Archive for 23 abril 2020

Formularios y argumentos para negarse a los test y vacunas

El amigo Jesús García Blanca me ha  pasado estos documentos que pueden ser útiles cuando nos quieran deshumanizar para convertirnos en una estadística amañada. Primero intentarán obligarnos a someternos a alguno de los falsitest que nunca han sido validados con el método científico.

La pandemia actual no está basada en la propagación de un virus patógeno, sino en la propagación de test que aleatoriamente dan un porcentaje de positivos. Lógicamente, cuando se diseña un test tiene que dar un porcentaje de positivos que no sea alarmante, pues si diera el 100% de positivos la gente se mosquearía. Tampoco pueden salir todos negativos, ya que entonces no habría forma de asustar a la plebe para que entre mansamente en el redil.

Este pastor de ovejas nos explica con detalle el método que hay que usar para hacer dóciles a los borregos.

 

Como hay gente que se confunde con el nombre, pongo la foto de la mascota Cobi, para que se note la diferencia con el timovirus, que casi tiene el mismo nombre. Del virus no puedo poner la foto, como tampoco se pueden poner fotos de unicornios de verdad, debido a la dificultad que entraña fotografiar a cualquier animal mitológico.

Documento para no someterse a un test peligroso

De conformidad con el RD 463/20, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, en relación con la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio:

EXPONGO

  1. Que no ha sido adoptada, al amparo de la declaración del estado de alarma, medida que suspenda o restrinja en modo alguno mis derechos como paciente o usuario de los servicios sanitarios públicos o privados regulados en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente.

  1. Que el art. 2 de la citada norma establece el principio de que toda actuación en el ámbito sanitario requiere, con carácter general, el previo consentimiento decidido libremente de los pacientes o usuarios, una vez recibida una información adecuada.

  1. Que el art. 4 de la misma norma reconoce mi derecho a negarme a cualquier actuación de tipo sanitaria propuesta.

  1. Que por el personal médico del servicio ________________ del centro sanitario ____________________ me ha sido propuesta la realización de un test de tipo ___________ relacionada con la COVID-19.

  1. Que encontrándome en plenas facultades mentales, y en ejercicio del derecho reconocido en el art. 4 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente, hago constar mi rechazo a la actuación sanitaria propuesta, a los únicos efectos previstos en el indicado art. 4.

En _____________________________, a ____ de ______________ de 202___

firma

Nombre:

Apellidos:

D.N.I.:

Y en este PDF se fundamentan los argumentos de la negativa.

Negarse a los test

Hacer un test es el primer paso, con los resultados programados del test se consigue una buena excusa para inyectar venenos peligrosos. Como los científicos de todo a cien actuales no son capaces de modificar un virus en el laboratorio para convertirlo en patógeno, necesitan asustarte para que vayas a pedir de rodillas que te inyecten los venenos directamente.

Cuando quieran obligar a vacunarse, aún sin haber hecho ningún test, hay que darle al médico el siguiente formulario para que lo firme, a ver si se atreve.

Garantía Emitida por el Profesional Médico sobre la Seguridad de las Vacunas


Yo (Nombre y grado de especialización del médico)_________________________, _____ soy licenciado en medicina con licencia para practicarla en ________________. Mi número de licencia es _______________ , y mi número de identificación profesional es _______________. Mi especialidad médica es ________________________

Tengo una comprensión completa de los riesgos y beneficios de todos los medicamentos que prescribo o administro a mis pacientes. En el caso del paciente (nombre) ___________________________ , de _________años de edad, al que he examinado, encuentro que existen ciertos factores de riesgo que justifican la administración de vacunas que le recomiendo.

La siguiente es una lista de dichos factores de riesgo y las vacunas que le protegerán de los mismos:

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Factor de Riesgo ____________________________________________

Vacuna recomendada ___________________________________________

Soy consciente de que las vacunas comúnmente contienen las siguientes sustancias:

hidróxido de aluminio, fosfato de aluminio, sulfato de amoniaco, anfotericina B

Tejidos animales: de sangre de cerdo, sangre de caballo, cerebro de conejo, Hígado de pollo, hígado de mono, embrión de pollo, huevo de pollo, huevo de pato, serum bovino, betapropiolactona, serum fetal bovino, formaldehido, formalina, gelatina, glicerol, células diploides humanas (que se originan de tejidos fetales humanos abortados), gelatina hidroxilada, timerosal de mercurio (thimerosal, Merthiolate(r)), glutamato monosódico (MSG), neomicina, sulfato de neomicina, indicadores rojos de fenol, fenoxietanol (anticongelante), bifosfato de potasio, monofosfato de potasio, polimixina B, polisorbato 20, polisorbato 80, hidrolizado porcino pancreático de caseína; proteínas MRC5, sorbitol, tri(n)butilfosfato, células VERO , una línea continua de células de hígado de mono y células rojas de ovejas y, por tanto, garantizo que estos ingredientes son seguros para su inoculación en el cuerpo de mi paciente.

He investigado los informes que indican lo contrario, tales como los informes que señalan al timerosal como causa de severo daño neurológico e inmunológico, y encuentro que no son creíbles. Soy consciente de que algunas vacunas han sido contaminadas con virus de simio SV 40 y que el SV 40 está causalmente relacionado, por parte de algunos investigadores, con el linfoma de Hodking y mesoteliomas en humanos así como en animales de experimentación. Yo garantizo, por lo tanto, que las vacunas que empleo en mi consulta no contienen SV 40 ni ningún otro virus vivo. De otro modo, garantizo que los dichos virus SV 40 no suponen riesgo alguno para mi paciente.

Garantizo, por lo tanto, que las vacunas que recomiendo para el cuidado del paciente con nombre _______________ _______________________ no contienen tejidos abortados de fetos humanos.

Con el objeto de proteger la salud de mi paciente, he tomado los siguientes pasos para garantizar que las vacunas que uso no contienen contaminantes que puedan causarle algún daño.

____________________________________________________________________

____________________________________________________________________

____________________________________________________________________

____________________________________________________________________

He investigado personalmente los informes hechos al VAERS (Sistema de Informes de Efectos Adversos de las Vacunas) y aseguro que en mi opinión profesional, las vacunas que estoy recomendando para la administración a niños de menos de 5 años son completamente seguras.

Las bases para esta opinión están recogidas en el anexo A “Bases del Profesional Médico para la opinión profesional sobre la seguridad de las vacunas”). (Por favor, se ruega recoger la opinión de forma separada sobre cada vacuna recomendada a cada niño de menos de 5 años).

Anexo los artículos de revistas profesionales en los que me baso para mi opinión sobre la seguridad de las vacunas.

Los artículos de revistas profesionales que he leído que contienen opiniones contrarias a mi opinión sobre la seguridad de las vacunas están en el anexo C “Artículos científicos contrarios a la opinión del médico sobre la seguridad de las vacunas”.

Las razones para determinar y concluir que los artículos recogidos en el anexo C son inválidos están expuestos en el anexo D “Razones de profesional para determinar la invalidez de las opiniones adversas a la seguridad de las vacunas”.

Hepatitis B

Soy consciente, y estoy informado, de que el 60 por ciento de los pacientes que son vacunados contra la hepatitis B perderán los anticuerpos detectables a la hepatitis B en el transcurso de 12 años. Entiendo que en 1996 sólo el 54% de los casos de hepatitis B fueron reportados al CDC en el grupo de edad de 0 a 1 año. Entiendo que en el VAERS fueron reportados un total de 1080 casos de reacciones adversas a la vacuna de hepatitis B en 1996 en el grupo de edad de 0 a 1 año, con 47 casos de muertes reportadas.

Entiendo que el 50% de los pacientes que contraen Hepatitis B no desarrollan síntomas tras la vacunación. Entiendo que el 30% desarrollarán síntomas similares a la gripe y tendrán inmunidad de por vida. Entiendo que el 20% desarrollarán los síntomas de la enfermedad, pero que el 95% se recuperarán completamente y tendrán una inmunidad de por vida.

Entiendo que el 5% de los pacientes que son expuestos a la hepatitis B se convertirán en transmisores crónicos de la enfermedad. Entiendo que el 75% de los transmisores crónicos desarrollarán enfermedad crónica de hígado o cáncer de hígado, en un período de 10 a 30 años de infección severa.

Los siguientes estudios científicos han sido realizados para demostrar la seguridad de la vacuna de la hepatitis B en niños en edad de menos de 5 años:

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

Además de las vacunas recomendadas contra los riesgos arriba citados, he recomendado otras medidas no vacunales para proteger la salud de mi paciente y he enumerado dichas medidas no vacunales en el Anexo E, “Medidas no vacunales para proteger contra los factores de riesgo”. Estoy emitiendo este certificado de garantía médica en mi responsabilidad como médico de paciente con nombre ________________________________.

A pesar de la entidad legal bajo la cual practico la medicina, estoy emitiendo esta declaración en mi capacidad tanto profesional como individual, y por lo tanto, prescindo de cualquier inmunidad en el marco de ley común, constitucional, tratado internacional y cualquier otro tipo de inmunidad existente para estos casos.

Emito este documento por mi propia voluntad tras consulta con un consejero legal competente cuyo nombre es __________________ , un profesional legal admitido en el Colegio de Abogados __________________ .

Firmado el __________________ en __________________

Testigos: __________________  Fecha

Un artículo relacionado del amigo Jesús

¿Es la COVID19 una enfermedad contagiosa?

Un vídeo para entender realmente qué es un virus

El cuento chino del virus chino (segunda parte)

He tenido que escribir la segunda parte del mayor cuento chino de la historia, debido a que en la primera parte hay 600 comentarios y la página se ralentiza. La primera parte: El cuento chino del virus chino

Aprovecho para comentar este artículo del País que me ha copiado esta mañana un lector.

Los que nacimos en la primera mitad del siglo XX sabemos que los periódicos oficiales del Régimen hay que saberlos interpretar. Hay que fijarse más en lo que omiten que en lo que dicen. Lo mismo ocurría con el Pravda en tiempos de la Unión Soviética o el NODO con el Generalísimo.

El problema es que la gente ya no lee y en todos los canales de televisión dicen lo mismo. Todos se dedican a difundir el timo que esté de moda con la mayor desfachatez. Yo los comprendo, nadie muerde la mano que le da de comer.

El artículo del País se dedica a crear el pánico poniendo un gráfico que dice que está muriendo mucha más gente de la habitual. Aquí lo pongo, con el enlace para entrar a la página.

7 de abril

Este gráfico está actualizado hasta el 7 de abril, y vemos que a finales de marzo se produjo un pico de muertos que superó los 2.100 diarios.
Yo que soy muy curioso, pongo el mismo gráfico actualizado hasta el 1 de abril y veo que el pico de muertos de finales de marzo no supera los 1.700

Aquí pongo el gráfico y el enlace para ir a la página.

31 de marzo

Pero al poner el gráfico actualizado hasta el 16 de marzo sale una cifra de 900 muertos que en los gráficos siguientes ha sido eliminada.

Aquí pongo el gráfico y el enlace para ir a la página.

16 de marzo

El ver incoherencias tan grandes en los 3 gráficos de la misma web y con tan pocos días de diferencia, me ha recordado la famosa frase: hay pequeñas mentiras, grandes mentiras y estadísticas.

Cuando tengamos datos fiables del Instituto Nacional de Estadística me comprometo a escribir un artículo titulado “El virus que salvó miles de vidas”.

Pero, hasta admitiendo que durante 15 días hubieran muerto 500 personas más al día de las habituales (cosa poco probable), seguiría siendo una excusa absurda para parar el mundo y darle la puntilla a la economía mundial que ya estaba quebrada. La destrucción del tejido productivo que va a ocurrir debido a las drásticas medidas de un Gobierno con menos luces que un vespino, va a firmar la sentencia de muerte de este país. Sin ese tiro de gracia hubiera sido muy difícil recuperarse de la situación de quiebra actual, pero ahora no nos salva ni un milagro.

Hablando de milagros, va el Papa y dice lo siguiente: Pope Francis: Pandemic Could Be ‘Nature’s Revenge’ For Ignoring Climate Change

Parece ser que el Vicario de Cristo en la Tierra ha cambiado de oficio y se ha hecho mayordomo de los amos. Y el primer encargo que le han dado es que haga un publirreportaje sobre los dos últimos timos que están de moda: el calientacuento y el timovirus.

Debería ser más cauto y no engañar a sus mil millones de seguidores dando credibilidad a dos timos diferentes en una sola frase. Aunque tampoco se puede esperar demasiado del jefe de una religión que venera el Santo Prepucio como una de sus reliquias.

Cada vez es más difícil separar la ciencia de la religión. La ciencia actual pretende que creamos que un virus puede contagiar a personas sanas como dogma de fe, sin ninguna evidencia científica que lo respalde.  Y la religión refuerza ese fraude científico aprovechando que su clientela tiene grabado en su subconsciente el principio de autoridad, conocido en este caso como “La infalibilidad del Papa”. Dios los cría y ellos se juntan.