Archive for the ‘Venenos y tóxicos’ Category

El estrés enferma, paraliza y atonta

Un lector me ha pedido que le explique con todo el detalle posible los estragos que puede hacer el estrés en la salud de las personas. La gente dice que mi profesión es la más estresante del mundo, pero a mi no me afecta, pues he comprendido que el hecho de tener miedo es, en sí mismo, mucho más peligroso que aquello a lo que se teme.

Como estando las 24 horas del día relajado no puedo llegar a ser un experto en estrés, para responder a este lector me voy a limitar a copiar unas páginas de este magnífico libro.

lipton

En los organismos multicelulares, las respuestas de crecimiento y protección son reguladas por el sistema nervioso. La tarea de este sistema consiste en examinar las señales ambientales, interpretarlas y organizar las respuestas de comportamiento apropiadas. En una comunidad multicelular, el sistema nervioso actúa como el gobierno que se encarga de organizar las actividades de los ciudadanos celulares. Cuando el sistema nervioso reconoce una señal amenazadora en el ambiente, alerta a la comunidad celular del peligro inminente. En realidad, el cuerpo consta de dos sistemas de protección diferentes, ambos esenciales para la conservación de la vida. El primero es el sistema que pone en marcha la protección contra amenazas externas. Se denomina eje HP A, que son las siglas del eje Hypothalamus-Pituitary-Adrenal conocido en nuestro idioma como Hipotálamo-hipofisario-suprarrenal. Cuando no existen amenazas, el eje HP A permanece inactivo y el crecimiento florece. Sin embargo, cuando el hipotálamo cerebral percibe una amenaza en el entorno, activa el eje HPA mediante el envío de una señal a la glándula hipofisaria, la «glándula maestra», que es la responsable de conseguir que una comunidad de cincuenta billones de células se prepare para el peligro inminente.

¿Recuerdas el mecanismo estímulo-respuesta de la membrana celular y el complejo de proteínas receptoras-efectoras? Pues el hipotálamo y la glándula hipofisaria se comportan de manera similar. Al igual que las proteínas receptoras, el hipotálamo recibe y reconoce las señales medio ambientales; la función de la hipófisis es la misma que la de las proteínas efectoras, ya que es la encargada de poner en funcionamiento los órganos corporales. En respuesta a las señales de amenaza procedentes del medio externo, la glándula hipofisaria envía una señal a las glándulas suprarrenales para informar de la necesidad de activar la respuesta de «huida o lucha» del organismo.

Los detalles técnicos sobre cómo los estímulos estresantes activan el eje HPA siguen una secuencia muy sencilla: el hipotálamo segrega un factor liberador de corticotropina (CRF) en respuesta a la señal de alerta registrada por el cerebro; este factor viaja por el torrente sanguíneo hasta la glándula hipofisaria, donde activa unas células especiales que liberan corticotropina u hormona adrenocorticotropa (ACTH) en sangre. La ACTH viaja hasta las glándulas suprarrenales, donde sirve como señal para la secreción de las hormonas de «huida o lucha». Estas hormonas del estrés coordinan la función de los órganos corporales y proporcionan una gran fuerza física para huir o enfrentarnos al peligro.

Una vez que suena la alarma suprarrenal, las hormonas del estrés se liberan en los vasos sanguíneos y constriñen sus paredes en el aparato digestivo, obligando a la sangre cargada de nutrientes a encaminarse hacia las extremidades, los miembros encargados de ponernos fuera de peligro. Antes de ser enviada hacia las extremidades, la sangre estaba concentrada en las vísceras. La redistribución de la sangre visceral hacia las extremidades durante la respuesta de huida o lucha tiene como consecuencia una inhibición de las funciones relacionadas con el crecimiento, ya que, sin la sangre, las vísceras no pueden ejercer su función de la forma apropiada. Los órganos viscerales dejan de llevar a cabo las tareas de soporte vital, como la digestión, la absorción, la excreción y otras funciones que incrementan el crecimiento celular y la producción de reservas energéticas corporales. Así pues, la respuesta de alerta inhibe los procesos de crecimiento y arriesga la supervivencia del organismo al impedir la producción de las reservas de energía vitales.

El segundo sistema de protección corporal es el sistema inmunológico, que nos protege de las amenazas que se encuentran bajo la piel, como aquellas causadas por bacterias y virus. La activación del sistema inmunológico supone un enorme gasto de las reservas de energía del organismo. Para hacerte una idea de la cantidad de energía que consume el sistema inmunológico recuerda lo débil que te sientes cuando luchas contra una infección como la gripe o un resfriado. Cuando el eje HPA activa la respuesta de huida o lucha, las hormonas secretadas por las glándulas suprarrenales suprimen por completo la actuación del sistema inmunológico a fin de conservar las reservas de energía. De hecho, las hormonas del estrés son tan eficaces a la hora de inhibir la función del sistema inmunológico que los médicos se las recetan a los pacientes de trasplantes para que su sistema inmune no rechace los tejidos extraños.

¿Por qué el sistema suprarrenal inhibe el inmunológico?

Imagina que estás en una tienda en la sabana africana padeciendo una infección bacteriana y con un caso grave de diarrea. De repente, oyes el ronco rugido de un león fuera de la tienda. El cerebro debe tomar una decisión y resolver cuál de las dos amenazas es más peligrosa. A tu cuerpo no le serviría de nada superar la infección bacteriana si dejas que el león te devore. Así que tu organismo decide detener la lucha contra la infección y gastar energías en la huida para sobrevivir al encuentro con el león. Por tanto, una consecuencia secundaria de la activación del eje HPA es la reducción de nuestra capacidad para luchar contra las enfermedades.

La activación del eje HPA también disminuye nuestra capacidad de pensar con claridad. El procesamiento de la información en el cerebro anterior, el centro del razonamiento lógico, es bastante más lenta que la actividad refleja controlada por el cerebelo. En una emergencia, cuanto más rápidamente se procese la información, más probabilidades tendrá el organismo de sobrevivir. Las hormonas adrenales del estrés constriñen los vasos sanguíneos del cerebro anterior para reducir su funcionamiento. Además, estas hormonas frenan también la actividad de la corteza prefrontal, el centro de la actividad y el pensamiento consciente. Durante una emergencia, el flujo vascular y hormonal nutre el cerebelo, la fuente de los reflejos instintivos vitales que con más eficacia controla la respuesta de huida o de lucha. Aunque es necesario para la supervivencia que las señales de estrés repriman la mente consciente, que tiene un procesamiento más lento, todo eso tiene un precio. La disminución de la consciencia y la reducción de la inteligencia.

(Takamatsu, et aL, 2003; Arnsten y Goldman-Rakic, 1998; Goldstein, et a.l, 1996).

El miedo mata

La pura verdad es que cuando estás asustado te vuelves más tonto. Los profesores lo ven todos los días con los estudiantes «a los que no se les dan bien los exámenes». La ansiedad que provocan los exámenes paraliza a los alumnos que con manos temblorosas marcan las respuestas equivocadas porque, a causa del pánico, no pueden acceder a la información almacenada en el cerebro que tan cuidadosamente han ido adquiriendo durante el semestre.

El sistema HP A es un mecanismo brillante para manejar situaciones de estrés agudo. No obstante, este sistema de protección no está diseñado para permanecer activado de forma continuada.

Hoy en día, la mayor parte del estrés que experimentamos no tiene carácter agudo; no son amenazas concretas que podamos identificar con facilidad. No podemos responder a ellas y seguir adelante. Nos vemos acosados a diario por multitud de problemas sin solución en nuestra vida personal, nuestro trabajo y nuestro planeta desgarrado por las guerras.

Dichas preocupaciones no amenazan nuestra supervivencia inmediata, pero activan igualmente el eje HPA y el resultado es una elevación crónica de las hormonas del estrés. Para ilustrar los efectos adversos de la liberación mantenida de adrenlina voy a utilizar el ejemplo de una carrera de atletismo. Un saludable grupo de expertos velocistas se coloca en la línea de salida. Cuando escuchan eso de «¡en sus puestos!», apoyan las manos y las rodillas e introducen los pies en los puestos de salida. A continuación, el juez de salida grita «¡listos!». Los atletas contraen los músculos mientras se elevan apoyados sobre las puntas de los dedos de las manos y de los pies. Cuando cambian al modo «¡listos!», sus cuerpos liberan adrenalina a fin de fortalecer los músculos para la ardua tarea que tienen por delante. Mientras los atletas se contienen a la espera de que llegue el «¡ya!», sus cuerpos se tensan en anticipación a la carrera. En una carrera normal, esa tensión dura sólo un segundo o dos antes de que el juez de salida grite «¡ya!». Sin embargo, en nuestra hipotética carrera el grito de «¡ya!» que pondría a los atletas en movimiento no llega nunca. Sin importar lo en forma que estén, esos atletas se desplomarían en cuestión de segundos a causa del esfuerzo

Vivimos en un mundo que nos mantiene de manera constante en el modo «¡listos!» y un creciente número de investigaciones sugiere que nuestro estilo de vida en alerta continua supone un serio problema para nuestra salud. El estrés diario activa de forma constante el eje HPA, preparando nuestros cuerpos para la acción. Al contrario que en el caso de los atletas, el estrés que acumulamos no se libera de las presiones generadas por nuestros miedos crónicos y nuestras preocupaciones. Casi la totalidad de las enfermedades importantes de la población están relacionadas con el estrés crónico.

(Segerstrom y Miller, 2004; Kopp y Réthelyi, 2004; McEwen y Lasky, 2002; McEwen y Seeman, 1999).

*******

Aparte de estas interesantes observaciones, lo que más me ha gustado de este libro es la explicación científica de por qué los medicamentos pueden producir exactamente el efecto contrario del que se pretende.

La discusión continuará en los comentarios.

La sociedad americana del cáncer admite que los tratamientos convencionales del cáncer causan más cánceres

Traduzco las jugadas más interesantes de este artículo, para aquellos que no conozcan idiomas raros. A los que los entiendan, les recomiendo la lectura completa junto con todos los enlaces.

Aquí está mi traducción libre:

Cuanto más radioterapia reciba, más probable es que desarrolle un segundo cáncer causado por la radiación que, según este documento publicado por la Sociedad Americana del Cáncer, admite que ciertos órganos, como los pechos y la tiroides, son más propensos a desarrollar un segundo cáncer.

Esta información es seguida de un nuevo estudio que demuestra que los segundos cánceres en los estadounidenses han aumentado la friolera de 300% desde el 1970, todos los cuales son un tipo completamente nuevo de cáncer y no una recurrencia del primer cáncer.

El estudio también encontró que los primeros tipos de cáncer han subido el 70% en los últimos 45 años, destacando la rentabilidad creciente de una industria que no muestra signos de desaceleración en sus ganancias con los medicamentos contra el cáncer, alcanzado la cifra de 100 mil millones de dólares el año pasado.

La radiación, que puede dañar el ADN, se cree que es responsable de un 1,5% de cáncer en los Estados Unidos, y eso no es sólo por los tratamientos de terapia del cáncer, sino también de otras fuentes radiológicas, como mamografías y tomografías computarizadas.  Estas últimas emiten de 100 a 500 veces la radiación de una radiografía normal.

“Por cada 1.000 personas sometidas a una tomografía computarizada, la radiación añade un caso adicional de cáncer a los que normalmente se producen”, según The New York Times.

Las niñas que han recibido radioterapia como tratamiento del cáncer son mucho más propensas a desarrollar cáncer de mama más tarde en su vida.

Si un paciente recibe la quimioterapia y la radiación, el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer secundario se eleva aún más.

La quimioterapia se considera en realidad un mayor factor de riesgo para provocar leucemia que la radiación. El cáncer testicular también se ha relacionado con el tratamiento de quimioterapia.

Los segundos cánceres causados ​​por la quimioterapia son “difíciles de tratar y obtienen malos resultados en su curación”

*******

Cambiando de tema, resulta interesante leer las actividades reales de la Sociedad Americana del Cáncer en la Wiki de las verdades.

Dice cosas tan divertidas como que un tercio de lo que recaudan se lo quedan los administradores.

Tienen tremendos conflictos de intereses, pues reciben donaciones millonarias de la industria del cáncer. Siguen promocionando las mamografías, cuya seguridad y eficacia ha sido puesta en duda muchas veces. Después de 10 mamografías, una mujer ha recibido la misma radiación que si hubiera estado a un kilometro y medio de la explosión de una bomba nuclear.

Uno de los directivos es presidente de una empresa que vende quimioterapia. Otro es presidente de una multinacional farmacéutica, etc.

En definitiva, esta asociación se dedica a vender tratamientos caros y peligrosos, y a poner trabas a la prevención natural del cáncer con dietas sanas, o a desprestigiar tratamientos naturales que han demostrado su eficacia.

Si a alguien le diagnostican cáncer, debería leerse todas las entradas incluidas en la categoría de cáncer, informarse muy bien, no creerse nada de nadie y luego tomar decisiones sensatas sobre lo que debe hacer con su vida. Y como dije hace poco, procurar desterrar el miedo y la prisa, que son los verdaderos peligros para alguien etiquetado de cáncer.

La vergonzosa publicidad encubierta del Ibuprofeno

He visto con un gran asombro cómo decían con total naturalidad que El ibuprofeno podría aumentar nuestra esperanza de vida

La gente que oye esa aberración, teniendo en cuenta que la mayoría piensa que lo que se dice en la tele son verdades absolutas, anota en su mente lo que ha oído en TV. Aunque no vaya a comprarlo enseguida, la próxima vez que tenga que elegir entre diferentes venenos, su subconsciente se decantará con una gran probabilidad por esa droga tóxica, que, para más recochineo, se vende sin receta.

Luego, buscas la noticia y dice así:

“Los investigadores aún no han determinado por qué el ibuprofeno, que suele emplearse para tratar el dolor y la fiebre, tiene este efecto en gusanos, en la mosca de la fruta y en la levadura, pero consideran que es interesante seguir progresando en esa línea”.

O sea, que lo de que alarga la vida es una suposición simplista y sin fundamento, que sería delito mencionar en un país donde imperaran la ley y los derechos humanos.

Se supone alegremente que algo que alarga la vida de las moscas va a hacer lo mismo con los seres humanos. Bajo esa premisa, la primera recomendación sería comer mierda, pues es el alimento preferido por las moscas.

Tampoco dicen qué cantidad de alimento le han dado a las moscas, pues, está científicamente demostrado que  las moscas a las que se les hace pasar mucha hambre viven el doble de las que comen todo lo que quieren. Cuando con el Ibuprofeno sólo aumenta la esperanza de vida un miserable 15%.

Yo no he estado presente durante el estudio, pero se me ocurre una manera de afirmar lo que han dicho sin mentir: se mata de hambre a las moscas mientras se les suminstra Ibuprofeno. La restricción calórica aumenta la esperanza de vida un 100%, pero como el ibuprofeno la recorta un 85%, todavía queda un aumento neto de un 15% para publicarlo en el estudio. Se cobra del laboratorio que fabrica las pastillitas y que te ha encomendado el estudio con la condición de que el resultado fuera rentable para la empresa. Y al mismo tiempo nadie te puede acusar de mentir, ya que la dieta de las moscas es algo que a nadie interesa ni nadie va a preguntar.

Si lo que estuvieran recomendando abiertamente fuera inocuo, se podría etiquetar de publicidad engañosa, pero si lo que publicitan tiene un centenar de efectos secundarios graves, ya debería entrar en las leyes penales.

Voy a citar algunas de las cosillas que le suelen ocurrir a los que toman la recién descubierta fuente de la eterna juventud:

Hemorragia y úlceras pépticas.

Perforación gástrica o intestinal (en algunos casos mortales).

Reacciones alérgicas graves (shock anafiláctico).

Lupus eritematoso sistémico, caída del cabello.

Insuficiencia cardíaca o tensión arterial elevada.

Alteraciones o insuficiencia renal (fallo del correcto funcionamiento de los riñones).

Lesiones del hígado, hepatitis (inflamación del hígado).

Vómitos de sangre o de aspecto similar a los posos de café.

Los que se atrevan a leer el prospecto entero que pinchen aquí

Si alguien piensa que un veneno que tomado esporádicamente te puede destrozar los órganos, tomado asiduamente te va a alargar la vida, debería consultarlo con la almohada.

Lo peor de estos lavados de cerebro es que, aunque luego se desmientan, como el desmentido ya no sale en los medios de (in)comunicación, no se entera nadie. Todos siguen con la primera idea que les han inculcado, arruinando su salud con la sonrisa en los labios.

Vacunas, mercurio, fraudes y aumento del autismo

Esta macabra historia empezó con un estudio que hizo el Doctor Wakefield en el 1.998 en el que quedaba clara la relación de la vacuna triple vírica con el aumento de autismo.

Luego la Farmafia se quejó a las corruptas “autoridades sanitarias” y obligaron a la revista que había publicado el estudio que se retractara, aunque el Doctor Wakefield nunca se retractó.   Lancet se retracta del estudio que vincula las vacunas con el autismo.

Luego aparecieron nuevos documentos que exoneraron al Dr. Andrew Wakefield de los alegatos de fraude por parte del British Medical Journal y su reportero Brian Deer, pero eso no se hizo público.  Retractando al retractador

La guinda de esta tarta envenenada ha sido puesta hace dos meses, cuando ha quedado demostrado que el CDC (la mayor autoridad americana) ha cometido fraude científico manipulando los datos en un estudio cientifico para ocultar la relación entre la vacuna triple vírica y el exponencial aumento del autismo. O sea, el orgnismo encargado de velar por la seguridad de los medicamentos y la salud de los ciudadanos, haciendo de mamporrero para defender los intereses de la criminal industria farmacéutica.

Ahora el Dr. Andrew Wakefield, desprestigiado por la Farmafia durante décadas, presenta una demanda que se puede leer aquí.

Pero, mientras se juega con estas acusaciones de fraude como si fueran una pelota de tenis, un niño de cada cien ve su vida arruinada con alguna de las enfermedades del espectro autista, sin que ninguna de las pruebas demostradas de estos crímenes contra la humanidad produzcan la menor disminución en la inoculación de vacunas, que son tan peligrosas como inútiles.

Por si las vacunas no llevaran suficientes venenos, y muchos años después de que el mercurio esté prohibido en toda la Unión Europea, resulta que las vacunas siguen conteniendo dosis peligrosas de mercurio.

O sea, se han prohibido los termómetros de mercurio por si se rompen y alguien los toca con el dedo, pero meter el mercurio en vena sigue estando autorizado.  ¿Queda alguien que crea que las “autoridades sanitarias” velan por la salud y el bienestar de la población?

El doctor Joan Ramon Laporte habla claro

Gracias a un enlace que ha puesto un lector en los comentarios, he tenido acceso a un programa de radio en el que entrevistan al doctor Joan Ramon Laporte. Él es el director de la Fundación “Institut Català de Farmacologia” y catedràtico de Farmacología en la Universitat Autònoma de Barcelona.

El doctor Laporte ha escrito el prólogo de este libro

medicamentos que matan

El autor del libro,PETER C. GOTZSCHE, demuestra con datos exhaustivos de qué modo la Farmafia corrompe a médicos, revistas y sociedades científicas, organizaciones de pacientes, gobiernos y agencias de medicamentos, para mejorar sus beneficios, aunque sea a costa de la muerte de sus “clientes”.

El libro es una valiente denuncia de la industria farmacéutica. La sobremedicación y las prácticas corruptas de un sector que olvidó la ética, para pensar sobre todo en los beneficios

PROGRAMA DE RADIO

Aquí se puede escuchar el programa de radio en el que interviene el Dr. Laporte, pinchando donde pone “Entrevista”. Como hablan en catalán y lo que dicen es muy importante, para que nadie se pierda nada, voy a traducir los puntos más importantes con unos breves apuntes a continuación.

Al empezar, el locutor se extraña del título del libro “Medicamentos que matan”, a lo que el Dr. Laporte le dice que eso ya se sabía desde hace muchos años. Los fármacos son sustancias extrañas que tienen efectos indeseados que, a veces, pueden ser muy graves.

Por ejemplo: dar antidepresivos a alguien que no los necesita porque simplemente está triste. No se consigue ningún beneficio, porque la tristeza no se cura, pero sí se sufren todos los efectos secundarios: aumento del riesgo de infarto, de ictus, de fracturas, que si son graves pueden conducir a la muerte, etc.

Dice que el libro habla de los métodos mafiosos de la industria farmacéutica, con los que consiguen que se usen medicamentos inútiles. Como los efectos secundarios de todos los medicamentos son obligatorios, al usarlos en situaciones para las que no hacen falta o en enfermedades inventadas, se está sometiendo a daños graves a las víctimas de esas prescripciones inadecuadas.

Habla del tratamiento hormonal sustitutorio, que se hizo durante muchos años y que produjo 18.000 casos de cáncer de mama sólo en España.

Luego habla de medicamentos inútiles, innecesarios y mal dosificados.

Como ejemplo de medicamento inútil pone los jarabes para la tos. Los resultados no se diferencian en nada de usar un placebo.

Como medicamento innecesario pone los tratamientos para el colesterol con estatinas, que dice que es un invento de la industria.

Dice que los médicos no conocen muy bien los efectos secundarios de los medicamentos que recetan, debido a que la formación continuada que tienen va a cargo de los visitadores médicos, que les pasan información sesgada y con conflicto de intereses.

Las cifras oficiales dicen que mueren 197.000 personas al año en Europa a causa de los medicamentos, pero el Dr. Laporte dice que la cifra real será al menos 10 veces más, que con seguridad pasará de dos millones de muertes al año.

Habla que sólo en Cataluña tienen 3000 ingresos hospitalarios por hemorragia gastrointestinal, de los cuales la mitad son debidas a los medicamentos. Decenas de casos de infartos por culpa del famoso Voltaren. Hay un millón de personas tomando omeprazol, que dificulta bastante la absorción del calcio, ya de por sí difícil con las dietas actuales y el tipo de vida. Esa falta de absorción de calcio gracias al omeprazol provoca 1000 fracturas de pelvis o de femur anuales sólo en Cataluña. Todo ello está demostrado por una docena de estudios científicos.

Dice que las pastillas para dormir al cabo de un mes sólo aportan los efectos indeseados, pues ya no surten efecto. Y que en los estudios hechos, la gente que toma somníferos sólo se duerme 7 minutos antes que los que toman placebo. Es absurdo por un efecto tan pequeño tomar fármacos con terribles efectos secundarios como fracturas, neumonía, etc. Además, las dichosas pastillitas aumentan el 40% el riesgo de contraer alzheimer.

Afirma que el sistema de regulación de los medicamentos es un fracaso a nivel mundial y que habrá que buscar otra manera más segura para los enfermos. Mientras los visitadores médicos sean legales y vayan presionando y sobornando a los médicos, los únicos perjudicados serán los enfermos.

España va la primera del mundo en consumo de antidepresivos y ansiolíticos. La tristeza, la timidez, la menopausia y la vejez no son enfermedades, y convertir esos procesos naturales en algo a tratar aumenta exponencialmente el consumo de sustancias peligrosas que acaban matando mucha gente todos los años.

Catálogo de timos: el virus de la hepatitis C

Debido a que estamos expuestos a un catálogo de timos perpetrados por la Farmafia, creo conveniente ir presentándolos uno a uno. Hoy le toca a la hepatitis C.

De la lista siguiente, algunos timos ya se han explicado en este blog y otros se presentarán en próximas entregas.

$ida: ¿mito o timo?

Grandes timos: el colesterol

¿Se justifica la teoría microbiana de la enfermedad?

Vacunas y mentiras

 

Timos presentes a tratar en el futuro

El timo de la prueba del PSA en el cáncer de próstata.

El timo de la sífilis (ya casi en deshuso).

—————————————————

Cuando alguien al que le están arruinando la vida con medicamentos peligrosos para tratar un problema que no tiene, se entera del timo, suele preguntar qué debe hacer, si dejar la medicación o hacer un tratamiento natural como sustituto.

Como es natural, si no tiene ninguna enfermedad, no puede hacer ningun tratamiento natural, pues no tiene nada que curar, salvo desintoxicarse de los venenos que le han metido en el cuerpo.

Personalmente no le voy a decir lo que tiene que hacer. Cualquier persona adulta debe informarse de las cosas, y con toda la información disponible tomar las decisiones sobre su propia vida, pues la vida que está en juego es la suya (tanto si toma alguna decisión como si sigue como estaba), y él es el único que debe decidir el camino a tomar, por supuesto, asumiendo las consecuencias de sus aciertos o errores.

Los seres humanos tenemos muchos defectos, pero en estos casos el más peligroso es la pereza. Si nadie nos dice lo que debemos hacer, por pereza lo dejamos todo como está, aunque por esa apatía nos estemos jugando la vida.

Dejar que otros decidan sobre nuestra salud, sobre la gestión del dinero o sobre la educación de los hijos es una irresponsabilidad que se paga muy cara. El que quiera hacerlo debe saber que la factura será alta, y lo peor es que muchas veces no se paga con dinero, que es lo más cómodo para pagar facturas.

 

Vamos a ver algunas opiniones de algunos científicos sobre la hepatitis C.

Seguir leyendo

Un tribunal decreta que una niña Amish sea envenenada con quimioterapia contra su voluntad

He traducido esta noticia que sale en NaturalNews para que la gente se vaya haciendo el ánimo de ir parándole los pies a la Farmafia. No se puede tolerar en una sociedad que dice aplicar las libertades y los derechos humanos, que se envenene a las personas a la fuerza y con la colaboración de la Justicia y las Fuerzas del Estado.

Esta es mi traducción libre:

Apenas unas semanas después de que un tribunal de Ohio determinara que las autoridades médicas no podían obligar a tratar con quimioterapia a una niña Amish de 10 años de edad contra los deseos de sus padres, un tribunal de apelaciones revocó la sentencia, lo que permite al hospital -que se lucra con los tratamientos de quimioterapia- a forzar a esta niña para recibir quimioterapia contra los deseos de sus padres.

Esto es, en esencia, tratar con quimioterapia a punta de pistola o lo que yo llamo “medicina depredadora”. Si los padres se niegan a acatar la orden del tribunal, serán detenidos a punta de pistola y acusados de diversos delitos. El Hospital Akron Children, que saca provecho de esta decisión, es la nueva mafia médica. Envenenando niños con sentencias obligatorias dictadas por un sistema judicial corrupto y médicamente ignorante.

El Hospital Akron Children describe sus acciones en este caso como heroicas, morales y necesarias. Así que llamé al Hospital Akron Children para preguntar por los nombres de estos doctores “heroicos” que encabezaron la querella. Me dijeron que el hospital no me daría los nombres y se negó a contestar ninguna pregunta.

Qué heroico, ¿eh? Estos “héroes” de la medicina son tan morales y éticos que ni siquiera revelan sus nombres. Eligen esconderse detrás del anonimato, probablemente porque en algún nivel se dan cuenta de que sus acciones violan los derechos humanos fundamentales y los derechos de los padres. Esto son crímenes contra la familia.

Eso es lo que dije a la portavoz de relaciones públicas Lori Shuler de Akron Children Hospital, incluso animándola a “hacer algo más significativo con su vida” al frente de las relaciones públicas de una institución destructiva. ¿Su respuesta a esto? Literalmente, ella gritó: “¡Qué idiota!” y luego colgó el teléfono .

Este es el nivel de profesionalidad que estas personas presentan. Evenenan a los niños para ganarse la vida, luego gritan obscenidades a periodistas honestos que tratan de hacerles preguntas inteligentes acerca de los nombres de los médicos involucrados en la demanda que está obligando a un niño inocente a ser envenenado con productos químicos potencialmente mortales. Para que conste, yo no levanté mi voz. Estaba tranquilamente haciendo preguntas y ofreciendo a esta persona mi punto de vista sobre las acciones del hospital.

Su respuesta, como todo lo que estoy viendo en el mundo de la oncología, fue un arrebato irracional que evita completamente cualquier pensamiento actual sobre los temas en cuestión. Ella es probablemente la persona perfecta para trabajar en una institución irracional, ahora dedicada a la inexcusable violación de los derechos humanos. Ella probablemente estaría como en su casa en el departamento de relaciones públicas para los experimentos humanos del régimen nazi, donde ella pudiera gritar “Achtung !” antes de anunciar nuevos experimentos con armas químicas contra los prisioneros judíos.

Esto no es una comparación fuera de tono. Los agentes quimioterapéuticos utilizados en la actualidad son, de hecho, los que se derivan de la investigación de los científicos nazis y el conglomerado químico conocido como IG Farben, que más tarde fue disuelta en varias empresas, entre ellas Bayer, la compañía farmacéutica de hoy en día. Por ejemplo, el medicamento de quimioterapia talidomida es en realidad una ramificación de la investigación de armas químicas nazi.

En base a mi investigación de todo esto, es mi opinión que el Hospital Akron Children se dedica a delitos atroces contra los niños. ¿Dónde puedo empezar a explicar la gravedad de estos delitos y violaciones de derechos humanos ? Permítanme exponer los problemas obvios aquí:

# 1 ) El fraude médico de la oncología

Vamos a empezar con el tema de la oncología y de toda la industria del cáncer, que se basa, en gran parte, en el fraude científico. Aquí están los hechos :

La quimioterapia es un veneno tóxico. El mayor efecto secundario de la quimioterapia es el cáncer . La quimioterapia causa daño permanente al corazón, el hígado, los riñones y el cerebro. Esto no es un medicamento sin efectos secundarios , es un medicamento con efectos secundarios graves que incluyen daño permanentes en los órganos y la muerte . La quimioterapia es tan tóxica que los farmacéuticos contraen cáncer sólo por el manejo de esos medicamentos (La quimioterapia produce cáncer a los que pasan cerca)

La idea de que la quimioterapia tóxica es el único tratamiento viable para el cáncer es completamente absurda. Que el Estado obligue a los niños a recibir un solo tratamiento tóxico, patentado, de alta rentabilidad, es una parodia de la justicia y una violación de los derechos humanos fundamentales.

# 2 ) Derechos humanos

Hablando de los derechos humanos, el forzar a un niño a un tratamiento tóxico que puede matar -y sin duda causará un inmenso sufrimiento- es una violación de los derechos humanos fundamentales. ¿Cómo pueden los Estados Unidos decir que es la “tierra de la libertad”, cuando ni siquiera son libres para elegir qué tipo de medicamento prefieren como tratamiento?

La posición del hospital Akron Children, en esencia, es: “Todos ustedes son demasiado estúpidos para saber lo que es bueno para ustedes, y por eso les vamos a obligar a que se sometan a nuestros venenos de alta rentabilidad, incluso en contra de su voluntad”. No describen sus acciones en esas palabras, por supuesto. Ellos hablan de “ética” y “moral” para salvar la vida de un niño, etc., pero estas son solo las divagaciones de robots médicos adoctrinados para recetar fármacos que no tienen prácticamente ningún otro conocimiento de los sistemas curativos que no sea el sistema farmacéutico. Así que ellos no están calificados para hablar de curación. Su conocimiento de la curación del cáncer está estrictamente limitado.

Pero ellos no admiten esto. Como casi todos los otros médicos occidentales, los del Hospital Akron Children están infestados de arrogancia y un desprecio total por la dignidad humana básica.

En mi opinión, cada persona en el Hospital Akron Children involucrada con esta decisión, incluyendo al presidente y director ejecutivo del hospital William H. Considine, debe ser detenido a punta de pistola y acusado de “conspiración para poner en peligro la vida de un niño”. Son depredadores de niños que ejecutan un sistema de medicina depredador.

# 3 ) Derechos de los padres

¿No tienen los padres el derecho a determinar a qué tratamientos deben someterse sus hijos? En una sociedad libre lo harían, pero en Estados Unidos hoy en día, a los padres se les niegan casi todos los derechos. En cambio, el Estado los asume.

Hay que tener en cuenta que los Hershbergers son una familia atenta, amorosa y religiosa que busca el mejor resultado posible para su hija. Están actuando por amor y compasión, y son justamente escépticos con las falsas pretensiones de la criminal y corrupta industria del cáncer

¿Los padres ya no tienen el derecho a ser pensadores críticos? ¿No pueden cuestionar las mentiras y la propaganda de un sistema médico corrupto, con fines de lucro, que no ofrece respuestas reales para el cáncer? Si el Estado quita los derechos de estos padres es como declarar que todos los niños son ahora propiedad del Estado. Los padres, al parecer, son solamente guardianes temporales cuyo trabajo consiste en dar a luz a nuevos niños que luego son entregados al estado para las vacunaciones, inyecciones de quimioterapia, adoctrinamiento escolar y ser encasillados en trabajos de nueve a cinco.

“Trabajadores obedientes “, como dice George Carlin .

# 4 ) Arrogancia extrema de médicos y hospitales

Lo que realmente me asombra de la medicina occidental es su extrema arrogancia. Hay más de un centenar de sistemas de medicina que se practican en nuestro mundo, incluida la medicina occidental (medicamentos y cirugía), la medicina ayurvédica, la medicina tibetana, la medicina tradicional china, la medicina de plantas medicinales occidental y así sucesivamente .

Es importante destacar que cada uno de estos sistemas de medicina ofrece tratamientos para el cáncer. La mayor parte de estos sistemas se basan en compuestos anticáncer a base de plantas, soportados por una montaña de literatura científica que confirma su seguridad y eficacia. Por ejemplo, vea nuestra página web hermana SCIENCE.naturalnews.com para la investigación sobre la vitamina D y el cáncer.

O eche un vistazo al brócoli y el cáncer. O incluso el resveratrol y el cáncer.

Y si realmente quieres aprender sobre las terapias naturales contra el cáncer, aprender más acerca de los polisacáridos de los hongos medicinales. El potencial anticáncer de los hongos medicinales harán volar tu mente. Ver SCIENCE.naturalnews.com

Hay que tener en cuenta que el Hospital Infantil Akron no le dió a esta niña Amish la opción de usar hongos medicinales como tratamiento del cáncer. A ella nunca se le dió la opción de la Terapia Gerson, con la desintoxicación con zumos y cambios de estilo de vida de gran alcance. Nunca se le dió ninguna opción aparte de la quimioterapia. Nunca lo sabremos, por supuesto, porque el Hospital Infantil Akron se niega a responder a cualquier pregunta, prefiriendo gritar : “¡Qué idiota!” como su respuesta oficial .

Tenga en cuenta que la oncología occidental se deriva de las armas químicas desarrolladas durante la Segunda Guerra Mundial. Estos agentes quimioterapéuticos son extremadamente tóxicos y causan daño a los órganos permanentemente. Se puede leer acerca de la historia secreta de la medicina en este informe gratuito.

Aunque estos tóxicos “reduzcan algunos tumores”, como la reducción del tumor no es una cura, la mayoría de los cánceres vuelven. Mientras tanto, el sistema inmunológico es destruido por los venenos de la quimioterapia, comprometiendo aún más la salud y la longevidad del paciente desde ese momento en adelante.

Sin embargo, a pesar del hecho de que la medicina occidental es sólo un sistema entre cien, y a pesar del hecho de que la quimioterapia es extremadamente tóxica y provoca más casos de cáncer, de alguna manera los médicos occidentales son tan increíble e imperdonablemente ignorantes que se han convencido a sí mismos -e incluso a muchos tribunales- que su ¡forma de tratar el cáncer es la única manera! ¡Todo lo demás es condenado! (Incluyendo la oración, el ayuno, zumoterapia, hongos medicinales y más …)

Tal posición solo puede venir de la arrogancia nauseabunda junto con el tipo de extrema ignorancia sobre la salud que solo se puede aprender en la escuela de medicina, donde todo el sentido común se machaca en su cerebro y se sustituye por propaganda farmacéutica. No es de extrañar que decenas de miles de médicos en Estados Unidos habitualmente reciben sobornos de las compañías farmacéuticas, incluidos los fabricantes de quimioterapia.

La industria del cáncer hoy en día es, en todos los sentidos, una lacra asesina en la sociedad. Se mata a más estadounidenses que en todas las guerras de hoy en día y los actos de terrorismo combinados. Y, sin embargo, a pesar de que el número de muertos de la oncología sigue aumentando día a día, los tribunales están tan aturdidos por el “experto” testimonio médico ofrecido por arrogantes, especuladores médicos, que en realidad condenan a los niños a morir a través de la quimioterapia.

La quimioterapia es, en otras palabras, solo una forma de acción lenta de la inyección letal. Esto es potencialmente una orden judicial de pena de muerte para una niña de 10 años de edad, y aunque el Hospital Infantil Akron está ganando dinero con esto, parece que no tiene reparo moral alguno en forzar a los niños a este “tratamiento”, incluso en contra de los deseos de los padres.

El juramento hipocrático que dice “lo primero no dañar” se ha transformado en “lo primero aprovecharse de los niños”

El Estado es dueño de tus hijos

Esta decisión reafirma una vez más que el Estado cree que es propietario de tus hijos. Los padres tienen cero derechos. Nada. Y los hospitales de cáncer promueven el secuestro de los hijos a punta de pistola .

Cada vez que el Estado (es decir, el Gobierno ) cree que puede tomar una mejor decisión que los padres, los padres quedan al margen y se les niega el derecho a opinar sobre el bienestar de sus propios hijos. Este es el enfoque sobre medicina de Corea del Norte, o sea, medicina depredadora.

Como informó CBC News , “El fallo dice que mientras que los adultos pueden rechazar el tratamiento médico sin importar las consecuencias, los niños no tienen los mismos derechos a causa de su vulnerabilidad e incapacidad para tomar decisiones críticas de una manera madura”.

Esta excusa elude intencionadamente toda la cuestión de la patria potestad. De hecho, se asume que la patria potestad no existe en absoluto. Todo esto está siendo apoyado por “especialistas en ética médica”, alrededor de los cuales están los perros falderos con el cerebro lavado por la industria farmacéutica. En sus mentes, el único tratamiento “ético” es un tratamiento farmacéutico patentado.

Ningún hospital tiene derecho a obligar a ningún tratamiento a nadie. Y punto.

Vamos a ser honestos acerca de los derechos humanos fundamentales, los derechos de los padres y de la dignidad humana aquí. Debe ser un fundamento de la estructura misma de la libertad en Estados Unidos que ningún hospital pueda obligar a ningún tipo de tratamiento a ningún paciente en contra de sus deseos. Y punto.

Esto se debe escribir directamente en la Carta de Derechos. Cualquier persona a la que se le niegue este derecho fundamental debe ser capaz de demandar al hospital debido a que viola sus derechos civiles.

“Andy Hershberger, padre de la joven, ha dicho que la familia estuvo de acuerdo para comenzar dos años de tratamientos de Sarah en la primavera pasada, pero detuvo el segundo ciclo de quimioterapia en junio, ya que la niña se ponía muy enferma”, informa el diario Detroit Free Press”.

Sarah le pidió a sus padres que detuvieran la quimioterapia, y eso se acordó después de mucha oración, dijo Hershberger. Los miembros de la familia de una comunidad insular Amish evitan muchas facetas de la vida moderna y son profundamente religiosos. Viven en una granja y trabajan cerca de la aldea de Spencer en el condado de Medina, a unos 35 km al suroeste de Cleveland.

¿Cómo diablos puede un grupo de oncólogos de Akron adoctrinados por grandes empresas farmacéuticas pedir a una familia rural, fundamentalmente a punta de pistola, que sometan a su propia hija a una inyección letal? Esto es una locura médica. Es un crimen contra las familias. Es una violación de la ética médica y los derechos humanos.

Incluso si usted no está de acuerdo con la decisión de Hershberger, si usted apoya que el tribunal someta a la niña al tratamiento, entonces está apoyando a la mafia médica que opera a punta de pistola en cada contexto.

Tal vez pronto el gobierno decida que todos los miembros de la nación debe tomar estatinas. Si no lo hace, usted será arrestado o multado. ¿Tiene algún problema con eso? Será llamado “anticiencia” y arrojado a la cárcel. Entonces le darán estatinas a la fuerza hasta que las compañías farmacéuticas recojan suficientes beneficios de su cuerpo. Si se muere durante el “tratamiento”, no se preocupe: hay muchos más cuerpos para poner en su lugar .

¿Es realmente el tipo de país en el que desea vivir? ¿Cree que un médico tiene el derecho legal de obligarle a meter los químicos tóxicos favoritos en su torrente sanguíneo sólo porque ha sido adoctrinado por las compañías farmacéuticas a creer falsamente que estos productos químicos son “el tratamiento”?

Increíblemente, la web del Hospital Akron Children indica que “los valores del Hospital de Akron Children radican en la atención centrada en la familia y considera a los padres como socios en las decisiones médicas de sus hijos”.

Excepto, por supuesto, cuando los padres no están de acuerdo con las imposiciones de quimioterapia con fines de lucro del hospital, en cuyo caso, el hospital tomará medidas extraordinarias para negar a los padres el derecho humano básico a elegir lo que es mejor para sus propios hijos.

Únete a Natural News en protesta por este acto criminal contra los niños

En este caso, la medicina occidental ha llegado al punto de desenfrenada criminalidad. Esto sobrepasa el sentido común y entra en un nuevo reino repugnante de alinear a los niños frente al “pelotón de fusilamiento de la quimioterapia”, y someterlos a las inyecciones potencialmente letales como una especie de sacrificio a las ganancias corporativas. Con esto, hemos transferido a la época de los aztecas y sus sacrificios de sangre de los niños a sus dioses delirantes.

Hoy en día, en Estados Unidos, sacrificamos a nuestros hijos a los dioses falsos de la farmacología. Y este ritual animal es ejecutado en la práctica a punta de pistola por el sistema judicial .

Únete en protesta por esta inexcusable violación de los derechos humanos y la dignidad cometida en el Hospital Akron Children :

Número de teléfono :

330-543-1000

Facebook la página:

http://www.facebook.com/akronchildrens

Email:

webmaster@chmca.org

Sitio web:

http://www.akronchildrens.org

Si usted visita la página web del hospital, por cierto, prepárese para un paseo salvaje de propaganda . El sitio web muestra únicamente las fotos de niños vivos, no los cuadros de todos los niños que han muerto a cargo del hospital.

Lo que pedimos aquí en Natural News:

Esta es la conclusión de todo esto. A pesar de que yo sé, después de años de investigación, que la quimioterapia es en gran parte un fraude, no exijo que se quiten los derechos de los padres que desean que sus hijos sean tratados con quimioterapia. A pesar de que es un tremendo error, sigue siendo su derecho a cometer ese error, y no creo que un grupo de la sociedad tiene derecho a quitarle la libertad a otro grupo (en esto, soy un “pensador radical” por creer en los derechos civiles, como se puede ver).

A diferencia de la industria del cáncer, creo en los derechos humanos y en los derechos de los padres, y creo que el Estado no tiene derecho alguno a interferir en el derecho de los padres a elegir el método o estilo de tratamiento médico para sus propios hijos.

Los hospitales deben competir sobre la base de un acuerdo voluntario, no obligatorio como “medicina a punta de pistola”. ¿Quién necesita la libre competencia del mercado cuando los hospitales pueden arrestar a las personas que no capitulen ante sus exigencias de tratamiento tóxicos?

Además, si la quimioterapia funcionara tan bien, no tendrían que amenazar a los padres con la detención con el fin de forzar a sus hijos a someterse al tratamiento. Eso da una idea de la repugnante realidad de la quimioterapia: es tan mala que la gente tiene que ser amenazada a punta de pistola para recibir el “tratamiento” en contra de su propia voluntad.

Esta es verdaderamente la “medicina de campo de concentración” porque se basa en la premisa de encarcelar a los pacientes por la fuerza. El Hospital Akron Children está realmente siguiendo los pasos de la Alemania nazi y del uso de derivados de productos químicos originalmente desarrollados por los científicos nazis. Por otra parte, la matanza generalizada de los niños con tratamientos de quimioterapia es nada menos que un holocausto químico contra nuestros niños.

Hay una razón por la que la mayoría de los oncólogos no eligen la quimioterapia para tratarse a ellos mismos. La quimioterapia no funciona la mayor parte del tiempo. Sin embargo, causa un gran sufrimiento y daño, por no hablar de una gran carga financiera para las familias obligadas a usarlo.

Eso no es medicina. Es un campo de concentración médica cuyas víctimas son los niños.  A continuación, invoca el poder del Estado para obligar a los padres a cumplir los tratamientos en contra de su voluntad. De alguna manera, en una salvaje, delirante, torsión demoníaca de la lógica y la ética. Y el Hospital Akron Children piensa que todo esto es perfectamente aceptable.

Hay que obtener beneficios, después de todo.

En pocas palabras: NUNCA lleve a sus hijos a un oncólogo

El resultado de todo esto es simple: nunca lleve a sus hijos a ver a un oncólogo. Porque si usted no está de acuerdo con sus “recomendaciones” de tratamiento de ciencia basura (a menudo con un diagnóstico falso, nada menos), simplemente pueden llamar a la policía y hacer que le arresten, tener a sus hijos secuestrados por el estado, y que le obligan someter a sus propios hijos a la inyección letal.

Esa es la realidad de la sociedad “libre” en la que estamos viviendo . No es de extrañar que millones de estadounidenses están ahora en un estado de rebelión contra las instituciones fallidas, corruptas, criminales del gobierno y de la medicina. No es de extrañar que la FDA tenga que mantener la aplicación de un monopolio médico mientras destruye el conocimiento de remedios naturales. No es de extrañar que las compañías farmacéuticas sigan estando dedicadas a la corrupción generalizada de los médicos. Estas son las tácticas y estrategias de una mafia médica, no un verdadero sistema basado en la curación y el consentimiento informado.

La medicina occidental es un fracaso. No ofrece respuestas al cáncer, diabetes, enfermedades del corazón, enfermedad de Alzheimer, autismo y un centenar de otras enfermedades crónicas. No cuenta con casi ningún papel útil en la sociedad que no sea reparar los huesos rotos y el tratamiento de lesiones agudas o cirugía de emergencia. La medicina occidental es un fracaso, ya que se basa en un conjunto de creencias falsas: que todo es mecanicista, que los productos naturales no pueden prevenir ninguna enfermedad, que el cuerpo es una “zona de guerra” para ser bombardeado con productos químicos y antibióticos, que no existen interacciones mente-cuerpo, que los pacientes deben ser forzados a pagar precios de monopolio por el tratamiento, y así sucesivamente.

Estas son creencias falsas que han fallado, y es por eso que la medicina occidental está condenada. La única cosa que apuntala el sistema ahora mismo es el gran gasto gubernamental, pero incluso eso se encamina a su propio colapso en un futuro muy próximo. Una vez que el Gran Gobierno caiga, la medicina occidental se derrumbará con él. En un mercado libre de verdad, casi nadie escogería voluntariamente los tratamientos médicos occidentales. Son demasiado caros, demasiado peligrosos y, sobre todo, ineficaces. Dada una opción económica, casi todo el mundo elegiría tratamientos naturales para la enfermedad: son más seguros, económicos y más eficaces (trabajan mejor) .

La familia Hershberger trató de elegir un tratamiento más seguro, pero fueron obligados a punta de pistola a capitular a las demandas del Hospital Akron Children. Si hubiera una elección real, libre e informada, los Hershbergers y un sinnúmero de otras familias evitarían los centros oncológicos como la peste.

No es de extrañar que el 80 % de las personas en el mundo utilizan medicinas a base de plantas. El sistema monopolista de la medicina de Estados Unidos ha fallado. Es un defecto aberrante que mata a más personas cada año que cualquier otra causa (por una gran diferencia).

El día que la medicina depredadora se derrumbe será el día que todos experimentemos un salto adelante por la libertad y los derechos humanos .

Por favor, únanse a mí en la oración por la hija de Hershberger, y esperemos que los padres estén lo suficientemente informados como para darle a ese niña espirulina, hongos medicinales, antioxidantes, la astaxantina y una buena dosis de nutrientes de plantas naturales que puedan proteger su cuerpo de la quimioterapia tóxica que el Estado está obligando a inyectarle.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 408 seguidores