Archive for the ‘Educación y escolarización’ Category

La extinción de la especie humana: capítulo 3, descenso en el coeficiente de inteligencia

Han emitido un documental en Documentos TV que habla del descenso en el coeficiente de inteligencia. Resulta que viene bajando en la población mundial durante los últimos 20 años.

Aquí se puede ver el vídeo.

Los investigadores del documental han encontrado un par de culpables que se hallan presentes en una buena parte de los niños con coeficientes bajos, pero admiten que no pueden explicar el resto de casos en los que no se encuentran los presuntos culpables.

Tiene lógica que los investigadores no encuentren la explicación correcta, pues ellos también son víctimas del descenso de inteligencia y cada día pueden razonar con menos criterio.

Como cuando yo iba a la escuela todavía no había empezado el adoctrinamiento pseudocientífico capitaneado por la Farmafia, como tampoco me fio de nadie, y cuando camino por la calle suelo llevar los ojos abiertos, puedo terminar la lista de culpables que los investigadores no han querido ver, a pesar de que los culpables tenían la pistola humeante en sus manos y llevaban un sombrero negro, que es un distintivo muy fiable para distinguir a los malos en todas las películas.

Repasemos el listado de los asesinos de la inteligencia humana: Sigue leyendo

Anuncios

Las diferentes maneras de arruinar la vida a la especie humana

A petición de los lectores, voy a enumerar las formas que me parecen más importantes con las que los amos nos pueden arruinar la vida.

ECONOMÍA

La riqueza o el patrimonio de las personas se puede confiscar, robar, expoliar, malversar o evaporar de muy distintas formas. Veamos unos cuantos ejemplos:

1 – Quiebra del Estado: Ex-paña está quebrada hace varios años, lo que pasa que todavía no lo han dicho por la tele. La deuda que dice el gobierno que tiene el país es mentira, pues las autoridades europeas le permiten hacer trampa y es calculada con la aplicación del procedimiento de déficit excesivo. La deuda real es impagable. Cuando suban los intereses no se podrán pagar ni los intereses de la deuda, y mucho menos el capital principal.

Cuando la quiebra se haga pública, nadie seguirá prestando euros a un país quebrado. La única solución que le quedará al gobierno para sacar dinero de la nada será imprimirlo. Como no tiene potestad para imprimir euros, volveremos a la peseta y se pondrá a imprimir como un loco.

Eso se comunicará durante un fin de semana, y el lunes todas las cuentas de los bancos en euros se habrán cambiado a pesetas, pero con una devaluación brutal. Todos los españolitos se levantarán un lunes y habrán perdido la mitad de su poder adquisitivo. A pesar de esa devaluación, como nadie querrá aceptar una mierda de moneda, se seguirá devaluando a un ritmo frenético, el Bolivar de Venezuela es un buen ejemplo.

2- Quiebra de los bancos: si quiebra el Estado, los bancos quiebran el mismo día, pues tienen cientos de miles de millones de euros invertidos en bonos del Estado, que no podrían cobrar.

Aunque no quiebre el Estado, los bancos pueden quebrar igual. De hecho, el negocio bancario es un estado de quiebra permanente, pues un banco nunca puede hacer frente al dinero que sus clientes tienen depositado, suponiendo que muchos quisieran sacarlo a la vez.

Como todos los bancos están endeudados unos con otros, si quiebra uno de los grandes, arrastraría a muchos detrás.

La gente piensa que su dinero está protegido hasta 100.000 euros por el Fondo de Garantía de Depósitos, pero eso es otra mentira. Dicho fondo está en números rojos y no puede hacer frente ni a la quiebra de un banco mediano. Se supone que el dinero necesario lo aportaría el Estado, pero ahí surge un problema grave: el Estado no tiene dinero, lo que tiene son unas deudas inmensas. Para que el Estado pudiera pagar a los depositantes por la quiebra de un banco grande, tendría que pedir un montón de dinero prestado, pero estando el sistema inmerso es una crisis grave, ese dinero no se lo prestaría nadie.

Eso desencadenaría el pánico y la gente iría corriendo a sacar el dinero de los otros bancos, haciendo que quebraran también. Esto ha pasado muchas veces en la historia y se llama una corrida bancaria.

3 – Inversión en acciones o bonos: hay quien piensa que si el dinero no está seguro en los bancos, es mejor invertirlo en acciones o bonos. Aquí hay varios riesgos:

Si hay una crisis gorda y la gente no tiene dinero para gastar, las empresas van mal, sus beneficios bajan y el precio de las acciones cae. Con los bonos pasa lo mismo: si la empresa va mal, aumenta el riesgo de impago y el precio de los bonos baja, pudiendo llegar a hacer impago y quedarte sin cobrar.

También puede ocurrir que las empresas vayan bien, pero que el banco en el que están depositadas las acciones o bonos vaya muy mal y necesite liquidez para sobrevivir. Aunque es ilegal, cuando tienen la cuerda al cuello los responsables de las entidades financieras venden las carteras de los clientes sin decirles nada, para con ese dinero hacer frente a sus propias deudas. Luego el banco quiebra y el cliente se queda sin nada. Puede denunciar a la entidad para recuperar lo que le han robado, pero las entidades quebradas son insolventes y lo único que conseguirá es gastar más dinero en abogados. Esto es lo que se llama el riesgo de contrapartida. El riesgo de que un intermediario te engañe, te estafe o no cumpla con sus obligaciones.

4 – Puede que Alemania se salga del euro. Si Alemania o algún país rico del norte se cansa de pagar las juergas y borracheras de los países del Sur, tiene una solución muy fácil: volver a su propia moneda y salirse de Europa. En este caso los euros perderían la mitad de su poder adquisitivo en un par de años.

5 – El papel moneda: el poder adquisitivo del papel moneda te lo pueden robar delante de tus narices sin que te des cuenta. El truco se llama inflación, que se produce cuando se imprimen grandes cantidades de billetes.

Voy a relatar la historia de los últimos 10 años sin entrar en pormenores: los bancos y, sobre todo, las cajas iniciaron una carrera suicida para ver quien concedía más hipotecas a gente más insolvente. Daban el 120% del valor de la vivienda a gente que no tenía el dinero para pagarle la escritura al notario, y mucho menos para dar una entrada de la vivienda.

Como las matemáticas son cabezotas, cuando se hacen las cosas mal, acaban mal. Esos excesivos riesgos asumidos por gestores políticos ignorantes, corruptos e incompetentes, llevaron a la quiebra a todas las cajas de ahorros que habían estado durante 100 años siendo un modelo de prudencia. No se conformaron con dilapidar el patrimonio de las cajas, sino que perdieron decenas de miles de millones más de lo que valían las empresas.

La solución legal y correcta en esos momentos hubiera sido que los acreedores de esas cajas hubieran perdido su inversión. Pero como los gestores de las cajas eran políticos y no querían que la gente les tirara piedras por la calle, tomaron la decisión menos dolorosa para ellos: que esa burrada de dinero la pagaran los súbditos que, de todas formas, nunca se enteran de nada.

Entonces, las malas inversiones de las cajas se las comió el Estado con patatas. Pero como la quiebra del Estado también era inminente y las cajas alemanas querían cobrar el dinero que habían prestado antes de que reventara todo, el BCE le ofreció, casi le obligó a coger un rescate con el cual poder pagar a los acreedores europeos.

Pero como España no tenía solvencia y tenía que pagar unos intereses muy altos, el BCE empezó a comprar bonos basura de los países del Sur, para que pudieran financiarse a intereses muy bajos y postergaran la quiebra unos años más.

De manera que esas malas inversiones y bonos basura han ido pasando de mano en mano hasta acabar en la cartera del BCE. De ahí ya no se mueven porque no hay nadie por encima para pasarle el muerto.

Cuando el BCE quiera cobrar esos bonos basura, no podrá cobrar porque la deuda de esos países es imposible de pagar. Entonces el BCE entrará en unas pérdidas brutales en su balance, y como no lo puede rescatar nadie, su única solución es imprimir papel moneda para cubrir esos números rojos. Y la impresión de muchos papelitos de colores producirá una inflación fuerte.

Hay que tener en cuenta que el papel moneda también tiene riesgo de contrapartida. Si nadie quiere darte nada de valor a cambio de un billete de 50 euros, aunque sigues teniendo el billete y nadie te lo ha robado, no te sirve para nada. Pues el valor intrínseco del billete en sí mismo es cero.

6 – El dinero en el colchón: hay quien dice que si guarda su dinero en el colchón o en una caja de seguridad, resuelve el problema de la quiebra del Estado o de los bancos. Y es verdad, pero sigue perdiendo un dineral si Alemania se sale del euro o la zona euro experimenta una fuerte inflación.

7 – Intereses negativos: hace ocho años ya advertí de que llegarían los intereses negativos. Yo es que muchas veces me adelanto demasiado. Es una manera fácil, rápida y segura de robarte el dinero sin hacer mucho papeleo.

Otros han lanzado la idea de emitir unos billetes que a medida que pasa el tiempo van perdiendo su valor. Una especie de fecha de caducidad, como los yogurs.

8 – Los amos han permitido que las criptomonedas tengan mucho auge, pero eso no garantiza que se vaya a salvar alguna de las que hay ahora en circulación. Han dejado correr esas monedas para que la gente se acostumbre a usarlas, ya que la idea es implantar una moneda mundial que no sea al portador y que se pueda rastrear todo lo que has comprado. De esa forma pueden tener controlado quién compra caramelos de menta y a quién le gustan los de fresa.

Cuando decidan implantar su propia moneda, eliminar la competencia es muy sencillo: sólo tienen que decir que, para evitar el contrabando de drogas y el blanqueo de capitales, se considerará delictivo el uso de otras monedas no autorizadas. A partir de ese momento, se eliminará el papel moneda al portador, declarándolo también ilegal. Con esta acción se consiguen dos cosas muy importantes: 1) un control total sobre cada ciudadano. 2) como no puede tener el dinero bajo del colchón, no puede evitar que al saldo de su cuenta se le cobren los intereses negativos.

SALUD

Los pilares básicos para arruinar la salud de la población se basan en las cosas siguientes:

1- El pilar más importante con diferencia son las vacunas. Hay que asegurarse de arruinar la salud del recién nacido en las primeras 24 horas. Para eso está previsto ponerle a la pobre criatura la vacuna de la hepatitis B apenas nace y sin consultar con los padres. Total, como son paletos, no saben lo que es el consentimiento informado.

Luego hay que presionar con todos los medios necesarios para meterle al niño un par de docenas de vacunas en pleno desarrollo. Con ello se consigue dañarle el cerebro, volver loco al sistema inmunitario y que tenga una probabilidad alta de contraer alguna enfermedad autoinmune, hongos cándida o problemas del espectro autista.

Al pobre inocente le van a quedar pocas probabilidades de mantener una salud medio decente.

2 – Los antibióticos. Si a pesar de las vacunas todavía quedan algunos niños que soportan bien los venenos que les han metido, con unas cuantas cajas de antibióticos sucumbirán a su destino y se hundirán en el lodo de la enfermedad.

Los antibióticos tienen una potencia que no abunda en la mayoría de los medicamentos: son capaces de destrozar las mitocondrias. Pero lo más grave es que ese daño es acumulativo y se transmite de padres a hijos. Teniendo en cuenta que las mitocondrias son las centrales de energía del cuerpo, se puede calcular que en tres generaciones todas las personas van a necesitar un exoesqueleto para poder ir al estanco a comprar tabaco, pues no dispondrán de energía ni para levantarse de la silla.

3 – Los diagnósticos falsos. Los pocos que sobrevivan a los puntos 1 y 2 y lleguen a la edad adulta, hay que conducirlos a una fábrica de enfermos, meterles el miedo en el cuerpo, y acto seguido recetarles venenos de caballo que matarían a un elefante.

4 – Azúcar, leche, bollería industrial, conservantes, colorantes, embutidos, carnes procesadas, etc. Todos los que se hubieran escapado de los 3 puntos anteriores, con estos productos se verán obligados a acudir al matasanos y entrar en el circuito de la cadena de montaje de la enfermedad.

5 – Y para terminar, para aquellos que tengan una salud a prueba de bomba, les irán de perlas unas cuantas drogas duras disfrazadas de blandas para no asustar a la clientela: café, chocolate, tabaco, alcohol y alguna rayita de cocaína cortada con matarratas.

6 – Como complemento a todo lo dicho, en los lavados de cerebro que se hacen en la escuela, en la iglesia, en la televisión, etc., se le inoculará a la gente el estrés. Es importante que todo el mundo tenga mucha prisa para llegar a ninguna parte. Que se preocupe mucho en no hacer nada útil, y que asuma una responsabilidad muy grande delegando todas y cada una de sus decisiones en los demás.

 

SISTEMAS POLÍTICOS

En una Dictadura Militar se confisca la riqueza del pueblo, se le somete, se le adoctrina, se conculcan sus derechos, se restringe su libertad y se aplica la ley según la casta del acusado. Como excusa se usa la Patria, el Honor Nacional, la Libertad, etc.

En una Dictadura Religiosa se confisca la riqueza del pueblo, se le somete, se le adoctrina, se conculcan sus derechos, se restringe su libertad y se aplica la ley según la casta del acusado. Como excusa se usa lo que el dictador dice que Dios ha dicho.

En una Dictadura de Izquierdas se confisca la riqueza del pueblo, se le somete, se le adoctrina, se conculcan sus derechos, se restringe su libertad y se aplica la ley según la casta del acusado. Como excusa se usa la Igualdad, la Fraternidad, la Camaradería y el Exterminio de los Ricos.

En una Dictadura de Derechas se confisca la riqueza del pueblo, se le somete, se le adoctrina, se conculcan sus derechos, se restringe su libertad y se aplica la ley según la casta del acusado. Como excusa se usa el Imperio de la Ley, el Orden Público, la Tradición y el Libre Mercado.

En una Democracia se confisca la riqueza del pueblo, se le somete, se le adoctrina, se conculcan sus derechos, se restringe su libertad y se aplica la ley según la casta del acusado. Como excusa se usa la voluntad de la mayoría y la protección de los más débiles.

Hay una probabilidad muy pequeña de que un dictador actúe honestamente y haga lo que más le conviene al pueblo. En cambio, no hay ninguna posibilidad de que la mayoría escoja libremente la opción que más le conviene. Siempre y sin ninguna excepción, la mayoría será persuadida para votar todo lo que le conviene a las minorías en el poder. Si alguien le dice las verdades al pueblo y les propone lo que más les conviene, no lo votarán ni dos docenas de ciudadanos.

Teniendo en cuenta que históricamente la mayoría se ha equivocado siempre en las decisiones importantes, posiblemente la Democracia sea el sistema más cruel, déspota, despiadado, opresivo, injusto, inmoral y liberticida que existe. Para respaldar estas fuertes afirmaciones, a continuación voy a poner unos cuantos ejemplos:

En los países democráticos del mundo, cada año mueren millones de personas que estaban perfectamente sanas y que, después de un falso diagnóstico, han recibido tratamientos que les han llevado a la muerte tras una larga agonía de dolor y sufrimiento. Para la tortura de estas personas se han empleado los mismos métodos que empleaba la Inquisición: mutilar, quemar y envenenar, aunque ahora para describir esas salvajadas se usan términos más civilizados: cirugía, radioterapia, quimioterapia y demás fármacos (fármaco en griego quiere decir veneno).

Hace 30 años sólo uno de cada 10.000 niños sufría el espectro autista. Ahora de cada 100 niños hay más de uno al que le han destrozado la vida con esta enfermedad. No hace falta decir que esa proeza se logra con las inútiles vacunas y los prescindibles antibióticos, que en los países que se auto-titulan el “Mundo Libre” obligan a envenenar a los recién nacidos en muchos de ellos. Muy curioso el oxímoron del “mundo libre que OBLIGA a envenenar”.

Cuando yo iba a la escuela, nunca había oído nombrar la palabra alergia. Ahora la mitad de los niños tienen alergias e intolerancias, y el nivel de polen se ha vuelto tan importante que lo ponen en el teletexto.

Muchas de las leyes son profundamente inmorales. Muchas cosas buenas y morales son ilegales. Matar está bien visto o no, o es legal o no, dependiendo de quién lo haga o qué permisos tenga para hacerlo.

Millones de personas inocentes son encarcelados injustamente cada año. Su presunción de inocencia es conculcada sistemáticamente. Se les acusa sin la obligación de aportar la carga de la prueba. Los derechos humanos son pisoteados miles de veces cada día.

Primero se hace una Constitución, para acto seguido aprobar leyes que son manifiestamente anticonstitucionales. Y, lo más divertido: estas leyes se aprueban por unanimidad en el Parlamento. Ningún diputado pone la más mínima objeción para aprobar leyes injustas, discriminatorias, inmorales y perniciosas para la convivencia.

Con los defectos y problemas de la Democracia como sistema se puede escribir un libro, pero pienso que los ejemplos anteriores son suficientes para hacerse una idea del asunto.

RELACIONES HUMANAS

Para arruinar las relaciones humanas, las de pareja, las familiares, las amistosas, etc., hay unos planes muy bien urdidos que se apoyan y entrelazan unos con otros.

1- Los planteamientos de feminismo, igualdad, violencia de género, discriminación positiva, etc., van encaminados a conseguir los siguientes objetivos.

a) Generar odio y rechazo entre hombre y mujeres.

b) Destruir el núcleo familiar tradicional. Esto es importante, pues ellos conocen la frase “divide y vencerás”. Una familia bien cohesionada protege, ayuda, aconseja y no deja que uno de sus miembros sea aplastado como una cucaracha. Es mejor tratar con individuos solitarios, débiles, acomplejados y fáciles de manipular.

c) Descenso de la natalidad. Si entre los hombres y las mujeres hay odio, recelo, miedo, desconfianza, etc., está claro que bajará la natalidad.

2 – Los planteamientos LGTB. Yo respeto la orientación sexual de todas las personas siempre que sean actos consentidos y entre adultos. Y rechazo tajantemente cualquier discriminación por razón de raza, sexo, color o la marca de las zapatillas. Dicho esto, me parece bien el respeto y la no discriminación, pero no acepto la imposición o la promoción.

Con este tema se intenta generar odio entre diferentes opciones sexuales, con lo que se consigue ir dividiendo a la gente en grupos mas pequeños. Con el tema 1 se dividía a los hombres y las mujeres. Con este tema ya se consiguen muchos más grupos y con menos gente: hombres hetero, hombres gay, hombres trans, hombres bi. Los mismos grupos con las mujeres. Lo que antes era un sólo grupo que formaba la humanidad, ahora está dividido en 8 grupos que se odian unos a otros.

El tema se promociona en los medios, y se adoctrina a los niños muy pequeños a que vayan probando a ver qué posibilidad es la que más les gusta.

Se hacen leyes para que los menores puedan cambiar de sexo sin el consentimiento paterno (otro tema en el que molesta el núcleo familiar).

Y, como es obvio, todo ello contribuye a que baje la natalidad.

3 – El tema de la inmigración y los “refugiados”. Dentro del nombre refugiado cabe todo: terroristas, delincuentes, narcotraficantes, proxenetas, etc. Las razones para promocionar este tema son las mismas que las anteriores.

Discriminación por color o religión: más odio entre grupos y más grupos y más pequeños. Los 8 grupos del punto anterior ahora se multiplican por muchos más.

Se meten grandes cantidades de personas con culturas, religiones y costumbres totalmente diferentes en Europa, sabiendo que el odio, el racismo y la violencia será inevitable.

Al mismo tiempo se refuerza la violencia de género, pues los españoles matan pocas mujeres y al final no habría excusas para gastar los mil millones. La solución pasa por importar hombres con costumbres mas adecuadas para aumentar el número de maltratadas y que la industria de género no decaiga. Se podría decir que se importan hombres para que hagan el trabajo que los españoles no pueden, no quieren o se niegan a hacer: que es matar más mujeres.

No importa que la mayor parte de la violencia en España se produzca a manos de los extranjeros, los españoles seguirán ostentado el título de machistas y violentos, y de los de fuera nadie mencionará nada, pues no conviene que la gente se dé cuenta de que cuanto más refugiados entran, más mujeres mueren. Los amos tienen un problema, que dos puntos de su agenda son contradictorios: la entrada masiva de refugiados y bajar las muertes de las mujeres. Pero no importa, tienen la suerte de que los borregos no se dan cuenta de las contradicciones y aceptan ambas cosas con alegría: los hombres españoles aceptan que entren más refugiados, y los hombres españoles aceptan la culpa de las muertes de las mujeres que matan los refugiados.

Soy partidario de ayudar a los países que pasan hambre, pero no trayendo la gente aquí, lo cual es carísimo y poco eficaz. Con la cuarta parte del dinero que se gasta aquí, en sus países podrían conseguir una vida mucho mejor y ayudar a mucha más gente. Pero claro, eso no cumpliría la agenda de los amos ni arruinaría la vida de los que vienen y de los que ya estaban aquí.

EDUCACIÓN

Millones de niños en todo el mundo son amamantados con el “pensamiento políticamente correcto”. Su mente es cuadriculada y homogeneizada para ejercer sin pestañear lo que la sociedad ha planificado para ellos. Sus particularidades, sus diferencias, sus ideales y su moralidad personal, son remachados a martillazos como un clavo que sobresale de un tablón del andamio. La pared social sólo se puede construir con ladrillos iguales, si se respetara la personalidad de cada niño, la pared social se caería.

Millones de universitarios cada año son engañados y estafados. Se les hace creer que son los mejor preparados. La mayor parte de los conocimientos que se les han impartido descansan sobre pilares falsos. Ni siquiera son capaces de distinguir un hecho científico de una burda mentira. Les han mostrado un mundo de fantasía irreal, y cuando pongan los pies en el suelo, no podrán comprender lo que de verdad está ocurriendo.

La mitad son analfabetos funcionales: saben leer, pero no entienden lo que leen.

Y debido al adoctrinamiento, al lavado de cerebro, a la ausencia de una escala de valores humanos y a la promoción de todos sus defectos humanos, el 99% son profundamente inmorales. Aunque el número es un poquito más alto, digo 99% para redondear.

RELIGIÓN

Todas las religiones siempre han sido utilizadas para lo mismo: una excusa para que un dictador sin escrúpulos le diga a la gente lo que Dios dice que deben hacer.

Se usa a Dios para no dar la cara. Si alguien le dice a la gente que tiene que hacer cosas que no le gustan, al final acaban apedreándolo. En cambio, si el que dice eso es Dios, ya no hay problema, Dios vive en el cielo y allí no llegan las piedras.

Curiosamente, Dios que es omnipotente, siempre está pidiendo pasta, pero, como he dicho antes, a la masa no le preocupan las contradicciones, y al que se queda con la pasta mucho menos.

Creencias, creyentes y crédulos

Krishnamurti decía que entre creer en Dios o emborracharse no hay ninguna diferencia. En ambos casos se evade la realidad. El borrachín bebe para olvidar las penas, y el creyente le pide a Dios que le aparte el amargo caliz de las consecuencias de sus propios actos.

Lo peor de las evasiones de la realidad es que, cuando los problemas se posponen, tienden a agrandarse y agravar sus consecuencias.

Todas las creencias se asientan sobre los defectos atávicos humanos para disfrazarlos de virtudes, pero, desgraciadamente, nunca consiguen su propósito.

Teniendo en cuenta que este blog se llama “Escuela de Salud” y todas las creencias sin excepción perjudican gravemente la salud, además del bolsillo, he confeccionado una lista de las creencias más habituales, ya que, conociéndolas, se tendrá alguna oportunidad de evitar que exploten en la cara.

CREER EN DIOS O NO CREER

La creencia en Dios es posiblemente la creencia más extendida sobre el planeta. En segundo lugar, puede que se encuentren los que no creen en Dios, que es otra creencia, pues no creer en algo sin poder comprobarlo es otra creencia.

A un NO creyente como yo, no le gusta creerse cosas, por muy placenteras o satisfactorias que puedan resultar. Lo más sensato para la salud, el dinero y la felicidad es aceptar la realidad, LO QUE ES, que es lo único sagrado e inmutable. El que Dios exista o no, no tiene relevancia para la vida, por tanto, es una pérdida de tiempo tratar de averiguar la verdad sobre el asunto.

De todas formas, si existiera un Ente parecido a lo que se suele llamar Dios, mi mente no podría entenderlo, y menos relacionarse con Él. La palabra “Teología” es un oxímoron de una sola palabra. No se puede conocer ni estudiar a Dios, por el mismo motivo que una hormiga no puede ser astronauta. Nunca podré comprender algo que ni conozco ni puedo definir, pues para definir a Dios tendría que reducirlo y empotrarlo en mi espacio dimensional y, cuando lo hubiera hecho, mi definición no tendría nada que ver con el Dios real.

Hasta hace pocas décadas, la mayoría de los creyentes lo eran de entes espirituales con diferentes nombres, cualidades y culturas. Pero eso ha pasado de moda, y ahora ser creyente de esas entidades queda mal visto por grandes sectores de la sociedad. Pero como la necesidad de las creencias que permitan evadir la realidad sigue estando ahí, millones de personas han cambiado las creencias religiosas por otras, aunque igual de fantasiosas e infantiles.

Curiosamente, los nuevos creyentes de cosas materiales son igual o más fanáticos que los otros.

Voy a enumerar a continuación una lista de los nuevos dogmas materiales de fe, por si alguno de los nuevos creyentes quiere apostatar de su nuevo credo, que al menos tenga unas referencias en las que apoyarse. Es mi obligación avisarle que, en las nuevas creencias, a la terecera frase discordante ya te han excomulgado y, a diferencia de la religión, la exclusión del grupo de estos creyentes es a perpetuidad.

EL CÁNCER Y LOS TRATAMIENTOS OFICIALES

Qué es el cáncer, cómo se forman o crecen los tumores, los avances en la curación del cáncer y los tratamientos oficiales: cirugía, quimio y radio (amputar, envenenar y quemar). Estos son los pilares de la nueva doctrina. A los creyentes se les exige una fe ciega en cualquier afirmación que haga la Farmafia sobre el asunto. Si alguien pregunta por alguna evidencia científica que respalde las buenas nuevas que nos traen cada día los profetas de este nuevo testamento, se le considerará un peligro público que crea alarma social con sus preguntas y debe ser censurado.

Para los apóstoles de esta religión, los enfermos son considerados como personas incapacitadas mentalmente para tomar decisiones sobre su destino. Por tanto, cualquiera que ponga en duda el catecismo oficial debe ser censurado para evitar que los enfermos pudieran hacerle caso y abandonar los tratamientos inquisitoriales propuestos por el alto clero de la oncología.

Al igual que la Iglesia venera la reliquia del “Santo Prepucio” sin que haya ninguna evidencia científica de que ese trozo de carne formó parte del pene de Jesús, también tenemos que venerar los nuevos tratamientos mortíferos para el cáncer, aunque nunca nos presenten evidencias de los resultados. Que cada año mueran más personas que el año anterior contradice las afirmaciones de que cada año se cura un porcentaje mayor de enfermos, pero, como diría Homer Simpson: ¿qué vas a creer, lo que yo te digo o lo que ven tus ojos?

EL SIDA

Con el Sida sirve todo lo dicho con el cáncer. Varios premios Nobel que han dicho que el VIH nunca ha sido aislado, han sido excomulgados de la comunidad científica y castigados al infierno de la falta de subvenciones para investigar.

LA HEPATITIS C

Esta creencia ha provocado procesiones delante del Ministerio de Sanidad para que el Gobierno destine miles de millones a comprar los nuevos “milagros”. Antiguamente los milagros eran gratuitos, pero en las nuevas religiones los milagros los venden a precios prohibitivos. El verdadero milagro es que todavía haya suficientes tontos pagando impuestos para sufragar semejante despilfarro (yo estoy incluido en los tontos, aunque nunca he usado ningún “milagro” de la Farmafia).

LAS VACUNAS

La creencia en que las vacunas salvan millones de vidas es, posiblemente, el mayor crimen contra la humanidad que jamás se haya perpetrado.

Entre el grupo de creyentes en las vacunas se encuentran los más fanáticos y radicalizados. Muy a menudo intentan imponer por la fuerza sus absurdas teorías y panfletos, obligando a seres inocentes a inocularse venenos potentes que no han demostrado su eficacia nunca.

Los apóstoles de esta creencia son talibanes biológicos peligrosos, que no sólo están arruinando la vida de millones de niños en el mundo, sino que pueden estar poniendo los pilares para la degeneración progresiva e irreversible de la especie humana.

********

Vamos a enumerar otras creencias que, aunque no están directamente relacionadas con la salud, también perjudican la salud indirectamente.

EL ESTADO DE BIENESTAR

Lógicamente, esta creencia debería llamarse EL BIENESTAR DEL ESTADO, pero con ese nombre auyentaría a los nuevos adeptos.

Es mucho más coherente creer en los Reyes Magos, el Ratoncito Perez y el Ángel de la Guarda, que creer en el Estado de Bienestar administrado por políticos corruptos y ladrones.

La teoría se basa en que todos los que nunca hayan producido nada, ni cotizado, ni trabajado en su vida, tendrán derecho a disfrutar de bienes y servicios que no están al alcance de los trabajadores mileuristas. Vivienda, educación, sanidad, operaciones de cambio de sexo y asistencia psicologica los días que sale nublado, serán ilimitadamente gratuitas para cualquier persona de cualquiera de los cinco continentes. España es un país tan extremadamente rico, que puede financiar las necesidades o caprichos de cualquier ciudadano del mundo mundial.

El mero hecho de proponer algo tan demencial, a todas luces imposible, amén de insostenible, ya demuestra sin lugar a dudas las preclaras mentes que dirigen los destinos de este desdichado país. Pero lo que ya roza con lo inaudito es que un grueso porcentaje de la población, no sólo comulgue a pies juntillas con tan descabellada propuesta, sino que exija que se aumente el despropósito hasta que esa opereta devenga en tragedia.

Cualquier extraterrestre se quedaría anonadado ante semejante actitud de los seres humanos, porque sería como admitir que 2+2 en manos de los políticos, equivalen a 368. Cuando la realidad es que 2+2 en manos de los políticos suman 3.

Como yo conozco muy bien a mi especie, no en vano me llevo relacionando con ellos desde que nací, yo podría explicarle al ET cómo los homo sapiens (título inmerecido y rimbombante donde los haya) llegan a tan estrambóticas conclusiones: llevamos unos 30 años que a los niños y jóvenes se les vienen enseñando sus derechos, sin que nadie jamás les haya mencionado de pasada ninguna de sus obligaciones. Se les ha cambiado la escala de valores humanos por un catálogo de caprichos. Han aprendido el precio de las cosas, pero no su valor ni el esfuerzo necesario para producirlas. Cuando alguien ha sido criado en esa vida irreal, es lógico que confunda la fantasía que ha vivido desde que nació con la realidad, puesto que no ha conocido nada más. En este caso, más que decir que son creyentes de teorías falsas, sería más razonable decir que sufren el síndrome de Estocolmo, pues sus mentes han sido secuestradas desde que nacieron y adoctrinadas para creer con rotundidad que los burros vuelan.

Desgraciadamente, en la situación actual esta generación prefiere que les corten un brazo, antes que poner los pies en el suelo, asumir la realidad y responsabilizarse de las consecuencias de sus actos.

EL CALENTA-MIENTO GLOBAL

Esta religión actúa igual que la Iglesia Católica, eleva a palabra de Dios lo datos que benefician su estafa y condena a la hoguera a todos los que le llevan la contraria como apócrifos.

También utiliza el sentimiento de culpabilidad de la plebe para que expíen su culpa soltando generosamente su pasta en aras de la causa. Que inmolen el producto del sudor de su frente en el altar del sacrificio al Dios CO2.

Debido a que el calentamiento cada día es más dificil de creer, se le ha cambiado el nombre al santo patrón y ahora le llaman cambio climático.

El Papa de esta religión es Al Gore, que contamina más en un mes de su vida de pecado climático que yo en toda mi vida.

LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Casi nadie se atreve a hablar de este tema, pues han sido amamantados con el “pensamiento políticamente correcto”, pero como yo sigo pensando que soy un ser libre, y creo en la libertad de expresión, cuando veo injusticias, inmoralidades o discriminaciones, suelo decir lo que pienso.

Cualquier observación que haga alguien sobre esta ley absurda, inconstitucional, discriminatoria, que conculca la presunción de inocencia y que exime al que acusa de la carga de la prueba, es respondida automáticamente con los insultos de facha, machista, etc.

Mi opinión es que el fin no justifica los medios, sino que el fin siempre es la prolongación de los medios que se hayan usado.

La desigualdad no se soluciona desigualando el otro platillo de la balanza.

La discriminación no termina imponiendo otra discriminación, aunque se la califique de positiva.

La violencia no se termina cometiendo injusticias, pues las injusticias flagrantes cometidas sobre personas con una mente inmadura suelen desembocar en más violencia empujada por la sed de venganza.

Todas las instituciones que viven y recaudan millones con la religión de género no están interesadas en que termine dicha violencia, pues supondría su desaparición. Por eso se comportan igual que la Farmafia: proponen tratamientos que nunca erradicarán la enfermedad, sino que mantendrán a la víctima dependiente de ellos.

Hay muchas formas de intentar reducir la violencia entre hombres y mujeres, pero generar injusticias no es una de ellas.

Ahora se ha aprobado un presupuesto de mil millones para esa causa. Yo que vivo de hacer pronósticos, voy a pronosticar que, a pesar de ese dineral, dentro de cinco años el número de mujeres asesinadas no habrá descendido en absoluto. Mi predicción la baso en dos razones fundamentales:

1 – El dinero no se va a destinar a cosas útiles que podrían ayudar, sino a alimentar al monstruo que vive del presupuesto y que se dedica a perpetuarse a sí mismo.

2 – El número de mujeres que mueren a manos de sus parejas es de los más bajos del mundo, y reducirlo a cero es imposible. Aunque todos los hombres fueran un dechado de virtudes, siempre hay alguien que tiene una mala borrachera o un mal viaje de drogas, y mata a su mujer como podría haber matado al vecino del quinto si se hubiera encontrado en su casa. Otro motivo comprobado que produce violencia es el consumo de psicofármacos, que la gente toma como si fueran gominolas.

Si se dedican mil millones para erradicar algo que provoca 50 muertes al año, ¿cuántos millones habría que presupuestar para prevenir la muerte de 68.000 personas que mueren al año por obesidad? ¿O es que estas muertes son de ciudadanos de segunda clase? ¿Cuántos recursos se deberían destinar para controlar y vigilar los medicamentos, que suponen la tercera causa de muerte?

Si alguien tiene alguna objeción que hacer a mis desvaríos, algún estudio científico que mostrar que contradiga este artículo o prefiera insultarme directamente, los atenderé a todos gustosamente en los comentarios.

La extinción de la especie humana: capítulo 2, la ignorancia

Para que la especie humana se extinga, es absolutamente imprescindible que una gran mayoría viva flotando en una espesa neblina de ignorancia. La gente ignora qué alimentos son los correctos para conservar la salud, condiciona el contacto con los agentes naturales en base a unas ideas absurdas, la inmadurez emocional colectiva causa estragos con las relaciones entre semejantes y, lo que es peor, cuando el cuerpo se desmorona agotado por las causas enunciadas, se le ataca despiadadamente con muchos y variados venenos, a cada cual más mortífero.

En este artículo voy a utilizar un lenguaje que no pasará la aprobación de los que han sido amamantados con el “buenrollismo” de lo “políticamente correcto”. Por el bien de los ignorantes que lean este artículo, que si volaran cubrirían el Sol, intento utilizar un lenguaje que les pegue una patada en el hígado, con la sana intención de que les sirva de revulsivo de su estado semiconsciente de duermevela. Como sé que a la ignorancia siempre le acompaña la soberbia unida como una lapa, me aprovecho de esos defectos atávicos para utilizarlos como armas arrojadizas contra su desidia e indolencia.

Vayamos al grano. Hay varias clases de ignorancia, que se pueden dividir en dos grandes grupos: las provocadas o inducidas y las voluntarias o escogidas.

VEAMOS LAS INDUCIDAS

La ignorancia de la población inducida por los que mandan la podríamos dividir en estos tres grandes subgrupos, atendiendo a la forma de cómo se inducen:

1 – IMPIDIENDO O CENSURANDO EL ACCESO A LA INFORMACIÓN O EL CONOCIMIENTO

Antiguamente se impedía el acceso de la gente al conocimiento o la información de varias maneras:

  • Se mantenía a la población analfabeta y sólo los poderosos tenían acceso a los libros.

  • No se permitía la traducción a las lenguas vulgares de La Biblia, de esa forma la gente tenía que creerse lo que les decían sin poder comprobarlo.

  • Si algún libro decía algo inconveniente, se censuraba o, lo más habitual, se quemaba en una hoguera.

  • Si los conocimientos prohibidos se transmitían por vía oral, entonces, en vez de quemar el libro se quemaba a las personas que decían las verdades incómodas.

Hoy en día ese problema se ha resuelto de una manera más civilizada: en vez de destruir o censurar la información incómoda (cosa que en Internet sería imposible de conseguir), se la entierra bajo miles de millones de páginas que, o bien no dicen nada interesante, o repiten como papagayos las consignas de los de arriba.

La dificultad de encontrar información valiosa enterrada en toneladas de basura, junto con la pereza congénita que los seres humanos heredan al nacer, consiguen un nivel alto de ignorancia entre la población.

A los pocos que bucean entre las informaciones interesantes y cometen el error de querer informar de sus hallazgos a sus congéneres, se les trata de charlatanes conspiranoicos y son presentados a la sociedad como locos peligrosos que llevan un gorro de papel de aluminio en la cabeza.

Un buen ejemplo de censura indirecta e impedimento de la divulgación del conocimiento lo tenemos con la web de Ibn Asad. Parece que la han estado atacando hasta que ha tenido que buscar otro sitio en el que seguir. A los lectores de la nueva hornada les recomiendo encarecidamente sus libros, pues a los habituales de este blog ya les hice la misma recomendación hace varios años.

Aquí tenéis su nueva web.    http://elhijodelleon.webs.com/

Sigue leyendo

La extinción de la especie humana: capítulo 1, los psicofármacos

Voy a escribir una serie de artículos en los que iré detallando las herramientas que están usando los seres humanos para autodestruirse. Al ritmo actual, eso ocurrirá con toda seguridad en menos de cien años.

Empiezo por los psicofármacos por su gran potencial para aniquilar el poco sentido común que queda en las personas. Estas drogas, además de crear adicción y producir terribles efectos secundarios, incluido el suicidio, te van alejando de la posibilidad de utilizar un pensamiento racional y tomar decisiones coherentes con el mantenimiento de la salud y la consecución de la felicidad. Si antes de tomar psicofármacos los defectos humanos que llevamos de fábrica nos dificultan enormemente el uso adecuado de la inteligencia y el razonamiento (como he explicado en este artículo), después de un tiempo de tomar esas drogas esa tarea se acerca a lo imposible.

En esta web nos dicen que en Estados Unidos toman dichas drogas más del 20% de la población. De España no he podido conseguir los datos, pero he visto un programa de investigación en la tele en el que dijeron que íbamos a la cabeza del mundo mundial en su consumo. Normalmente solemos estar de los primeros del mundo en todo lo malo, también vamos delante en el consumo de cocaína. En cambio, en las cosas buenas e importantes España sale en los últimos lugares.

Lo más terrorífico de las estadísticas de la gente que se droga es la distribución por edad.

Drug Class: Age Group: Number of People:
All Psychiatric 0-5 Years – 1,080,168
Drugs  Breakdown:
0-1 Years                    274,804
2-3 Years                     370,778
4-5 Years                     500,948
6-12 Years               4,130,340
13-17 Years             3,617,593
18-24 Years             5,467,615
25-44 Years             21,029,136
45-64 Years             28,143,196
65 Year +                   17,404,930
Grand Total                                   78,694,222

Que 70 millones de personas escapen de la realidad utilizando estas drogas me parece normal en la sociedad actual. De hecho, casi el 100% de la población mundial utiliza drogas para no enfrentarse consigo mismo y con la realidad cotidiana. Lo que se puede considerar un crimen contra la humanidad es la administración de estas drogas a 5 millones de niños menores de 12 años, que por su edad no han tomado la decisión de drogarse ni necesitan escaparse de ninguna realidad.

Para calificar la inmoralidad de drogar a 274.000 menores de un año el diccionario de la real academia de la lengua no dispone de los insultos adecuados. ¿Cómo se diagnosticará de ansiedad a un pobre inocente de menos de 12 meses? ¿Porque chupa frenéticamente el chupete?

Se me ocurren algunos motivos por los que un pobre bebé empieza su carrera de yonki: Sigue leyendo

Los graves riesgos de dejar de usar (o usar mal) la inteligencia, el razonamiento lógico y el sentido común

La gente inteligente que conozco no se comporta inteligentemente todo el tiempo ni razona correctamente sobre todos los temas. Se podría decir que se comportan inteligentemente en ciertas parcelas de la vida, pero dejan de razonar con coherencia sobre ciertos temas. Hay muchos y diferentes motivos para este comportamiento, pero cuando se deja de utilizar la inteligencia, se asumen riesgos y, algunos de ellos pueden traer consecuencias graves.

Realmente no se necesita mucha inteligencia para disfrutar de una vida plena, la prueba de ello es que cualquier gorrión o cualquier lagartija consiguen vivir plenamente, conservar la salud, tener descendencia sana y conseguir el alimento adecuado sin haber leído nunca un libro ni haber pasado ningún examen.

Los problemas no vienen por falta de inteligencia, sino por no usar correctamente la inteligencia de la que se dispone en las decisiones importantes que hay que tomar en la vida.

Empecemos analizando los motivos (defectos ancestrales humanos) más habituales que empujan a las personas a dejar de usar su inteligencia, usar incorrectamente su razonamiento y hacer caso omiso a su sentido común.

LA PEREZA

Cuando alguien se ve obligado a tomar una decisión sobre un tema que no domina, tiene dos opciones:

Sigue leyendo

Magnífica charla y nuevo libro de Jesús García Blanca

Cada vez que leo un trabajo o veo una charla del amigo Jesús disfruto como un niño revolcándose en el barro.

Comparto con él la opinión de que es casi imposible hacerle ver a la gente en la ratonera que están metidos, y que lo único que podemos hacer es poner algunas semillas y confiar en que alguna llegue a florecer. Hay una frase famosa que define muy bien la situación: es más fácil engañar a alguien que convencerlo de que lo han engañado.

Jesús es maestro, pero para los que no asistimos a sus clases es un Maestro en mayúsculas. Alguien con quien se aprenden cosas valiosas e importantes en cada una de sus charlas, en cada uno de sus artículos y, por supuesto, en cada uno de sus libros.

Lo que más me gusta de su trayectoria es su honestidad de permanecer siendo radical, sabiendo que con esa postura sólo consigues complicarte la vida. Pero hay algo peor, a los que teóricamente se pretende mostrarles la realidad desnuda para que se protejan del engaño al que están sometidos, suelen ser los primeros en lapidar al mensajero portador de la verdad.

 

 

Su último libro de obligada lectura.

portada_vacunas