suelta por las noches, pongo en práctica un consejo de Samaniego que dice lo siguiente: “Todo varón prudente aconseja en tiempo conveniente, pues es hacer de la ciencia vano alarde, dar el consejo cuando se llega tarde”.

Así que voy a dar unos cuantos consejos antes de que la especie humana se extinga, aunque sólo sirvan para mi paz onírica.

Voy a poner unos ejemplos variados, para poder hacer el seguimiento que las acciones producen en personas y situaciones aparentemente sin ninguna conexión.

EJEMPLO 1 – AYUDAR A LOS NIÑOS AUTISTAS Sigue leyendo

Una Web que consigue un oxímoron: desmentir bulos verdaderos

Hace pocos días estaba viendo el telediario (después de comer siempre veo el telediario, pues reírse es muy bueno para la digestión) y, de repente y sin venir a cuento, empiezan a hablar de una web dedicada a desmentir bulos sobre medicina.

Pusieron dos ejemplos muy interesantes:

1 – Dijeron que el bulo de que las patatas fritas son un estupendo crecepelo, es mentira. No hay evidencias científicas de que el consumo de dichos feculentos reactive los folículos pilosos.

2 – Dijeron sin darle importancia que el bulo de que las vacunas provocan autismo es mentira.

Como no he nacido ayer y el contacto con la realidad me ha resabiado, me quedé pensando ante un hecho tan extraordinario. Mi incredulidad se basa en el hecho de que, en el telediario en hora punta, se hable de una web recién abierta en la que ninguno de sus ponentes tiene ningún mérito científico, salvo el de hacer reverencias y genuflexiones ante la Farmafia, que reparte pródigas dádivas entre sus prosélitos. Sigue leyendo

La extinción de la especie humana: capítulo 3, descenso en el coeficiente de inteligencia

Han emitido un documental en Documentos TV que habla del descenso en el coeficiente de inteligencia. Resulta que viene bajando en la población mundial durante los últimos 20 años.

Los investigadores del documental han encontrado un par de culpables que se hallan presentes en una buena parte de los niños con coeficientes bajos, pero admiten que no pueden explicar el resto de casos en los que no se encuentran los presuntos culpables.

Tiene lógica que los investigadores no encuentren la explicación correcta, pues ellos también son víctimas del descenso de inteligencia y cada día pueden razonar con menos criterio.

Como cuando yo iba a la escuela todavía no había empezado el adoctrinamiento pseudocientífico capitaneado por la Farmafia, como tampoco me fio de nadie, y cuando camino por la calle suelo llevar los ojos abiertos, puedo terminar la lista de culpables que los investigadores no han querido ver, a pesar de que los culpables tenían la pistola humeante en sus manos y llevaban un sombrero negro, que es un distintivo muy fiable para distinguir a los malos en todas las películas.

Repasemos el listado de los asesinos de la inteligencia humana: Sigue leyendo