Archive for the ‘Productos de aseo y limpieza’ Category

Maneras de ahorrar haciendo agua destilada

Los que todavía no sepan las ventajas que tiene para la salud el uso de agua destilada, aquí pueden encontrar una explicación detallada: El agua destilada es la mejor para la salud

Como llevo usando agua destilada unos 20 años, he encontrado algunas formas de ahorrar tiempo, dinero y productos de limpieza. Vamos a verlas a continuación:

AHORRO DE TRABAJO Y PRODUCTOS DE LIMPIEZA

El destilador casero que usamos la gran mayoria calienta el agua hasta su ebullición en un recipiente de acero con una resistencia alojada en su parte inferior. Al hervir el agua, el vapor pasa por un serpentín y se condensa al ser enfriado por un ventilador. El agua destilada va cayendo a un recipiente de vidrio hasta que se termina el agua del depósito y el destilador se para automáticamente.

desti

Al evaporar el agua del depósito hasta su última gota, los minerales, metales y demás porquerias que lleva el agua del grifo se quedan incrustadas en el fondo del calderín. Luego hay que usar algún tipo de detergente o de vinagre para desincrustar estos productos del acero, con el consiguiente gasto de tiempo, esfuerzo y dinero.

La solución que he encontrado y que evita en un 90% que se incruste nada en el fondo del calderín es la siguiente:

reloj
Conecto el destilador a un reloj programador parecido al de la foto. Programo la hora en la que quiero que arranque y luego hago que el programador lo pare 3 horas y 45 minutos después de haber arrancado. Con ello consigo que el reloj desconecte el destilador cuando todavía le queda medio vaso de agua en el depósito. De esta forma, al quedar un poco de agua, la mayoría de los minerales quedán disueltos en el agua y no se incrustan en el fondo del depósito. Si a pesar de ello todavía se ha incrustado algo, sale fácilmente con un estropajo suave sin necesidad de usar detergentes ni de frotar demasiado.

AHORRO DE DINERO EN LA FACTURA ELÉCTRICA

En el contador de electricidad tengo la modalidad de discriminación horaria. Si se pide esta modalidad a la compañia eléctrica, te la ponen enseguida sin ningún coste adicional. En algunos casos cobran menos de 10 euros por el cambio de contador y en otros no cobran nada.

Con la tarifa de discriminación horaria se pagan 0.158 euros por kilowatio en la franja cara, que va desde las 12 del mediodía hasta las 22 horas. Y 0.058 euros por kilowatio durante las 14 horas de la franja barata, desde las 22 horas, durante toda la noche, hasta las 12 del mediodía del día siguiente.

De esta forma, un litro de agua destilada pasa de costarme 12 céntimos a 4.50 céntimos de euro. Como es natural, pongo el reloj para que empiece a una hora que no me moleste dentro de la franja horaria barata.

Disponiendo de la tarifa de discriminación horaria, se puede ahorrar en muchas otras cosas de uso cotidiano:

1 – La lavadora se puede poner a primera hora de la mañana para que haya terminado antes de las 12 del mediodía.

2 – Se puede colocar otro reloj al termo de agua caliente para que caliente el agua dos veces al día. A las 7 de la mañana, para que haya agua caliente al levantarse, y por la noche despues de las 10 de la noche, por si se usa después de cenar o antes de ir a dormir.

3 – Hay unos acumuladores de calor que tienen en su interior unas piedras que pesan 100 kg y se calientan durante la franja horaria barata, y luego van soltando el calor en las horas en las que la electricidad es más cara sin estar enchufados.

Solo con estas tres cosas es muy fácil bajar la factura eléctrica a menos de la mitad.

También se puede ahorrar bajando la potencia máxima del contador. Por esta potencia la compañia te cobra un mínimo mensual que va subiendo más de lo que sube el precio de la electricidad.

Si los electrodomésticos de mayor consumo se ponen con relojes repartidos durante la franja barata a diferentes horas, para que no estén varios conectados a la vez, se puede bajar el término de potencia del contador al que sea suficiente para soportar el máximo de aparatos conectados a la vez.

Por ejemplo: se pone el destilador para que funcione entre las 3 y las 6.45 horas. A las 7 se pone el termo hasta las 8. Y a las 8 empieza la lavadora. Todo eso puede funcionar perfectamente con una potencia de 3.3 kw.

Además del dinero, también le ahorramos contaminación al planeta. Para comprender esto, hay que tener en cuenta que la tarifa barata la ofrecen precisamente porque muchos de los kilowatios generados a esas horas, si no se usan, se pierden sin haberlos consumido, pues no se pueden guardar grandes cantidades de kilowatios que se producen a unas horas del día para consumirlos a otra hora.

Hay sistemas de producción de energía que no se pueden parar o desconectar (eólica, nuclear, fotovoltaica). Si no se usa la energía a la hora que se ha producido, se pierde para siempre.  Luego, hay que quemar petróleo en una central y producir los kilovatios que se han perdido para poder consumirlos en las horas punta, con la consiguiente contaminación, que se podía haber evitado si se hubieran consumido esos kilowatios cuando estaban disponibles sin que hubieran contaminado el aire con los humos producidos por quemar  los diferentes combustibles fosiles.

Elaboración de jabones en casa

En este blog tenemos unos comentaristas de lujo y sería un despilfarro no aprovechar sus conocimientos y aptitudes. Los comentarios que pueden ser de utilidad al resto de lectores los publico en el blog por dos razones: para que Google los referencie mejor en las búsquedas y porque hay muchos lectores que no leen los comentarios y se pierden cosas interesantes.

A continuación copio una aportación de Isabella para preparar jabón casero, que luego sirve de base para otros productos de limpieza.

INTRODUCCIÓN

Para elaborar los diferentes productos de limpieza que utilizo, empleo la misma base que fabrico a partir del reciclado de mi aceite de cocina. Es muy importante que este aceite se recicle de la manera correcta porque resulta muy contaminante y no se debe tirar ni en el fregadero ni en el wc porque los residuos de las tuberías suelen terminar en las aguas de los mares y los ríos, y un litro de ese aceite es capaz de contaminar hasta 1000 litros de agua y, por su puesto, todos los animales y plantas que viven en ellos, por lo cual, reciclarlo en casa es una excelente opción.

Este jabón de aceite reciclado sólo lo uso para elaborar productos de limpieza, ya que contiene sosa cáustica, que es algo fuerte y como mi piel es muy sensible, prefiero utilizar ingredientes suaves para mi tipo de piel. Aunque se puede usar para el aseo sin ningún problema, solo hay que agregarle los ingredientes apropiados.

Las cantidades son las que yo uso porque me resultan mas cómodas para mi, porque el jabón que saco de ellas me dura casi un año, que es el tiempo que tardo en acumular el residuo para hacer más jabón, ya que cuando cocinas de forma saludable no suele sobrarte mucho aceite. Puedes poner menos cantidad y utilizar recipientes más pequeños.

JABÓN DE ACEITE RECICLADO

Ingredientes

5 litros de aceite usado
1 Kg. de sosa cáustica (venta en ferreterías)
5 Litros de agua.

Si no quieres hacer tanto, otra medida, por ejemplo seria:

750g de aceite
750 de agua
125 g de sosa

Preparación

Yo utilizo el cubo de la basura para hacer la mezcla y el palo de una fregona vieja. Antes de comenzar, es recomendable usar guantes de látex (los de fregar están bien) y gafas de plástico por si salpica, porque la sosa puede producir quemaduras en la piel.

Primero hay que mezclar la sosa con el agua y mezclarla bien, luego se va añadiendo el aceite poco a poco sin dejar de remover. Yo tardo a veces algo más de media hora en ir removiendo hasta que queda una pasta compacta y sin grumos, luego hay que echarlo en un molde que puedes pringar en aceite (no usado) para que se desmolde mejor. Yo uso una palangana cuadrada del todo a cien.

Cuando se haya secado un poco sin que gotee, se puede desmoldar, cortar y dejarlo para secar. Es recomendable que se desmolde antes de que seque del todo o de lo contrario no se podrá cortar porque se pone muy duro.

Se pueden añadir aceites esenciales como fragancia, pero, como yo esto solo lo utilizo como base para otros productos, no añado nada. Las pastillas que saco de este jabón me duran casi un año y las voy usando para elaborar más productos de limpieza.

LAVAVAJILLAS

Si usas lavavajillas (aparato), puedes utilizar una onza de este producto como detergente y como desodorante para el lavavajillas. Yo uso las cáscaras de los limones que me tomo, siempre tengo muchas, y las uso para elaborar productos. Dejas dos o tres cáscaras en el limpia platos para darle buen olor.

Para hacer un lavavajillas líquido para fregar a mano, ésta es mi receta.

1 onza de jabón reciclado
2 tazas de agua
1 cucharadita de glicerina vegetal (venta en herbolarios y tiendas naturistas)
5 ó 10 gotas de tu aceite esencial preferido (opcional); a mi me gusta usar el de menta, lavanda o eucalipto.

Si quieres hacer este lavavajillas sin usar jabón de aceite reciclado, sólo sustituye el jabón de aceite usado por otro de tu preferencia que no lleve aditivos tóxicos. Solo debes mezclar todos los ingredientes en el envase donde lo vayas a almacenar y para que se mezclen bien es preferible rallar el jabón. Esto es todo.

La textura no es igual que la de los lavavajillas comerciales pero deja los platos bien limpios, no reseca tanto la piel y lo mas importante…NO es toxico! Saludos.