Archive for 5/05/18

En sanidad la gran mayoría son mujeres ¿Por qué permiten los abusos de la “manada” de las farmacéuticas?

Al ver las manifestaciones masivas en la tele porque han sentenciado a 9 años a unos impresentables, me he hecho a mí mismo unas preguntas:

Si por un acto que no ha producido lesiones piden 20 años de cárcel y 9 les parece muy poco ¿cuántos años tendrían que pedir si el resultado fueran miles de muertes con premeditación, abuso de autoridad, alevosía y reincidencia?

Si las feministas piden que se eduque a los jueces con las teorías de género ¿Por qué no empiezan por educar a las mujeres sanitarias para evitar dolor, sufrimiento y muertes innecesarias de muchos miles de mujeres cada año?

Si por la muerte de entre 50 y 60 mujeres anuales se ha hecho un pacto de Estado y se han destinado mil millones de euros ¿Qué habría que hacer para evitar un número de muertas mil veces mayor cada año? ¿O es que hay muertas de primera y segunda clase?

Si la superioridad en número y fuerza de la “manada” ha sido suficiente para considerarlo abuso, sin que mediara violencia, intimidación o amenazas ¿No será un abuso infinitamente mayor tener al servicio de la Farmafia a todos los canales de TV? ¿No se consideran amenazas denunciar ante un juzgado a cualquiera que discrepe públicamente de la versión oficial del cáncer? Para muestra un botón: Carta abierta al PSOE

En respuesta a mis propias preguntas voy a proponer algunas cosas a las feministas que van a salvar a muchos miles de mujeres cada año, evitando a la vez toneladas de sufrimiento y desdicha.

Las mujeres deben saber que la medicina oficial está basada en grandes fraudes científicos heteropatriarcales y machistas. En la cúpula de las grandes farmacéuticas no hay mujeres, sólo hay varones inhumanos que adoran al Dios Dinero.

Tumbar al patriarcado machista de la Farmafia es muy fácil. Hay que aprovechar que la medicina oficial alardea de ser la única que cumple el método científico. Como la gran mayoría de los diagnósticos, protocolos y tratamientos no están basados en evidencias científicas, sino en fraudes criminales que se pueden comprobar, la gran mayoría de mujeres sanitarias deben empezar a pedir cada día las referencias primarias de los estudios que deberían respaldar cada tratamiento, pero que no existen o han sido manipulados.

Se van a sorprender de la gran lista de fraudes científicos que están matando miles de mujeres al año y expoliando miles de millones de las arcas públicas.

Cito algunos fraudes como muestra gratuita:

No existe el estudio que demuestra el aislamiento del virus VIH.

Tampoco se encuentra la evidencia científica de que el VIH causa el Sida.

Supongo que sabrán que, a pesar de que ya se ha demostrado que el nivel de colesterol no contribuye a un número mayor de accidentes cardíacos, los médicos siguen recetando estatinas, de las que sí que hay evidencias de graves efectos secundarios.

El virus de la hepatitis C, ni se le encuentra ni se le espera. Pero ha servido para aligerar las arcas públicas de muchos millones cada año.

Lo mismo ocurre con el PSA de la próstata. Se ha demostrado repetidamente que no sirve para nada, pero se siguen biopsiando hombres sanos, porque las cifras mágicas del PSA salen altas. Es como si fuera un mal de ojo, que se puede medir con el PSA.

También hay estudios que no dejan lugar a dudas de que el cribado de cáncer de mama con las mamografías produce mucho más daño que beneficios, pero siguen las campañas a todo trapo, desoyendo el rigor científico y empujando a miles de mujeres a un protocolo que no les conviene.

Este vídeo lo explica con detalle.

Y ya que hablamos de cáncer, me haría mucha ilusión poder leer algún estudio que demuestre que la quimioterapia obtiene mejores resultados que el mismo tipo de cáncer no siendo tratado con nada.

Curiosamente, el cáncer de mama es el número uno, siendo el doble de casos que el segundo cáncer, que es el de colon. Se hace una propaganda despiadada para llevar a las mujeres al degolladero de las mamografías, con cartas incluidas mandadas a domicilio. Y con ese protocolo se consigue catapultar al cáncer de mama al número uno del ranking, hinchando los números con diagnósticos falsos y provocando cánceres por radiación.

Ya han sacado una nueva maquinita para aumentar el número de víctimas de cáncer de mama. Aquí se puede leer.

Me pongo a disposición de las asociaciones feministas para salvar a miles de mujeres de las garras del machismo científico opresor y fraudulento. Si tienen alguna duda sobre cualquier fraude científico, yo se lo aclararé gratuitamente con sumo placer.

Mujeres sanitarias, en vuestras manos está el destino de miles de mujeres que están sufriendo abusos, sufrimiento y muerte. No defraudéis a vuestras compañeras. ¡Exigid las evidencias científicas de todos los tratamientos!

Las asociaciones feministas deberían recomendar a las mujeres que no fueran a hacerse mamografías. Cuando les diagnostican un cáncer, deberían pedir las referencias primarias del tipo de quimio que les quieren meter, así se darían cuenta que la quimio no ha curado nunca a nadie.

Otra recomendación barata, eficaz y sencilla es recomendar a las mujeres que se tomen dos cucharadas de semillas de lino cada día. Con ello reducirán a casi cero el cáncer de colon, que es el segundo cáncer en importancia por número de casos.

Espero que todas las miles de mujeres que salieron en las manifestaciones en la tele estuvieran allí para luchar por el bienestar de las mujeres y no por otros intereses inconfesables, porque entonces estaríamos en el buen camino para reducir el sufrimiento y las muertes estúpidas e innecesarias de miles de mujeres.

Si las mujeres sanitarias y las que dirigen a las feministas no hacen caso de mi llamada desesperada para salvar miles de vidas, en mis próximos escritos me veré obligado, a mi pesar, cada vez que hable de las malas prácticas de la Farmafia, a utilizar el lenguaje inclusivo de corruptos y corruptas.

Anuncios