Archive for 5/01/19

Patatas fritas igual de sanas que hervidas

En mi larga y ancha vida nunca he conocido a nadie que supiera freír patatas. Si ves en Internet algunos vídeos de los que se llaman buenos cocineros friendo patatas, dan ganas de llorar. Para poder comer patatas fritas y vivir cien años hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

1 – Hay que disponer de una freidora de patatas que obligatoriamente debe cumplir los siguientes requisitos:

  •  Debe tener control de temperatura que pueda bajar cerca de los 100 grados. Esto es indispensable.
  •  El depósito donde va el aceite debe ser de acero o porcelana, y tiene que poder sacarse para vaciarlo y limpiarlo.
  •  La cesta donde van las patatas tiene que ser de acero.
  •  La capacidad debe de ser de 4 litros como mínimo. Los que no acostumbramos a cometer incompatibilidades, cuando comemos patatas lo hacemos como plato único y ensalada. Yo tengo una freidora de 4 litros y poniendo la cesta a rebosar dos dedos por encima de su capacidad, salen justo dos platos como el de la foto. O sea, con una freidora de 4 litros viene justo para que coman dos personas sin pasar hambre.

2 – Siempre hay que freír con aceite de oliva. Todo el mundo fríe con aceite de girasol, con lo que consiguen que a los 5 minutos el aceite sea veneno. Para empeorar la situación, en casi todos los sitios tardan semanas en cambiar el aceite, así el veneno se va concentrando hasta llegar a tener una toxicidad muy potente. Si quieres saber de qué veneno hablo, pregúntale a tu estómago cómo le han caído los churros del domingo por la mañana. Sigue leyendo