La vivisección y disección de animales: una atrocidad ética y científica

La palabra vivisección,  del latín “vivus” (vivo) y “secare” (cortar), describe todas las torturas imaginables que sufren millones de animales -por lucro, curiosidad o ignorancia- en experimentos pseudocientíficos, carentes de fiabilidad y rigor científico, realizados en los miles de laboratorios de todo el mundo que forman parte del lucrativo negocio de las industrias médicas, farmacéuticas, veterinarias, laboratorios de toxicología y cosmética, y universidades o centros de enseñanza donde -a puerta cerrada- científicos, cirujanos, químicos, psicólogos, veterinarios, y sus equipos de técnicos, asistentes y estudiantes, practican la vivisección o disección de animales al margen de la opinión pública, perpetrando -supuestamente en nombre de la ciencia, la salud, o la educación- un holocausto de increíbles proporciones.

Cada día, año tras año, cientos de millones de animales de todas las especies: ratas, ratones, gatos, perros, conejos, cerdos, cabras, ovejas, carneros, vacas, caballos, aves, pájaros, peces, primates, etc., sufren repetidamente hasta la muerte todo tipo de torturas físicas y psicológicas para determinar la supuesta inocuidad o toxicidad de nuevos productos comerciales o farmacéuticos, o simplemente para comprobar el poder letal de nuevas armas de destrucción, siendo utilizados como “modelos” en crueles e inútiles experimentos que no aportan soluciones a nuestros problemas, porque los resultados obtenidos no son científicamente extrapolables al ser humano.

 Someter animales sanos a operaciones que no necesitan o criar animales con enfermedades “a la carta” para utilizarlos como “modelos” específicos para tratar de aportar soluciones a nuestros problemas de salud -aparte de una atrocidad moral- es una aberración fraudulenta -médica y científica-, porque las reacciones a los fármacos y las enfermedades o traumas inducidos violenta y artificialmente a animales de otras especies son distintas y no guardan relación con las enfermedades que se desarrollan espontáneamente en el ser humano. La práctica de la vivisección hace posible la proliferación de medicamentos y de otros productos porque son una coartada legal que permite dar una falsa sensación de seguridad al usuario, que ignora que los “nuevos” fármacos y productos de cosmética y consumo general -obtenidos para reemplazar a los que van siendo retirados cuando se manifiestan los daños o “efectos secundarios” que producen- a veces se comercializan a pesar de producir cánceres y tumores en los animales, por la falta de fiabilidad de tales experimentos.

Debido a la falta de información o desinformación existente, muchos aún creen que algunos experimentos están más justificados que otros y aunque admitan, por ejemplo, como algo frívolo y éticamente injustificable el testar productos de cosmética en animales, la influencia y el enorme poder de las grandes industrias químico-farmacéuticas impiden todavía, a una sociedad ignorante, condenar la experimentación médica, al menos desde el punto de vista científico, lo cual nos permitiría a todos los seres vivos dejar de ser tratados como “cobayas” por el sistema actual.

Un cáncer espontáneo, por ejemplo, tiene una relación íntima con el organismo que lo desarrolla, y posiblemente también con su mente, mientras que las células cancerosas que se implantan en otro organismo no tienen ninguna relación “natural” con éste. Los sistemas patológicos no pueden inventarse ni construirse -el síntoma no es la expresión de algo patológico, sino la manifestación externa de un desequilibrio interno. El hecho de que los animales estén siempre sanos antes de ser utilizados, prueba también que el propósito de los experimentos nunca es prevenir ni curar.

Las únicas pruebas científicas con un cierto grado de fiabilidad son los ensayos y estudios clínicos humanos.

Mutilar, envenenar, irradiar, quemar, congelar, inyectar, operar quirúrgicamente a seres vivos sanos -que sufren y sienten- que no necesitan ningún tipo de operación, producirles cánceres y tumores, descargas eléctricas, privarles de comer y beber, forzarles a ingerir alcohol en contra de su voluntad y su naturaleza, o inhalar el humo de tabaco -que sólo algunos seres racionales capaces de leer la advertencia de su peligrosidad se tragan voluntariamente-, son acciones claramente cuestionables y condenables porque manifiestan un alto grado de sadismo y una flagrante carencia de sensibilidad y de rigor científico, que proporcionan, sin embargo, beneficios millonarios a los fabricantes
-sin escrúpulos- de nuevos fármacos y productos tales como detergentes, limpiadores de hornos, blanqueadores, barras de labios, pasta de dientes, cremas corporales, perfumes, aditivos alimentarios e industriales, fertilizantes químicos, etc. -a menudo innecesarios y peligrosos para la salud y el medioambiente-, para satisfacer la creciente demanda de medicinas y productos, de dudosa calidad y fiabilidad, con criterios puramente lucrativos y mercantilistas.

Estos experimentos -obviamente crueles y carentes de sentido común- ponen también en serio peligro nuestra salud, debido al uso de preparados farmacéuticos considerados originalmente seguros después de ser testados en animales y comprobarse posteriormente su toxicidad. Entre los desastres terapéuticos más conocidos -que no han dejado de aumentar desde los años cincuenta- se encuentra el caso de la talidomida -un sedante introducido en Alemania, en octubre de 1957, con el nombre de “Contergan”, recomendado como seguro para las madres gestantes, después de tres años de pruebas exhaustivas con animales-, creada por la compañía Chemie Grünenthal, y comercializada en 11 países occidentales, 17 de Asia y 7 de África, causó malformaciones congénitas a más de doce mil niños que nacieron con miembros sin desarrollar o carentes de ellos, y manos en forma de aletas situadas directamente sobre los hombros, con la falta de algún pulmón o con los ojos y las orejas deformes. Muchos nacieron sin vida o murieron poco después, cuando sus madres, enloquecidas por la tragedia, recurrieron al infanticidio.

El estilbestrol, un potente estrógeno u hormona sexual, utilizado para tratar el cáncer de próstata y prevenir el aborto involuntario, causó un nuevo tipo de cáncer a mujeres jóvenes cuyas madres habían sido tratadas con estrógenos sintéticos durante el embarazo. El clioquinol también ha ocasionado la muerte de miles de personas, dejando paralizadas o ciegas a otras 30.000.

El hecho de que los animales no reaccionen como nosotros a los fármacos y sean inmunes a la mayoría de las infecciones humanas como la difteria, el tifus, la fiebre escarlatina, la viruela, el cólera, la lepra, la fiebre amarilla o la plaga bubónica y otras infecciones -que como la tuberculosis se desarrollan de forma distinta en otras especies- demuestra que, pretender controlar las enfermedades humanas a través de la experimentación animal, podría parecer una locura si no supiéramos que tales prácticas son sólo un pretexto para obtener cuantiosos beneficios económicos, a pesar del daño que se inflige a los animales y a la salud de los consumidores.

Los verdaderos progresos médicos y el aumento de la esperanza de vida se han conseguido a pesar de la experimentación animal y no gracias a ella, mayormente debido a la mejora del nivel de vida y a las mejoras higiénicas, infraestructurales y sanitarias, tales como la canalización de aguas limpias y residuales (fundamental para el retroceso del cólera). La introducción de la asepsia, antisepsia, el éter, opio, curare, cocaína, morfina, el cloroformo y otras formas de anestesia que hicieron posible el renacimiento de la cirugía-, así como el termómetro, el microscopio, la bacteriología, el estetoscopio, oftalmoscopio, los rayos X, la auscultación y el microscopio electrónico -de capital importancia para la diagnosis- no tuvieron nada que ver con la vivisección, lo mismo que el desarrollo de las vacunas y la obtención de la digitalina, el estrofanto, la atropina -que se extrae de la belladona y se emplea para dilatar las pupilas de los ojos y otros usos terapéuticos-; el yodo, quinina, nitroglicerina, el radio, la penicilina, etc. Se puede afirmar que no existe un solo descubrimiento terapéutico importante debido indiscutiblemente a la vivisección; sin embargo, se pueden llenar libros enteros con los desastres terapéuticos causados indiscutiblemente por la experimentación animal.

Las industrias químico-farmacéuticas también son responsables de retrasar el progreso de la ciencia y la medicina, impidiendo o dificultando la aceptación de sustancias médicas consideradas útiles, como la penicilina -descubierta accidentalmente por el doctor Fleming-, que es mortal para las cobayas, quienes, sin embargo, pueden consumir sin problemas estricnina, que es altamente venenosa para el ser humano, pero no para los monos. El cloroformo que, al ser tan tóxico para los perros, no se utilizó como anestésico para las personas durante muchos años. La tuberculina, de Robert Koch -que llegó a considerarse una vacuna contra la tuberculosis a principio de siglo porque curaba a cobayas tuberculosas-, causa la tuberculosis al ser humano. La digitalina -extraída de una planta- fue declarada tóxica en 1911, porque a los perros en los que se probó les subía peligrosamente la tensión arterial, tardando diez años en aplicarse en las enfermedades cardíacas. Una dosis de belladona suficiente para matar una persona es inofensiva para los conejos y las cabras. El arsénico -el veneno favorito de los asesinos de antaño- pueden consumirlo las ovejas en grandes cantidades sin sufrir ningún daño, sin embargo, las almendras dulces, son mortales para zorros y pollos, como sucede con el perejil, que es un veneno para los loros. La sacarina causa cáncer de vejiga al macho de la rata, pero no a la hembra, ni tampoco a los ratones, hámsters, monos ni al ser humano, debido a una reacción de la sacarina con una proteína que sólo se encuentra en los machos de la especie. Un puercoespín puede tragarse de una vez la misma cantidad de opio que se fuma un adicto en dos semanas, junto con una cantidad de ácido prúsico suficiente para envenenar a todo un regimiento. Una pequeña cantidad de la seta amanita faloides, suficiente para acabar con toda una familia, puede consumirla sin ningún efecto negativo el conejo, uno de los animales más utilizados por los laboratorios. Algunas bayas silvestres mortales para el ser humano, son muy apreciadas por los pájaros, y el cianuro de potasio tampoco hace daño al búho. La morfina anestesia y calma al ser humano, pero causa una excitación violenta en gatos y ratones, y los perros pueden tolerar dosis veinte veces más altas que nosotros.

Si no acudimos al veterinario ni utilizamos medicinas destinadas a los animales, para tratar nuestras dolencias o enfermedades, tampoco tiene ningún sentido consumir medicamentos o productos testados en animales.

En los colegios, la biología humana se enseña con la ayuda de diagramas, vídeos y el uso de modelos ¡sin necesidad de diseccionar cadáveres humanos! del mismo modo que debe estudiarse la biología animal. La disección de animales no tiene sentido ético ni pedagógico, y pueden servir como ejemplo las medidas adoptadas en países como la Argentina, donde la resolución 1299/87, del Ministerio de Educación y Justicia, prohibía las prácticas de vivisección y disección de animales en todos los establecimientos de enseñanza. La Universidad de Buenos Aires, se sumó también, en 1993, a dicha iniciativa, reconociendo el derecho al estudio de la ciencia de la vida sin violencia, mediante métodos científicos que no implican la muerte de animales, permitiendo así a los estudiantes, por motivos éticos, morales o religiosos, optar por un programa educativo que fomenta una relación sana y pacífica con los demás seres vivos y la naturaleza, basado en la observación de animales en sus áreas naturales, la simulación por ordenadores, el estudio de modelos anatómicos y de piezas de museo, vídeos y diapositivas, los trabajos escritos y la observación de tratamientos de cirugía animal en clínicas veterinarias.

Si deseamos acabar con la tortura injusta y despiadada de los animales y superar las lacras de la experimentación animal, debemos rechazar la mentalidad viviseccionista existente y adoptar una verdadera disciplina científica no-violenta, basada en el respeto a la vida y en estudios y observaciones clínicas, cuyo objetivo sea la prevención y aplicación de las técnicas terapéuticas más adecuadas y menos invasivas en el tratamiento de las enfermedades, y no la recreación de las enfermedades en los animales.

Todos somos víctimas de la vivisección y a todos nos concierne su abolición y erradicación.

Por Francisco Martín

About these ads

14 responses to this post.

  1. Hola Francisco, muy interesante tu escrito, te invitamos a que cheques nuestra página web, somos un nuevo Centro de Alternativas al uso de Animales en la Enseñanza en México.
    Saludos Cordiales!
    Sofía Ponce

    Responder

  2. Posted by Yuriko on febrero 5, 2009 at 6:51 am

    :O vaya no habia visto este articulo es muy interesante, yo rechazo definitivamente la viviseccion la aborresco al igual que cualquier practica que tenga que ver con la crueldad animal es detestable, ojala que cada vez mas personas sean concientes de que estas practicas no llevan a nada bueno sean en nombre de la ciencia o no, la verdadera ciencia en mi opinion es aquella que busca alternativas para no dañar a ningun ser vivo, me da mucha pena que la gente sea indiferente a este problema esa gente es muy cruel y egoista

    Responder

  3. Posted by shirley on marzo 20, 2009 at 4:23 pm

    que crueldad dios mio, no se esra gente que tiene en vez de corazon como le cortan los cuernos a esos pobres animales sin siquiera anestesia que horror malditos criminales pero algun dia dios le pedira cuentas

    Responder

  4. Posted by cristian on octubre 10, 2010 at 10:54 am

    se nota tu gran ignorancia en el tema cientifico y en el desarrollo de investigacion a base de modelos en animales. y como pides limitar la educacion con videitos tontos asi no se aprende.

    Responder

  5. Posted by aymara on octubre 10, 2010 at 11:01 am

    Cristian, ilumínanos con tu sabiduría. Nos podías poner unos vídeos listos y así ver la verdadera realidad, no la cotina de humo que Francisco nos tiende día a día.

    Responder

  6. Posted by CARLOS ESTRADA on enero 15, 2011 at 9:58 pm

    EN PRINCIPIO, UN SALUDO AFECTUOSO A TODOS LOS QUE DEFIENDEN DESINTERESADAMENTE Y CON HONESTIDAD A LOS SUFRIDOS ANIMALES.
    SOLICITO PUBLICACIÓN.
    IMPUNE MALTRATO DE CABALLOS DE CARTONEROS EN SANTA FE, ARGENTINA
    por Carlos Estrada *
    Desde hace mucho tiempo las autoridades oficiales de la ciudad de Santa Fe han autorizado el uso de caballos para el tiro de carros, animales de dudoso origen que están en manos de personas que viven en cordones de pobreza, en su mayoría equinos maltratados, desnutridos, con herraduras en mal estado y lastimaduras en sus cuerpos, que arrastran sin descanso cargas superiores a sus fuerzas llevando metales, vidrio, cartones y otros elementos recogidos en las calles. La ley nacional N° 14.346 es violada con impunidad a la vista de jueces, fiscales, legisladores y gobernantes, pero como todo parece descontrolado en estos momentos en Argentina, LOS RECLAMOS DE LOS PROTECCIONISTAS Y DE ALGUNOS CIUDADANOS SENSIBLES NO SON ESCUCHADOS POR LAS AUTORIDADES; presuntas razones políticas garantizarían estos abusos, inseguridad y creciente anarquía, tal vez en búsqueda desesperada de votos futuros y perpetuarse en despachos de poder (no generalizo).
    El 3 de enero pasado, personal municipal (tal vez cubriendo apariencias) habría efectuado un control en avda. Aristóbulo del Valle y Castelli, interceptando el paso de un menor de edad montado en pelo en un caballo que tenía una máscara reseca por el sol y parte de un arruinado arnés. Los funcionarios observaron varias lastimaduras en el animal (heridas negras cerca de los genitales, en ijares, una pata con lesiones sangrantes, cascos destruídos, gran desnutrición, etc.) y decidieron comunicarse con la señora Indiana G., integrante de una agrupación que defiende a los caballos ( entidad que asesoro a la distancia ) y le habrían preguntado si podía hacerse cargo de la custodia del equino. Ella aceptó y fue con sus colaboradores a retirarlo y dejarlo en un predio que disponen para esos fines.
    Por la noche habrían concurrido a la seccional policial de jurisdicción para firmar el acta de entrega del caballo, sorprendiéndose por la aparición de un individuo mayor que dijo ser el “dueño” del animal, agregando estar “autorizado” por la municipalidad y que el mismo estaba herido porque “se lo habían robado” (?), lo que sería un falso argumento que usan innumerables inescrupulosos que explotan cruelmente caballos obtenidos en el mercado negro (entiéndase: muchos procedentes de actos de cuatrerismo).
    Como no había un veterinario policial para revisar al equino, en la comisaría le habrían pedido a la señora Indiana G., por presunta orden de un juez de posible apellido Candiotti a cargo del juzgado en lo Correccional de 1ª Nominación de turno, que presentaran fotografías y un certificado de diagnóstico veterinario extendido por un profesional “neutral” (sic), seguramente porque la entidad estaría presidida por una médica veterinaria y la justicia pretendería actos “imparciales” (?). Pregunto: ¿pensarán que es fácil llevarse desinteresadamente a un caballo de la calle para curarle heridas y alimentarlo? ¿creerán que van a “inventar” daños cuando está a la vista de los actuantes la desnutrición del equino y sus heridas? ¿no pudieron asentar las declaraciones de dos testigos? ¿la presidenta de la entidad estudió y fue diplomada como veterinaria para tener que demostrar a la justicia que un caballo está herido con la certificación de un colega “neutral”? esta incoherencia sólo tendría lugar en Santa Fe.
    Cumplieron con los requisitos y cuando fueron a entregar las fotografías y la certificación médica “neutral” -comentó la señora Indiana G.-, les dijeron que ese material lo presenten el 1° de febrero de 2011 (por algunas “vacaciones” de verano, supongo).
    El informe que la señora Indiana G. me envió dice que tuvieron que lavar las heridas del caballito, darle agua, mucha agua (estaba deshidratado), antibióticos, buena comida y mucho cariño.
    Según esta secretaria de entidad proteccionista, con el patrocinio de un abogado se convertirán en querellantes en el expediente y además están decididos a denunciar ante el Colegio de Veterinarios al médico de la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe que acostumbraría a autorizar la circulación de carros tirados por caballos que están en malas condiciones.
    Sería fácil en la comodidad de un escritorio de poder y en el papel de “Dios” (dicho con el mayor respeto por investiduras y conste que estoy defendiendo la vida de un hijo de la Naturaleza), considerar como un expediente más el caso del caballo sin ver que se trata de una vida inocente en peligro, donde la actuación judicial debe ser rápida y eficaz.
    Pretender analizar un mes después los hechos no servirá para nada, seguramente cuando el caballo esté recuperado, cepillado, engordado, sin heridas abiertas y con herraduras nuevas, la justicia dispondrá (jueces de la provincia de Buenos Aires en mis intervenciones nunca han devuelto un caballo maltratado o de dudoso origen), que el animal vuelva a manos de sus crueles explotadores, es decir, a las puertas del infierno y caso cerrado. No habrá condena, sólo gastos y preocupación de parte de los que salvaron al animal sólo durante unas semanas y la impunidad continuará vigente como vienen comprobando hasta hoy.
    Quiera Dios ser justo e inflexible a la hora de juzgar a los salvajes que maltratan animales (en este caso en nombre de la “pobreza”) y con las autoridades que consienten insensiblemente estos crímenes terribles contra derecho.
    Desde hace varias décadas me dedico a actividades ecuestres, soy asesor en asuntos equinos de centro cultural y tradicionalista, de establecimientos rurales, de estudios jurídicos, etc., entendido en comportamiento, adiestramiento, derecho internacional animal, técnicas de rehabilitación, crianza y manejo de potros, además impulsor de rescates de más de 500 caballos maltratados procedentes de actos de cuatrerismo. Como proteccionista independiente de fauna salvaje poseo documentada trayectoria pública desde 1970, con numerosas certificaciones oficiales y científicas y máximos reconocimientos internacionales que figuran en libros europeos, en decenas de cables noticiosos de la Agencia “France- Presse” entre 1987 y 1993, más de cincuenta noticias difundidas por el diario inglés “The Buenos Aires HERALD” entre 1987 y 1995 aprox., columnista de revistas jurídicas, revistas de reparticiones nacionales y provinciales, revistas especializadas en animales, versiones taquigráficas legislativas (por ejemplo N° 42, año 1990 del H. Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires (con detalles de mis intervenciones en bien de la fauna en 801 páginas de sesiones públicas de legisladores ante la prensa extranjera), además de varios centenares de publicaciones en diarios de todas partes.
    CARLOS ESTRADA * escritor y periodista de investigación.
    Buenos Aires, 15 de enero de 2011.

    Responder

  7. Posted by CARLOS ESTRADA on enero 19, 2011 at 9:57 pm

    S I N R E S P E T O P O R E L C A B A L L O
    por CARLOS ESTRADA *
    ARGENTINA- Con desagrado observé en la edición 46 del Festival Nacional de la Doma y el Folklore de Jesús María, provincia de Córdoba (espectáculo que noche a noche ha reunido a miles de turistas del país y de otras naciones), que un competidor de posible nombre LUIS TORRES de San Luis, cayó violentamente con su caballo y desde el suelo se lo vio insultar al animal (hasta hubo un triste comentario del “gaucho” locutor) y le tiró un golpe traicionero a la zona lumbar del caballo mientras éste trataba de levantarse, lo que demuestra el poco respeto que tienen algunos jinetes por los equinos que en definitiva son los que permiten al hombre que luzca su equilibrio y destreza, y saber perder debería ser regla del juego, sin agredir al animal que defiende su lomo (para eso los forman rebeldes, les arruinan el carácter a latigazos, piquetes de espuelas, horas atados a palenques y los picanean en la boca con golpes de electricidad a través de metal sobre la lengua). Los hombres se enojan y reaccionan con violencia con estas víctimas inocentes, lo que demuestra cobardía en ciertos campesinos (no generalizo) dedicados a crueles jineteadas públicas, que al ser heridos por caballos y a veces muertos, no faltan los devenidos “valientes” y borrachos impunes que se juntan para golpear o matar equinos apartados en corrales porque dañaron a un jinete, delitos tapados presuntamente a sabiendas de autoridades oficiales, organizadores y tropilleros. Conozco el tema por investigarlo desde adentro, incluso desde muy joven he frecuentando estancias familiares de más de 10.000 hectáreas donde se formaron muchos domadores y vi florecer adictos a las competiciones (cosas diferentes), recuperé caballos heridos en jineteadas en zonas serranas de Córdoba en 1978 sufriendo grave caída junto a un potro desde lo alto de un cerro al recibir sorpresivamente un fustazo el animal de parte de alcoholizados individuos, quedando yo seis meses con medio cuerpo casi paralizado, etc.
    Como descendiente de patricia familia argentina llevo en el alma las tradiciones.
    Cada vez que cuestiono asuntos serios y toco fuertes “intereses” de mucha gente, debo indicar al final de los informes detalles de idoneidad en el tema, entonces AQUÍ LO REITERO PORQUE ALGÚN “GAUCHO” QUE NO ME CONOCE PUEDE LEER LA CRÍTICA Y PENSAR QUE HABLA UN IMPROVISADO: me dedico a actividades ecuestres desde hace varias décadas, primero siendo un niño me metía a caballo en el monte a buscar ganado extraviado (pero vivía en la ciudad), después fui entrenado por dos especialistas en el arte y ciencia de la equitación, conozco técnicas de rehabilitación, entiendo acerca de comportamiento animal y derecho internacional animal, asesor de centro cultural y tradicionalista en asuntos equinos, de estudio jurídico, de establecimientos rurales de amigos, etc.
    Cabe destacar que además soy antiguo profesional en artes marciales chinas antideportivas (contratado por la distribuidora cinematográfica “Columbia- Fox- Warner” para avalar exitoso film boxístico norteamericano, con afiche de la película publicitada con mi nombre arriba en diarios “Clarín” y “La Razón” del 26.12-85), estilos de gran velocidad y potencia. Mi esencia es pacífica pero me molestan los abusos hacia seres indefensos.
    ESTE ACTO DE VIOLENCIA CONTRA EL CABALLO FUE DIFUNDIDO A TODO EL MUNDO DESDE UN CANAL DE TELEVISIÓN AGREGANDO VERGÜENZA A UN DEPORTE QUE RAYA LA BARBARIE.
    CARLOS ESTRADA * escritor y periodista de investigación.
    Buenos Aires, Argentina, 19 de enero de 2011.

    Responder

  8. Posted by CARLOS ESTRADA on febrero 20, 2011 at 3:20 pm

    MALTRATAR ANIMALES ES OFENDER A DIOS…
    ARGENTINA- EL INTENDENTE DE SANTA FE FUE DENUNCIADO POR AUTORIZAR JINETEADAS (el mismo que “legalizó” el uso de caballos maltratados para tirar carros chatarreros)
    por Carlos Estrada
    Santa Fe se ha convertido en importante rama del maltrato equino con total silencio de la prensa provincial.
    El Intendente local autorizó la Primera Jineteada nocturna en el Molino Marconetti, zona del Puerto y jurisdicción de Prefectura Naval Argentina en esa capital, espectáculo denominado “Rumbo a Cayastá” realizado el sábado 12 de febrero pasado, asistiendo cinco tropillas para cincuenta montas.
    Esto se suma a “autorizaciones” que han despertado profunda indignación contra este jefe comunal por permitir que circulen en calles y avenidas carros chatarreros tirados por caballos -contra dictados de la ley nacional No. 14.346- animales lastimados, maltratados y de dudoso origen.
    Todo se enmarcaría en desmedidas ambiciones para ser elegido gobernador en las próximas elecciones, tratando de lograr “popularidad” en los cordones de pobreza (que siguen padeciendo hambre y enfermedades) y entre empresarios y gente del campo, usando como estrategia política y camino para obtener votos la tolerancia a diferentes formas de crueldad con equinos.
    Las jineteadas tuvieron rápida luz verde porque dejarían dinero fácil a empresarios, organizadores y arcas oficiales, sin haberse tratado ni aprobado mediante votos en sesiones públicas legislativas (salvo en Santa Fe la Municipalidad resuelva estas cuestiones con total arbitrariedad).
    Que los opinólogos no me hablen de “tradiciones”, todo se ha deformado, y como hijo de hogar patricio conozco mucho de campo, tradiciones, Patria y patrioterismo. Las jineteadas que antes se hacían respetando al caballo, hoy -salvo raras excepciones- constituyen actos que rayan la barbarie, donde los animales son preparados desde jóvenes atados a palenques, golpeados con látigos, con piquetes de espuelas y toques de electricidad en numerosos casos, para formarlos rebeldes e irascibles y servir durante muchos años en espectáculos comerciales. Si alguno se ablanda o amansa por miedo, como no puede tener otra utilidad por su arruinado carácter, es vendido por poco dinero a mataderos clandestinos para hamburguesas, carne de consumo interno sin ningún control sanitario comercializada en carnicerías de barrios humildes o preparada en empanadas mezclada con carne de vacas viejas en locales “habilitados”, incluso habría impunes exportaciones por fronteras, algo parecido pasa con los caballos heridos o enfermos procedentes de cordones de pobreza, usados en arrastre de carros chatarreros que caen vencidos por el dolor.
    La Sra. Indiana Grilli secretaria de una agrupación que defiende a los caballos de Santa Fe, por iniciativa propia decidió la presentación de un Recurso de Amparo, tomando intervención un Juzgado de Primera Instancia, hecho importante que por algún interés o “resorte” político la prensa silenció.
    La jefatura de la Municipalidad habría tenido larga audiencia de “conciliación”, asistiendo el Fiscal municipal, el secretario de Cultura de la Municipalidad, el organizador de la jineteada, el Procurador General y el principal tropillero, mientras en otro rincón de la oficina judicial estuvo la parte actora y su patrocinante, pero el destino estaba sellado: se impusieron los más fuertes y el magistrado sólo pudo “calmar” a las partes y dar algunos consejos.
    Tuve el honor que el señor juez (a quien no conozco) me consultara de inmediato para tener elementos más precisos y estudiar el caso, fue así que le envié un análisis objetivo, no fanático, del tema de jineteadas y varios puntos para considerar, además se estarían violando incisos de dos artículos de ley nacional, resultando necesario estrictos controles durante las pruebas. El magistrado se dirigió por escrito a mi persona reconociéndome como investigador y conocedor de estos asuntos y agradeció mi asesoramiento.
    Acompañado por un veterinario particular de su confianza, este miembro del Poder Judicial se presentó en el campo de la jineteada y habría revisado a todos los animales participantes, puso condiciones respecto al uso de espuelas y los organizadores expresaron que sería “descalificado” (¿sólo eso?) quien castigara en la cara a un animal.
    Lamentablemente, la ignorancia de las autoridades municipales (yo diría actos insensibles a sabiendas) se puso en evidencia cuando hicieron estallar bombas de estruendo y pretendieron “alegrar” al público con fuegos artificiales, lo que asustó mucho a los sufridos caballos.
    El disgusto de la señora Indiana Grilli (agrupación con veterinarios en su comisión directiva que no tiene lazos con otras entidades del país) fue que silenciaran su intervención contra la Municipalidad. Comenta que sólo hubo dobles discursos por altavoces donde los animadores del espectáculo decían al público “que el caballo de jineteadas no es maltratado”. La agrupación ha solicitado mi especial asesoramiento.
    Indigna que oficialmente los animales no sean considerados como seres vivos que sufren y estos funcionarios públicos no entiendan que deberían inculcar el cuidado de los caballos y no permitir actos impunes de crueldad.
    Por presunta “sugerencia” oficial los ciudadanos no fueron informados y se tapó la noticia (me refiero al recurso de amparo y concurrencia de personajes políticos e influyentes empresarios al Juzgado), de paso evitaron alertar a otros defensores de los animales.
    Creí que había periodistas independientes acreditados en reparticiones oficiales dedicados a dar a publicidad estos temas, máxime que la novedad daba para un destacado título en portada, pero nada les importó el posible maltrato equino, actuaron con triste sometimiento a sus patrones o por amiguismos políticos.
    Mis códigos son diferentes, ni verdades rengas ni ocultamiento de hechos importantes del momento, desapruebo los techos, no tengo preferencias políticas y no soy influenciable, por eso al enterarme casi sobre la fecha del evento y que sólo había propagandas para atraer turistas, hice un inmediato comunicado DESTACANDO LA LABOR DE ESA AGRUPACIÓN Y SU ENFRENTAMIENTO CON EL GOBIERNO SANTAFESINO y lo mandé a más de cincuenta medios de comunicación (prensa escrita, digital, numerosas radios, etc.) de la ciudad de Santa Fe, localidades vecinas y otras partes de la provincia, preguntando a los editores y directores a qué se debía no informar al público lo que estaba ocurriendo en Tribunales de Justicia, pero los mensajes anticipados cayeron en sacos rotos. Ahora, salir al ruedo con pretextos no sería honesto.
    El poder es efímero y no compra ética. En muchas partes los funcionarios se burlan de los que defienden honestamente los derechos de los animales, pero el tiempo, Dios y la historia juzgarán insensibilidades y mezquinos comportamientos humanos.
    Conste que respeto profundamente a todas las autoridades, ocurre que no comulgo con actos aparentemente arbitrarios y/o abusivos y el dolor de inocentes seres vivos no me causa alegría, sino vergüenza ajena.
    Los proteccionistas de animales son muchos millares por provincia, más su entorno familiar y hay un derecho que deberían tener presente y ejercer, me refiero a votar con sabiduría para después no lamentar injusticias durante largos años y encontrar que les dan la espalda cuando reclaman gestos altruistas.
    CARLOS ESTRADA (escritor, periodista de investigación, dedicado a actividades ecuestres,etc.).
    Buenos Aires, Argentina, 20 de febrero de 2011.

    Responder

  9. Posted by CARLOS ESTRADA on febrero 23, 2011 at 6:18 am

    ARGENTINA- MORDEDURA DE ARAÑA LOXOSCELES LAETA MATA A UNA NIÑA
    (en esta ocasión es el animal contra el hombre).
    Ayer comenté en medios locales que hace algunos años estuve realizando estudios conservacionistas en la provincia de córdoba, con muchos trabajos publicados acerca de serpientes y ARÁCNIDOS de la zona.
    Según informes de prensa, la niña de 3 años de edad fue herida en la localidad de Jesús María, horas después tuvo fiebre y la llevaron a un centro médico, ahí la observaron y “le dieron el alta”, volvió al hogar, al día siguiente su salud se complicó y tuvieron que internarla en un hospital para niños en la ciudad de Córdoba donde recibió las atenciones necesarias pero tardías y en menos de cuatro días murió.
    Mucho depende de lugar del cuerpo donde se produce la lesión, edad y condiciones de salud de la persona en el momento del accidente.
    Ante un ataque de loxosceles laeta (araña homicida), por innumerables hechos observados, lo peor ocurrido habrían sido las vueltas en socorrer a la niña, lo que agravó el cuadro, tal vez extendiéndolo de manera severa al hígado, riñones, etc., sumado a posibles necrosis y sangrados sin coagulación. La salvación generalmente está en un auxilio rápido, inmovilización de la víctima e inyectar el suero específico a tiempo.
    Resultan perjudiciales negligencias como roturas de ampollas, aplicación de remedios caseros o no específicos, presionar la herida, mover innecesariamente de un lado a otro al envenenado por animal, etc.
    Los padres, las enfermeras y los médicos son los únicos que saben qué hicieron exactamente durante las primeras horas.
    Hay animales de ponzoñas mucho más mortales, sin embargo las personas logran salvarse, pero donde intervienen loxosceles laeta la multiplicación de efectos nocivos (por constataciones personales) hacen muy difícil la salida de largas internaciones y muchas cirugías reparadoras, dejando secuelas de consideración. Es más, es raro encontrar especialistas en mordeduras de arácnidos.
    CARLOS ESTRADA *periodista de investigación, estudioso del comportamiento animal, ex colaborador de destacados zoólogos, herpetólogos y otros científicos (incluyendo al aracnólogo Ibarra Grasso), sufriendo paralelamente graves accidentes con animales grandes y especies venenosas. Experiencias directas en manejo de fauna salvaje y rescates de reiterados millares de ejemplares, con numerosos trabajos publicados acerca de ARAÑAS, etc., documentada trayectoria pública desde 1970.
    Buenos Aires, Argentina, 23 de febrero de 2011.

    Responder

  10. Posted by CARLOS ESTRADA on marzo 2, 2011 at 11:16 am

    COLOMBIA- FRENTE AL PÚBLICO UN COBARDE FUTBOLISTA MATA A UNA LECHUZA PATEÁNDOLA
    Por Carlos Estrada *
    No soy fanático, pero creo que el caso debe ser conocido por los proteccionistas del mundo para repudiar a un cobarde jugador de fútbol profesional que se llamaría LUIS MORENO y desearle por su acto salvaje y delictivo el peor destino para él y entorno, porque lo que hizo no tiene perdón. Quiera Dios juzgarlo con severidad y darle merecido sufrimiento como hizo con un animal indefenso posado en el césped.
    Noticia proveniente de Bogotá, señaló que el jugador panameño Luis Moreno del Deportivo Pereira durante un partido de la liga colombiana disputado el domingo 28 de febrero entre su equipo y el Atlético Junior, mató cruelmente a una lechuza que en vuelo inocente se posó en el césped del campo de juego, obligando a suspender el encuentro por unos minutos. Primero el animal habría recibido un pelotazo intencional y seguidamente -ante la indignación del público- entró en acción el desalmado personaje que mediante tremenda patada la sacó de la cancha.
    Las lechuzas de campanario y otras variedades están en retroceso numérico, por ende, entre las aves protegidas internacionalmente.
    Herida de muerte fue socorrida y presuntamente llevada a un centro veterinario de Barranquilla donde el lunes 1° de marzo a la madrugada murió luego de horrible agonía por un “shock circulatorio que derivó en falla multiorgánica”. La necropsia se habría realizado en la Universidad de San Martín y la Policía Ambiental podría iniciar un proceso contra el “deportista”.
    Aparentemente esta lechuza pertenecía a una cría de ejemplares que vive en el Estadio y al descender al terreno primero le pegaron un intencional pelotazo y después fue pateada –ante la indignación de público- por el cruel jugador. Dicha ave será embalsamada y colocada en una urna de cristal en el Estadio Metropolitano –dice el informe- “como recuerdo permanente de las consecuencias de la violencia” (?).
    CARLOS ESTRADA *periodista y proteccionista independiente de fauna.
    Buenos Aires, Argentina, 2 de marzo de 2011.

    Responder

  11. Posted by CARLOS ESTRADA on marzo 22, 2011 at 3:26 pm

    CABALLOS DE LA POLICÍA FEDERAL ARGENTINA HERIDOS
    por Carlos Estrada *
    Noticias del 21 de marzo de 2011 señalaron que en el barrio de Liniers (Capital Federal), se jugó un partido de fútbol entre Vélez y San Lorenzo y como de costumbre terminó en actos de incontrolable violencia, culpándose como siempre a los numerarios de la Policía Federal Argentina (flota en el ambiente político y en influenciadas generaciones el odio por los uniformes y por todo lo que represente Ley y Orden). Hubo refuerzos en los alrededores del estadio con hombres del Cuerpo de Policía Montada y otra vez los inocentes caballos llevaron la peor parte.
    No he investigado los hechos porque no me interesa el accionar sangriento de vándalos con garantías de impunidad, pero como se comenta en la calle (como cosa “sin importancia” sumado al silencio cómplice de mucha prensa parcial), que hubo algunos caballos policiales heridos y uno presuntamente muerto, entonces con el debido respeto voy a dar mi opinión.
    Desde el conocimiento y por investigar asuntos de corrupción, sé que esos equinos NO ESTÁN BIEN CUIDADOS (por culpa de los que reducen fondos y se desentienden de ética en la función pública). En países realmente avanzados se patrullan calles y se usan en control de disturbios caballos montados por policías, pero en Argentina habría que dejar de usar animales para controlar a bandas de delincuentes; por supuesto, tres o cuatro logran lo que cincuenta uniformados a pie no consiguen (perros adiestrados o caballos acostumbrados a empujar y encarar sin pisar al público). REITERO: ES HORA QUE NO SE USEN ANIMALES COMO “ESCUDOS” VIVOS NI SE LOS ARRIESGUE INNECESARIAMENTE, pero a innumerables funcionarios ineptos que tenemos (habría excepciones) los animales les importan un carajo (miren lo que ocurre en los centros oficiales de zoonosis y con los malandras que usan equinos lastimados para tirar carros); estos funcionarios están para enriquecerse en los cargos y valerse hábilmente de dobles discursos a fin de conformar a la gilada. Aquí, más allá que el proteccionismo solicite se aplique la débil ley nacional N° 14.346, deben exigir a los funcionarios de turno -que incentivan el odio y la anarquía-, que INVESTIGUEN DE MANERA RECTA Y EFICAZ QUIÉNES APUÑALARON CABALLOS POLICIALES Y QUE ESTAS LACRAS VAYAN A LA CARCEL CON CONDENAS DE CUMPLIMIENTO EFECTIVO; SÓLO HIJOS DE PADRES DE DUDOSA MORAL PUEDEN ATACAR A UN ANIMAL DE ESA MANERA; EN PAÍSES SERIOS SIN SINVERGÜENZAS CON PODER ENQUISTADOS, UN PERRO O CABALLO DE UNA FUERZA NACIONAL ES UN PROTEGIDO BIEN DEL ESTADO Y TIENE RANGO DE MIEMBRO OFICIAL -EN ESTE CASO COMO UN POLICÍA MÁS-, ENTONCES SUS AGRESORES DEBEN SER JUZGADOS COMO SI HUBIERAN APUÑALADO O MATADO A UN EFECTIVO DE UNA FUERZA FEDERAL. Lamentablemente, aquí hay odio hacia la PFA (repartición llena de coimeros que no va a sanearse porque políticamente buscan su descrédito ante la sociedad y evitan instruirla, sólo la insultan conocidos resentidos con “colas de paja”), de manera que van a encarar la investigación contra los uniformados Y PASARÁN POR ALTO EL TEMA DE LOS CABALLOS pertenecientes al Estado nacional, muertos o heridos en acto de servicio, con rangos policiales, y así se permitirá una vez más la impunidad de basuras que en las canchas de fútbol van a agredir y a provocar desórdenes incentivados desde estructuras “garantistas”.
    Si la responsabilidad es compartida, deben juzgar a los excrementos que provocaron los disturbios, es decir, aparte de juzgar a los policías que aparentemente “siempre” son los que golpean (?) a muchachos “trabajadores, honestos y pacíficos” (?), NO DEBERÍA HABER IMPUNIDAD PARA LOS CRUELES QUE MATARON O HIRIERON CABALLOS DEL ESTADO NACIONAL, porque en este patrón de vacío legal (programado) el país se derrumba camino a la anarquía, abuso de las drogas y delitos tapados.
    CARLOS ESTRADA (periodista de investigación, dedicado a actividades ecuestres y proteccionista independiente de fauna salvaje y caballos maltratados).
    Buenos Aires, 22 de marzo de 2011.

    Responder

  12. Posted by CARLOS ESTRADA on mayo 23, 2011 at 11:41 am

    ¿LAS ARMAS Y PIELES INCAUTADAS A CAZADORES FURTIVOS VUELVEN AL MERCADO NEGRO POR NEGLIGENCIA DE LAS AUTORIDADES DE APLICACIÓN?
    Por Carlos Estrada *
    El 20 de mayo pasado trascendió que el día 16 habrían robado 5O armas depositadas en subsuelo de un edificio perteneciente al ministerio de Asuntos Agrarios en la localidad de Ensenada(cercana a La Plata), provincia de Buenos Aires. Aparentemente las escopetas y pistolones procedían de incautaciones a cazadores furtivos y estaban a la espera que los infractores aportaran la documentación correspondiente o serían “destruídos” (?).
    El hecho se suma a importantes y reiterados robos impunes de armamento y municiones en dependencias militares, policiales y juzgados penales, y suena a burla, como si todo se “guardara” en cajas de cartón en la vereda de los edificios públicos ¿Tan fácil es ingresar a los depósitos oficiales y robar grandes cantidades de armas y municiones? ¿no dejan personal policial de vigilancia las 24 horas del día? ¿no existe control mediante cámaras filmadoras y alarmas de tecnología avanzada? ¿las fuerzas de seguridad no patrullan las calles en prevención de delitos? ¿seguirá en aumento la anarquía?
    Si en el ministerio de Asuntos Agrarios se guardan armas secuestradas a delincuentes que atentan contra la Naturaleza, es posible que en ese lugar u otro parecido haya almacenamiento de valiosas pieles de especies silvestres protegidas por ley ¿o los cazadores que descubren espaciadamente sólo trasladan liebres y patos? ¿Se oculta a la opinión pública “desapariciones” de cueros y pieles de fauna autóctona y exótica? ¿los secretos “quedarán en familia” considerados detalles “menores”? Es más, ¿qué “resortes legales” demoran la incineración de pieles de la caza furtiva y contrabando como marcarían disposiciones vigentes y normas internacionales?
    Es un añejo misterio el destino de toneladas de pieles, drogas y armas que no se destruyen, salvo pequeñas y aisladas cantidades, pero nunca la masa importante, entonces podemos suponer que, además de lo mencionado, muchas cosas más “recuperadas” en procedimientos y valuadas en millones de dólares, volverían al mercado negro por “descuidos”, “olvidos” y posibles negligencias de las autoridades de aplicación (no generalizo).
    ¿Qué hacen los organismos oficiales con las trampas, cuchillos, machetes, reflectores, lazos, jaulas y elementos utilizados en los ilícitos por los cazadores de animales? Ese material también debe destruirse filmaciones y actas mediante, en presencia de testigos hábiles y certificado por escribanos confiables.
    Según fuentes consultadas, las armas, pieles, etc., incautadas sirven como “evidencia”, pero estas historietas se diluyen en el tiempo y vueltas burocráticas sin soluciones efectivas y sin severas medidas correctivas (¿meterá la cola el tráfico de influencias?), siendo moneda corriente la impunidad.
    Del presunto robo de las 5O armas, hubo comentarios que luego de numerosos allanamientos se recuperó un pistolón aparentemente comprado a uno de los que asaltaron el depósito del ministerio de Asuntos Agrarios, mientras en Punta Lara una niña llevó al colegio una pequeña arma sin proyectiles y los investigadores estarían averiguando si la pistola tiene relación con lo otro, de esa manera el público es entretenido y rápido olvida.
    Creo que se subestima la inteligencia de los ciudadanos honestos, faltando el obsequio de “chupetines” a los que creen y aplauden los dobles discursos que hay “dura lucha” contra la caza furtiva y actos de contrabando de especies vulnerables.
    Aclaro: que descubran tardíamente a los autores o recuperen parte de lo robado no mejora innumerables irregularidades de trastienda.
    CARLOS ESTRADA *escritor, periodista de investigación y proteccionista independiente de fauna.
    Buenos Aires, Argentina, 23 de mayo de 2011.

    Responder

  13. Posted by CARLOS ESTRADA on mayo 23, 2011 at 8:43 pm

    Estimados conservacionistas: Aclaro que Ensenada es una localidad cercana a la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires, es decir NO pertenece a La Plata, está a pocos minutos de la sede gubernamental.
    Carlos Estrada

    Responder

  14. Posted by CARLOS ESTRADA on septiembre 28, 2011 at 3:44 am

    CRUELDAD CON CABALLOS- CIUDADANOS DECENTES Y EQUINOS REHENES DE GRUPOS DE DESALMADOS ORGANIZADOS

    por Carlos Estrada *

    Por arbitraria decisión política en la CIUDAD DE SANTA FE (ARGENTINA) desde hace bastante tiempo han autorizado el uso de caballos para tirar pesados carros chatarreros en las calles (posibles “sugerencias” de líderes barriales y posteriores directivas provenientes de estructuras más altas que necesitarían recoger votos en los cordones marginales que por mayoría son los que sostienen a ciertos funcionarios en escritorios de poder), animales de dudosa procedencia, heridos y muy castigados.

    Primero: hubo luz verde oficial por supuestas presiones de punteros políticos. Segundo: cuando las cosas salieron de carril las autoridades municipales tuvieron que permitir impunidad para mantener “contentos” a los indigentes bajo la cortina legal de “apoyar fuentes de trabajo” ¿pícaro trueque por votos?

    En Santa Fe, políticamente quisieron conformar a grupos que poco a poco se organizaron volviéndose contra la policía, justicia y contra la misma población que los ayuda con elementos para vender. No sólo violan la ley nacional N° 14.346, ahora se plantan a presionar e intimidar a los ciudadanos imponiendo condiciones en un marco anarquista y patotero (VER MÁS ADELANTE HECHO DEL 20 DE SEPTIEMBRE PASADO).

    Esta inexplicable situación se vive en Capital Federal (por suerte los ciudadanos son muy proteccionistas y frenan en parte los abusos); Gran Buenos Aires y La Plata (nidos de cuatreros, contrabandistas, mataderos, acopiadores y chatarreros); SANTA FE (EL PEOR EJEMPLO OFICIAL POR “LEGALIZAR” LOS ACTOS DE CRUELDAD) y otros lugares del país donde los intendentes también consienten que se usen caballos en traslados de metales y cartones, que circulan extenuados y lastimados agregando riesgo para transeúntes y automovilistas.

    En nombre de la pobreza violan leyes y normas vigentes, problema que se multiplica a diario y deriva en enfrentamientos sociales gracias a señores que vivirían (lujosamente) de espaldas a la realidad y pretenderían votos fáciles, sin ocuparse de soluciones efectivas para frenar la pobreza que aumenta de manera alarmante.

    También es cierto que tres o cuatro décadas atrás el indigente era más respetuoso, de comportamiento más honesto y no perjudicaba al prójimo. Explico: los habitantes del corazón de las grandes ciudades que por circunstancias del destino (esfuerzo, herencia, suerte, inteligencia, posibilidades, etc.) han logrado una posición económica más sólida, no tienen la culpa de la pobreza de otros y tampoco tienen que soportar la inseguridad, el vacío legal, que le invadan sus barrios, sus plazas (públicas pero no para montar viviendas de cartón) y ensucien sus veredas rompiendo las bolsas de residuos. Hoy no se puede colocar una chapa profesional en la puerta de un edificio, una placa recordatoria ni estatua de bronce en ninguna parte porque todo es robado, hasta los cementerios son saqueados; los ciudadanos vivimos sometidos a este raro manejo político y totalmente privados de tranquilidad; en esta cadena de irregularidades debemos aceptar el capricho oficial de tener las calles llenas vagabundos, asaltantes, borrachos, mendigos, vendedores ambulantes, manifestantes, limpiavidrios que arrebatan carteras en los semáforos, mafias de “cuidadores” de automóviles y CARTONEROS CON CABALLOS MALTRATADOS.

    Con tristeza compruebo que es más sincero en su postura el delincuente común que se expone a la cárcel y arriesga (conste que no defiendo el delito), que quien trata salvajemente a inocentes animales y lo enmascara como “fuente de trabajo”.

    La mayoría de los que usan caballos para tiro de carros chatarreros (o cosas peores) están vulnerando los Derechos de los Animales establecidos internacionalmente y quebrantando una LEY NACIONAL QUE DICE: Artículo 1° “Será reprimido con prisión de 15 días a un año el que infligiere malos tratos o hiciere víctimas de actos de crueldad a los animales”; Art. 2° Serán considerados actos de maltrato: 1) “No alimentar en calidad y cantidad suficiente a los animales domésticos o cautivos”; 2) “Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas”; 3) “Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas”; 4) “Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado” y 6) “Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas”. Después el Art. 3° en su inc. 7) hace referencia a LASTIMAR (o arrollar) INTENCIONALMENTE, CAUSARLES TORTURAS O SUFRIMIENTOS INNECESARIOS O MATARLOS SÓLO POR ESPÍRITU DE PERVERSIDAD.

    El 99 % de los caballos utilizados no están bien alimentados, no tienen el necesario descanso, no duermen bajo techo en terrenos limpios, no son higienizados, no reciben asistencia veterinaria periódica, SON BRUTALMENTE CASTIGADOS, trabajan bajo intenso sol y días de lluvia, trotan sobre pavimento con cascos en mal estado, con herraduras defectuosas, arneses resecos y reforzados con alambres en muchos casos; equinos con heridas abiertas e infectadas, huesos deformados (y muchos dolores), parásitos internos y externos, hernias, también son empleados ejemplares vencidos por la edad y hembras preñadas. Todos obligados a arrastrar cargas superiores a sus fuerzas.

    Estos señores deberían realizar las mismas tareas a pulso, es decir, llevar a mano carros más chicos como hace una minoría sensible y merecedora de ayuda en Capital Federal, pero en Santa Fe y otros lugares eligen lo más cómodo: recorrer grandes distancias para cargar lo que suponen negociable, exprimiendo a inocentes animales durante más de diez horas (en trastienda sería peor la explotación). Actos inhumanos que no tienen perdón de Dios.

    Dañar a un animal durante toda su vida ES UN DELITO IMPERDONABLE COMETIDO A SABIENDAS, lo que tendrían que pagar con cárcel y los reincidentes sorprendidos con equinos en malas condiciones tendrían que recibir condenas mayores, siempre de cumplimiento efectivo.

    LA SOCIEDAD DECENTE QUE NO QUIERE VER TANTOS CARROS CON CABALLOS EN LAS CALLES NO DEBERÍA DEJAR EN LAS VEREDAS ELEMENTOS NEGOCIABLES; el mismo pueblo que se queja es el que contribuye al aumento de chatarreros y cartoneros.

    Los animales que recorren las calles de Santa Fe serían más del doble de los que la Municipalidad habría registrado (¿distracción oficial?). La cifra real de equinos que circulan está calculada en 700 ejemplares, pero un ex tropillero que en su juventud tuvo antecedentes como cuatrero en esa ciudad, me envió por intermedio de un contacto en Buenos Aires un detalle interesante de lugares y planteles de animales disponibles para arrastrar carros, señalando que superarían los 1.000 animales activos y un acopiador habría recibido un 15% (muchos de la provincia de Buenos Aires) desde mayo al 15 de agosto pasado para incorporarlos al negocio, es decir, venderlos o alquilarlos, también haría canjes de un animal sano de mediana edad por cinco animales heridos o enfermos, los que enviaría a frigoríficos clandestinos.

    En mis campañas descubrí diferentes negociados (hoy más vigentes que nunca) y el más terrible es el que hacen dueños de depósitos de metales y vidrios que tienen amontonados en la mugre a decenas de caballos y los alquilan por hora. Algunos animales con fama de resistentes al regresar de duros recorridos son esperados por otros interesados para sacarlos a trabajar y así sucesivamente, con poco descanso entre ratas, moscas, cucarachas, pulgas, cartones, latas y vidrios. No duran demasiados meses, pero como el acopiador en una semana recupera lo invertido en cada caballo comprado en el mercado negro (actos de cuatrerismo) los vende por pocos pesos a frigoríficos o mataderos que nadie controla, para carne de consumo humano en zonas pobres, donde el kilo llega a bajos precios y otra parte convertida en hamburguesas que comen niños, etc.

    Esto no debe sorprender porque los caballos pocas veces nacen en las villas y tampoco se “heredan” (salvo raras excepciones), en su mayoría han sido robados en otras provincias, además los chatarreros no tienen tiempo para esperar que crezcan y amansarlos, tampoco dinero para alimentarlos, necesitan animales para sacarlos a trabajar inmediatamente y que rindan al máximo.

    LAMENTO QUE ESTE ARTÍCULO INDIRECTAMENTE PROPORCIONE MUCHA LETRA A PÍCAROS QUE VIVEN FRENTE A UNA COMPUTADORA “SALVANDO” ANIMALES CON ALERTAS, PIDIENDO DONACIONES Y POCO COMPROMISO PERSONAL EN EL FOCO DEL PROBLEMA, BUSCANDO “APRENDER” POR INTERNET REVISANDO PÁGINAS AJENAS PARA LUEGO MOSTRARSE COMO “ENTENDIDOS” EN PROBLEMÁTICA ANIMAL, espero que ahora no aparezcan improvisados defensores de los caballos que proliferan por “notoriedad” (NO GENERALIZO, HABRÍA MUCHA GENTE HONESTA) y usen mis palabras y conocimientos como “sabidurías propias” de cosas que ignoraban -LO VEO FRECUENTEMENTE- porque para conocer entretelones hay que tener décadas de estudio colaborando con científicos y estar ligado al mundo del caballo y asuntos de campo; gastar grandes sumas de dinero propio: llevar feas y múltiples cicatrices en el cuerpo de balazos, cuchilladas y agresiones de animales; constante dedicación a actividades ecuestres con caballos de raza -entrenado por expertos-; estar preparado para asesorar establecimientos rurales; con experiencia en (desinteresadas) incautaciones de muchos centenares de caballos maltratados procedentes de actos de cuatrerismo usando equipos especiales, perros adiestrados, un perito veterinario contratado, peones de confianza, auxilio de autoridades y nadie más por cuestiones de reserva. Hay que ejercer defensa racional desprovista de fanatismos, contar con sólidos contactos e informantes entre acopiadores, cuatreros “retirados” y dueños de frigoríficos clandestinos, personas que uno va conociendo a través de procedimientos y detectar depósitos ilegales de equinos; viajar bastante; años de conversaciones con peones rurales, etc., sumado a la condición de periodista de investigación con resonantes casos de corrupción descubiertos en variados asuntos.

    Aclaro que no apoyo el delito pero tampoco delato a los informantes que me señalan trastiendas mafiosas. Un periodista investigador debe estar en la vereda correcta, ser confiable, de vida transparente, insobornable, no influenciable y por ninguna razón traicionar a las fuentes.

    He escuchado que en Santa Fe piden vehículos con motor y otras cosas para dejar de usar caballos (ideas que salieron de unas “iluminadas” de Buenos Aires que ignoran que son MUCHOS MILLARES los equinos, en un país donde se distraen misteriosamente fondos públicos, los hospitales municipales están desmantelados, mueren niños por desnutrición y los ancianos pobres que no pueden comprar remedios ni tienen un techo donde refugiarse), después van a pedir combustible, luego el mantenimiento y todo tipo de “beneficios”, pero lo más repugnante es que políticos de todo el país a través de décadas siguen heredando los mismos dobles discursos, es decir, prometen ayuda a los pobres sólo para ganar tiempo, pasan los gobiernos y ninguno cumple.

    LO PROHIBIDO DEBE ESTAR PROHIBIDO Y PUNTO. LA LEY DEBE SER PARA RICOS Y POBRES, LOS ABUSOS DEBERÍAN TERMINAR Y LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS DE ÁREAS COMPETENTES CUMPLIR SU MISIÓN DE SERVIR A LAS NORMAS VIGENTES, A LA SOCIEDAD EN GENERAL Y NO PERMITIR QUEBRANTAMIENTO DE LEYES. POLICÍAS Y JUECES PENALES NO TIENEN QUE SOMETERSE A CAPRICHOS MUNICIPALES, PERO… SI LA MILONGA ES DIFERENTE Y EXISTEN SECRETAS DIRECTIVAS DEL PODER DE TURNO… EL CAOS ESTÁ ASEGURADO.

    HECHO DE VERGÜENZA: El 20 de septiembre pasado la agrupación “SOS. CABALLOS” de la ciudad de Santa Fe accionó en defensa de un equino y con presencia policial logró el traslado del carro hasta la comisaría de jurisdicción donde un veterinario de la fuerza de seguridad habría revisado al animal COMPROBANDO EL DELITO DENUNCIADO. Por orden de un juzgado de turno los oficiales procedieron a la retener al animal y lo dejaron en custodia de la entidad.

    Pude averiguar en fuentes confiables que EL ESTADO DEL CABALLO ERA LASTIMOSO, conmoviendo al médico policial, procedimiento que posteriormente desencadenó que un denominado Movimiento de Cartoneros realizara una protesta en la autopista a Rosario a la altura de río Salado, cortando ilegalmente el paso de vehículos mediante decenas de carros con caballos cruzados en el camino desde la mañana hasta después de las 18 horas, mientas un delegado actuaba como vocero de los explotadores de animales.

    La batalla legal sería complicada por entretelones políticos. Por un lado el veterinario de la Municipalidad de Santa Fe certificaría falsamente el “buen estado” de innumerables equinos que estarían muy maltratados, respondiendo fielmente (según versiones) a intereses de superiores, mientras el veterinario de la policía santafesina constataría lo contrario.

    IMPORTANTE: el caballo de esta historia estaba deshidratado, desnutrido, con temperatura presuntamente elevada, cicatrices en el cuerpo, daños en los cascos, herraduras defectuosas, problemas en articulaciones y dificultades para apoyar correctamente sus manos, sin embargo hubo quienes defendieron lo indefendible.

    Creo que es hora que la justicia si es verdaderamente independiente ponga un manto de luz (aunque el Intendente y otros políticos “se enojen”) y en cada caso dar informes a la prensa como cuando una persona sufre abusos y lesiones en cautiverio, de esta manera se evitará que aparezcan “voceros” a defender delitos haciendo declaraciones ajenas a la verdad y los medios de prensa tengan primero asesoramiento y no salgan a desparramar cualquier versión y sembrar dudas.

    De acuerdo a averiguaciones realizadas, “SOS. CABALLOS” interceptaría con auxilio policial a equinos excesivamente lastimados e imposibilitados para tirar carros, entonces pregunto: ¿QUÉ HACE EL COLEGIO PÚBLICO DE VETERINARIOS QUE NO INVESTIGA DE OFICIO LAS PRESUNTAS FALSEDADES QUE DOCUMENTARÍA EL “PERITO” DE LA MUNICIPALIDAD? Es más, la presidenta de esa agrupación proteccionista sería una conocida médica veterinaria local pero no le reconocerían sus certificaciones (?), algo inexplicable.

    CONSTE QUE EN ESTE TIPO DE ASUNTOS SOY SEGURAMENTE EL MÁS EXPERTO EN EL PAÍS POR MÚLTIPLES TRABAJOS REALIZADOS (CASI 6OO CABALLOS RECUPERADOS DE MANOS DE INFRACTORES), ADEMÁS RÉCORDS MUNDIALES NUNCA IGUALADOS EN INCAUTACIONES DE FAUNA VIVA, PIELES Y CUEROS SILVESTRES DE LA CAZA FURTIVA Y CONTRABANDO POR MUCHOS CENTENARES DE MILLONES DE DÓLARES, CON DECENAS DE CERTIFICACIONES OFICIALES Y CIENTÍFICAS Y MÁXIMOS RECONOCIMIENTOS INTERNACIONALES, TRAYECTORIA PÚBLICA DESDE 1970 EXTENSAMENTE DOCUMENTADA QUE FIGURA EN VERSIONES TAQUIGRÁFICAS LEGISLATIVAS, LIBROS EUROPEOS, CABLES DE PRENSA EXTRANJEROS, REVISTAS JURÍDICAS Y DE INSTITUCIONES NACIONALES Y PROVINCIALES, EN VARIOS CENTENARES DE DIARIOS DE TODAS PARTES Y PARALELOS TRABAJOS PUBLICADOS ACERCA DE ENSEÑANZA, REHABILITACIÓN, DE DERECHO INTERNACIONAL ANIMAL, COMPORTAMIENTO DE MONOS, LEONES, LOBOS, SERPIENTES, ARÁCNIDOS, GUEPARDOS, ETC.

    Contradictorio: aceptan a un “perito oficial” aparentemente arbitrario y sospechan que podría ser “parcial” una profesional que cumple con su labor médica de socorrer desinteresadamente animales maltratados. Otra pregunta: ¿qué interés puede tener esta veterinaria en retirar de la calle a caballos heridos y enfrentar enormes gastos de dinero en traslados, medicamentos y comida, soportando paralelamente presiones y amenazas, más disgustos en complicados trámites judiciales? Estas mujeres -que no conozco personalmente- trabajan por amor a los animales y HACEN EL TRABAJO QUE LAS AUTORIDADES DE APLICACIÓN ELUDEN FALTANDO A SUS DEBERES DE FUNCIONARIOS PÚBLICOS (el manejo de escritorios de poder permitiría abusos e impunidad), y no me refiero a Santa Fe necesariamente, sino es un mal “folklórico” en todo el país que nos muestra ante el mundo como incorregibles subdesarrollados. Por supuesto, entre funcionarios de actos cuestionables habría otros que trabajan silenciosamente con honestidad.

    Nos hemos acostumbrado a ver que la preocupación política en nuestra sociedad está centrada en trepar a escritorios de poder y rápido montar campañas internas para perpetuarse en escalones más elevados, quedando a un costado el contribuyente que no se siente servido con transparencia e imparcialidad (habría excepciones).

    Los chatarreros asegurarían tener documentos acerca de la “buena salud” de los caballos (?) y protestan porque la entidad, la policía y la justicia los acosarían, “les impiden trabajar” (?), dicen que sufren “abusos” y “robos” (?) de animales que luego “no pueden recuperar”; que “van a cortar las rutas todas las veces que sea necesario”. Piden que los dejen trabajar “tranquilos” (entiéndase: martirizar caballos desnutridos y lastimados), porque es el sustento de sus familias (léase: exigen vista gorda a sus delitos y más impunidad de la que les daría la Municipalidad santafesina).

    SUGIERO RESPETUOSAMENTE A LOS SEÑORES JUECES PENALES QUE SEAN INFLEXIBLES EN CASOS DE COMPROBADO MALTRATO Y NO DEVUELVAN ANIMALES EXPLOTADOS CON CRUELDAD, LOS QUE DEBERÍAN QUEDAR EN TENENCIA DEFINITIVA DE DIFERENTES PERSONAS QUE LOS PROTEJAN SIN USARLOS PARA TRABAJOS. HAY QUE PROCESAR Y CONDENAR RÁPIDAMENTE A LOS INFRACTORES SIN VUELTAS BUROCRÁTICAS Y SIN ACEPTARSE POSIBLES PRESIONES POLÍTICAS.

    LOS EQUINOS DE DUDOSA PROCEDENCIA Y LOS SOMETIDOS A CASTIGOS Y ABUSOS INHUMANOS NO PUEDEN REGRESAR A MANOS DE LOS QUE VIOLAN LA LEY EN NOMBRE DE LA POBREZA. LOS JUECES QUE EN LOS JUICIOS OBSERVAN A VÍCTIMAS Y AUTORES DE DELITOS, TAMBIÉN DEBERÍAN DEDICAR UN MINUTO A MIRAR A CADA CABALLO LASTIMADO Y PENSAR EN DIOS, DARSE CUENTA QUE ELLOS TIENEN EL PODER EN LA TIERRA DE SALVAR A SERES SIN VOZ O CONDENARLOS INJUSTAMENTE A VIVIR TORTURADOS. SÉ QUE EL PODER DE UNA INVESTIDURA HACE OLVIDAR -NO GENERALIZO- A DIOS Y LOS ANIMALES, PERO CON PROFUNDO RESPETO Y COMO CATÓLICO DIGO QUE TODO VUELVE EN LA VIDA.

    Aparentemente otra falsedad habría tomado estado público: los cartoneros reclaman por el destino de “más de 300 caballos” incautados y parece que desde el 2007 a la fecha la entidad “SOS. CABALLOS” no habría llegado a accionar contra 100 casos de maltrato y no siempre los jueces ordenan la retención de los animales. Un informante me hizo saber que los chatarreros han concurrido a reclamar por sus animales en automóviles y motos de alta cilindrada (no me consta, pero en villas de “indigentes” en Buenos Aires hay automóviles y motos que cualquiera no podría comprar), señores que se mostrarían “muy preocupados” por conocer el trato que reciben los animales incautados. Todo teatro barato, les dieron luz verde y ahora…

    De todas maneras, el aumento de los cordones de pobreza es real, millares de niños y ancianos duermen en las calles sin derecho a un techo digno y para ellos están quebrados los sistemas de educación y salud, pero tampoco es cuestión de invadir plazas y paseos públicos, tomar terrenos y viviendas ajenas, instalarse en veredas de barrios céntricos (se observa mucho en Buenos Aires), exigir todo el tiempo planes sociales y subsidios y pretender IMPUNIDAD EN EL MALTRATO DE CABALLOS. La clase política debería arbitrar medidas para erradicar la pobreza, la inseguridad, la anarquía y que terminen los sufrimientos y conflictos entre hermanos en Argentina.

    CARLOS ESTRADA *escritor y periodista de investigación.

    Buenos Aires, Argentina, 26 de septiembre de 2011.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 272 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: