Dos estudios científicos demuestran que los antibióticos arrasan con todo

La primera noticia titulada  Encuentran altas concentraciones de antibióticos en tres especies de buitre dice así:

Un equipo de científicos españoles ha hallado altas concentraciones de antibióticos en la sangre de ejemplares de tres especies diferentes de buitre, lo que podría constituir uno de los factores que causan la regresión de estas poblaciones en España.

El trabajo, cuyas conclusiones aparecen publicadas en el último número de la revista “PLoS ONE“, revela la presencia de altas dosis de cinco antibióticos distintos en ejemplares de buitre leonardo, buitre negro y alimoche que habitan en las provincias de Segovia y Madrid.

El equipo de científicos, que lidera el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Guillermo Blanco, encontró restos de estos fármacos en el 12 por ciento de 50 ejemplares de buitre leonado, en el 57 por ciento de 49 individuos de buitre negro, y en el 40 por ciento de los 25 alimoches.

En un primer momento, los investigadores hallaron restos de estos antibióticos en cadáveres de cerdos procedentes de la ganadería intensiva, que constituyen una base importante de la alimentación de las aves carroñeras.

Las concentraciones de antibióticos en el ganado son el resultado de suministrar grandes cantidades de drogas veterinarias, en especial antibióticos (antimicriobianos), para el tratamiento de enfermedades que pueden causar pérdidas económicas.

Asimismo, los científicos comprobaron que estos fármacos provocan en las aves carroñeras una alteración de la flora normal y la adquisición de patógenos como hongos y bacterias, efectos similares a los observados en humanos cuando estos medicamentos se usan de forma inadecuada.

De las tres especies estudiadas, el buitre negro es el más afectado, según se desprende de la investigación, con ejemplares encontrados en un “pésimo estado de salud” e infectados por patógenos asociados a la presencia de antibióticos.

La necropsia de ejemplares de buitre negro hallados muertos también reveló la presencia de antibióticos en el hígado de estos animales, así como lesiones en el riñón y en el hígado, y la degeneración de los órganos del sistema inmune.

La segunda noticia sobre el mismo tema: 

Los antibióticos bombardean el intestino y destruyen su inmunidad innata

Extracto de la noticia:

El tratamiento con antibióticos podría poner en peligro la inmunidad innata del intestino, lo que explicaría por qué se producen infecciones con bacterias resistentes a este tipo de medicina, según un artículo publicado hoy por la revista científica británica Nature.

Investigadores del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (EEUU), liderados por Eric Palmer, estudiaron la causa de este tipo de infecciones de bacterias resistentes a antibióticos, una complicación de la toma de antibióticos de amplio espectro que aumenta los daños en la salud de los pacientes hospitalizados.

CONCLUSION

Tanto los médicos, la industria, y el público en general usan los antibióticos como si fueran gominolas. Las graves consecuencias de este comportamiento están destrozando la salud y el sistema inmunitario de la raza humana. Es posible que cuando se quieran tomar medidas la especie humana haya sufrido desperfectos irreparables.

Los antibióticos no son un medicamento más, son una bomba de relojería con espoleta retardada que está minando la esperanza de supervivencia de la raza humana. Estoy seguro de que a la mayoría que lea esto le parecerán unas afirmaciones exageradas y alarmistas. Les aconsejo que no echen en saco roto estas palabras y que utilicen el razonamiento lógico con el que sólo van equipados los seres humanos para tratar de vislumbrar el precipicio que hay al final de la senda.

Están los antibióticos que se administran -la mayoría sin ser necesarios-, y otros que se usan contra enfermedades virales contra las que no pueden hacer nada en absoluto. A esos hay que sumarle todos los que circulan por la cadena alimentaria, que mezclados con el cloro del agua del grifo, los aditivos alimentarios, los edulcorantes mortíferos, los disruptores endocrinos, y el resto de los medicamentos, matarían a un elefante en pocos meses.

Gracias a la potencia de estos venenos, y aunque parezca increíble, esta generación va a tener el honor de romper la tendencia gracias a la cual cada generación aumentaba su esperanza de vida respecto de la anterior. Esto que ha ocurrido sin interrupciones durante cientos de años, en una sola generación quedará pulverizado.

A pesar de toda la ciencia, medidas de higiene, alta tecnología sanitaria y montañas de millones en gasto sanitario, los jóvenes de hoy vivirán menos años que sus padres, y sobretodo, con una peor calidad de vida.

Artículos relacionados

Medicamentos peligrosos para la salud y el bolsillo

Psicofármacos: ¿estamos drogando a nuestros hijos?

 

Este medicamento lo recomienda… la farmacéutica

One response to this post.

  1. […] Dos estudios científicos demuestran que los antibióticos arrasan con todo […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: