Archive for 27 octubre 2018

¿Es el ser humano vegetariano, omnívoro o carnívoro?

Un lector me ha pedido mi opinión sobre las cosas que se afirman en este artículo.

Como el artículo es largo y toca muchos puntos, lo mejor es despiezarlo y dar mi opinión de cada trozo.

Para que se puedan distinguir con comodidad los fragmentos del artículo de mis opiniones, los párrafos del artículo los pondré en azul y mis opiniones en negro.

En el artículo dicen:

La carne, la sangre, la grasa, el tuétano, la médula, los sesos y las vísceras, presidieron y alimentaron el desarrollo de nuestra inteligencia, y contribuyeron a su vez a hacer de nosotros depredadores cada vez más eficaces”.

Los antiguos homínidos, desde su origen simiesco y predominantemente frugívoro, fueron ascendiendo peldaños hasta colocarse en lo alto de la pirámide trófica el momento en el que dejaron de ser presa de otros depredadores.

La carne y la caza, junto con otros factores (como los rítmicos vaivenes del frente glacial, el uso de herramientas y fuego, la necesidad de cuidar a crías muy indefensas y la aparición de la vida social), explican la aceleración evolutiva sin precedentes que experimentaron los homínidos, llevando al cabo “saltos genéticos” sin parangón en el mundo animal.

Las frases anteriores me parecen poco coherentes: comer carne no nos puede hacer depredadores más eficaces, pues para poder comer mucha carne ya tenemos que ser eficaces. Están poniendo el carro delante de los caballos. Sigue leyendo

Carta abierta a VOX respecto a la obligatoriedad de las vacunas

He leído las 100 medidas que propone el partido en su web y que se pueden leer aquí.

Dichas propuestas me han parecido un vendaval de aire fresco, de lógica económica, de sentido común y de planificar el futuro de España teniendo los pies en el suelo.

Acostumbrado a la cloaca en la que chapotean el resto de partidos, con su corrección política y sus líderes acomplejados, me resultaba difícil de creer que todavía queden personas que se atrevan a poner por escrito las cosas que necesitan urgentemente España y los españoles. Por decir esto me tacharán de facha, xenófobo y nazi, afortunadamente la opinión de los demás no me importa en absoluto.

Mi carta es para decirles que en las 100 medidas sobra una sola palabra. Parece poco importante una sola palabra, pero no lo es, como intentaré explicar más tarde.

Aparte de esa palabra importante, hay un par de medidas que no me gustan, pero ya soy adulto y sé que la perfección no existe en este valle de lágrimas. Como las medidas que no me gustan no son obligatorias, puedo aprobar el conjunto, que está a años luz de las propuestas del resto de aspirantes a destruir el país y a sus ciudadanos.

En la medida 56 dice lo siguiente: Las vacunas infantiles serán obligatorias y gratuitas. En esa frase sobra la palabra “obligatorias”.

Voy a intentar esgrimir las razones por las que las vacunas no pueden ni deben ser obligatorias:

1 – En España las vacunas no son obligatorias. Ningún tratamiento médico lo es. Solo un juez puede forzar un tratamiento en menores en situación de peligro inmediato para su salud. Si no hay una amenaza real, como por ejemplo una epidemia, legalmente no se puede obligar a nada. Esta ley no está puesta por capricho, sino que contempla razones de peso.

Como no existe un consenso científico sobre la efectividad y seguridad de la vacunación, sería injusto violar el derecho a la integridad física de las personas imponiendo la vacunación obligatoria sin que haya evidencia científica sobre su necesidad, su eficacia y, sobre todo, su SEGURIDAD. Sigue leyendo

Por qué las personas tienen defectos de nacimiento y los animales salvajes no

Es curioso que los animales salvajes siempre hacen lo que deben hacer. Nunca hacen nada que perjudique a su salud, a su especie, a sus crías, a la naturaleza o al propio planeta.

En cambio, la mayoría de los seres humanos, ni una vez en toda la historia ha hecho lo que más les convenía. Como si estuvieran influidos por una maldición, las personas siempre escogen la opción que más daño va a causar, tanto a ellos mismos como a sus descendientes, y si pudieran destruirían toda la galaxia.

La gran diferencia entre personas y animales obedece a los defectos que los humanos traen de fábrica y que los animales no tienen. Si buscamos la razón de esta enorme diferencia enseguida la encontramos: los animales no pueden razonar y las personas nacen con el defecto de poder hacerlo. Si el razonamiento se usara correctamente no sería un defecto, pero como desde el principio se ha usado mal, ha sido el causante de que seamos la única especie enferma, acomplejada, débil, destructiva, amargada, ignorante, que anda con prisas sin saber a dónde va.

¿POR QUÉ RAZONAN LOS HUMANOS Y LOS ANIMALES NO?

Es evidente que los humanos no llegaron a razonar a través de la evolución, para eso se necesitarían unos cuantos cientos de millones de años.

Tenemos ejemplos de algunos primates que después de varios millones de años de evolución empiezan a hacer razonamientos sencillos, como usar un palo o una piedra para romper nueces. Y quizá ni siquiera se puedan encuadrar esas acciones dentro del razonamiento, sino que puede que haya sido un aprendizaje que se transmite por imitación.

El nivel del potencial del razonamiento humano, aunque no se use o se use mal, necesitaría cientos de millones de años de evolución. Por tanto, hay que admitir que el razonamiento nos ha llegado debido a una mutación por un hecho traumático (cosa poco probable), o nos ha sido implantado artificialmente por otros seres.

Quién nos ha implantado el razonamiento y para qué, a estas alturas de la película para nosotros carece de importancia, pero podemos esbozar algunas posibilidades como un divertimento. Sigue leyendo